Cartas de los lectores

8 de noviembre

El candidato olvidadizo
El candidato del PP, Mariano Rajoy, afirma que él es el futuro y Ru-
balcaba el pasado. No sabemos si Rajoy está comparando la edad, la experiencia política y las responsabilidades parlamentarias y de gobierno, pues seguramente nunca antes se hayan enfrentado dos candidatos prácticamente iguales en todos esos parámetros. Tampoco sabemos si Rajoy está comparando su proyecto con el de Ru-
balcaba, pues de este último sabemos ya bastante, pero del de Rajoy sólo conocemos vaguedades, generalidades e indefiniciones. La última de ellas, que abarca todas, ha sido la típica propuesta catch
all (atrapalotodo), que busca ante todo hacerse con el poder más que hacer política: el llamamiento que hizo en Leganés para que le voten "todos los españoles, piensen lo que piensen, sientan lo que sientan y hayan votado antes lo que hayan votado". No se puede ser más vago, genérico e indefinido.
Franci Xavier Muñoz /  Madrid

Son otras cosas las que interesan, no el color de la corbata
Que si miden tanto y tienen cual peso, que si les gusta tomar vino o agua en la comida, que si comen postre o se mantienen alejados del dulce, que si practican tal deporte varias veces a la semana, que si cuidan más o menos su estética…
En fin, todo un abanico de cuestiones personales acerca de los candidatos a las próximas elecciones que, en mi opinión, despiertan escaso interés en una población golpeada y preocupada por los efectos de una crisis de la que, hasta ahora, parece desprenderse una certidumbre: la merma de las posibilidades y condiciones de vida de los ciudadanos.
Asimismo, ¿no resulta desmesurada y fuera de lugar la preparación escénica para llevar a cabo los debates televisivos entre aspirantes de diferentes partidos? De momento, aún no conozco a nadie que haya cambiado el sentido del voto debido al diseño de una corbata o la altura de una mesa. Son otras cosas las que interesan.
Alejandro Prieto Orviz
Gijón (Asturias)

Votar por lo esencial
en la próxima legislatura
Para las próximas elecciones todo el mundo piensa en salvar la crisis, pero desgraciadamente eso no depende ni de este Gobierno ni del próximo, y es algo que cualquiera puede leer en la prensa nacional o extranjera. España está mal, pero Italia está peor, tal como han dicho los dirigentes del G-20 el pasado fin de semana, donde han alabado la labor de nuestro Gobierno socialista y le han puesto las pilas a Berlusconi.
Como decía Jorge Manrique, hay que "avivar el seso y despertar" a la hora de dar nuestro voto. Pero, sobre todo, hay que votar para evitar una mayoría absoluta de quien no va a solucionar esta crisis pero sí puede, y ya lo está haciendo en las autonomías donde gobierna, destrozar el Estado del bienestar.
Ursino Ugarte
Madrid

Aguirre y su ataque a la comunidad educativa de Madrid
"La formación se ha de basar en el esfuerzo y el talento, hay que buscar la excelencia y no se puede igualar por abajo como hacen los socialistas", ha afirmado Esperanza Aguirre. Tamaño disparate sólo puede provenir de alguien profano en materia educativa.
El esfuerzo no es base de nada, sino inevitable condición ligada a cualquier tarea conducente al desarrollo. Y el esfuerzo no debe soportarse individualmente sino en grupo, pues no debemos olvidar que vivimos en sociedad; tanto en la educación secundaria como en la universitaria o en la formación profesional, es en el grupo donde mejor pueden germinar los talentos individuales y la imprescindible conciencia colectiva que hace eficaz a una comunidad.
La educación es una tarea que nos concierne a todos, no a un grupo de "excelentes". Y no hay un solo talento, sino múltiples talentos que se escapan al raquítico criterio de Esperanza Aguirre. No hay que agasajar el aparente talento, sino descubrir los talentos ocultos y ayudarlos a crecer. No se trata de ser el mejor del mundo, sino de ser el mejor que uno puede llegar a ser, con todos los matices que enriquecen la personalidad de cada uno y bajo la necesaria tutela de una comunidad educativa sabiamente dotada. Dejar en manos de Aguirre la fundamental tarea de inocular el conocimiento en el conjunto de la sociedad madrileña es una irresponsabilidad temeraria; sobre todo cuando somos conscientes de que no hay nadie de su entorno que la desdiga y que la haga entrar en razón.
Espeluznante es el elogio encendido de nuestro futuro presidente de la nación, don Mariano Rajoy, dedicado al atroz atentado que el PP ha perpetrado contra la comunidad educativa en la capital. Yo recomendaría a la presidenta madrileña, y a todo su séquito de palmeros, que acudieran cuanto antes a un curso de Formación para Formadores. Yo mismo me ofrezco gentilmente para impartirlo.
Mario López Sellés
Madrid

Derechos limitados,
¿hasta dónde?
En referencia a las recientes noticias sobre los impedimentos impuestos por la policía municipal a la libre circulación de los ciudadanos para acceder a una concentración delante de la Consejería de Educación de Madrid luciendo camisetas del color que sea con consignas en defensa de la escuela pública, hay que tener en cuenta que en ningún país de Europa está limitado el derecho de expresarse de tal forma excepto en España. Que se sepa.
Robert Abbott
Madrid