Buzón de Voz

La puerta de salida

Quizás algún día, en cualquier libro de historia mínimamente riguroso, aparezca una breve referencia a la llamada Conferencia de Paz de Donostia, celebrada el 17 de octubre de 2011. A ella acudieron, entre otros, un ex secretario general de Naciones Unidas; dos exjefes de Gobierno europeos; varios exministros de distintos países democráticos; representantes de los empresarios, de los sindicatos, de la Iglesia y de numerosas organizaciones sociales, así como dirigentes de todos los partidos políticos vascos a excepción de dos: Partido Popular y UPyD. Las personalidades internacionales promotoras de la citada conferencia hicieron público un documento en el que llaman a ETA a abandonar definitivamente el terrorismo y, sólo después de producirse ese paso, instan a los gobiernos español y francés a dialogar "exclusivamente" sobre "las consecuencias del conflicto". Por primera vez, la antigua Batasuna asume una exigencia expresa a ETA para que renuncie para siempre a la violencia. Descontado el evidente provecho electoralista que la izquierda abertzale pretende sacar a ese llamamiento, lo que hace la conferencia es indicar a la banda la única puerta de salida a sus cinco décadas de actividad criminal. Quienes siguen hablando de "rendición de los demócratas" o "equidistancia inmoral" son los mismos que el exlehendakari José Antonio Ardanza denuncia en sus memorias como "manipuladores del dolor de las víctimas". La historia pondrá a cada cual en su lugar.