Cartas de los lectores

8 de diciembre

Hay que importar empresarios europeos
Escuchando a los capitanes que mandan entre los empresarios, Joan Rosell o su vicepresidente Arturo Fernández, llego a la conclusión de que existe una abismal diferencia entre lo que en España y el resto del mundo se considera empresario. En otros países, estos no se meten tanto en política, ni se dedican a opinar sobre los recortes sociales en sanidad o en educación.
Tampoco me explico por qué extrañas circunstancias la CEOE no está presidida por alguien como Juan Roig, presidente de Mercadona, que es un ejemplo antes y después de la crisis. Nos sobran especuladores y artistas del pelotazo. Sinceramente, ¿alguien es capaz de creerse que abaratando el despido se generarán puestos de trabajo? Así lo único que obtendremos será un aumento del beneficio de algún empresario y más precariedad en el empleo. Dada la escasez, ¿por qué no importamos empresarios de otros países europeos?
Eduardo Calavia
San Fernando (Cádiz)

La crisis y la actitud de las cajas de ahorros
Las entidades financieras no saben por qué son ellas las que tienen que cargar con el peso del pago del fondo de rescate de las entidades financieras, es decir de la crisis. Esto suena muy rocambolesco y bastante cínico por parte de estas entidades, las mismas que han necesitado la mayor parte de esos fondos para su saneamiento, y que en teoría eran y son entidades sin ánimo de lucro. ¿Sin ánimo de lucro para quién? ¿Para los ciudadanos que han invertido sus ahorros en ellas? Porque para sus dirigentes es obvio que sí han sido entidades con ánimo de lucro, incluso a la hora de salir de ellas. Por otro lado, ¿quiénes dieron préstamos hipotecarios sin garantías, convirtiendo esos activos en tóxicos, sino estas entidades financieras? ¿O resulta que los culpables son los clientes de esos bancos que aceptaron esas hipotecas para la compra de su casa, sobrevalorada en un 200 o 300%? El cinismo de los dirigentes de estas entidades es tal que da vergüenza ver cómo entran a reunirse con el futuro presidente del Gobierno para articular soluciones de salida de la crisis, y mientras tanto se vanaglorian del reparto de dividendos ante sus accionistas.
Manuel Miguel Torralbo Contreras
Valencia

El gasto sanitario y las propuestas de CiU
Tengo una propuesta alternativa a la del consejero de Salud de Catalunya que propugna imponer una inconstitucional obligación de suscribir una póliza privada de seguro a determinados beneficiarios del Sistema Nacional de Salud: sugiero que el Sistema Público de Salud cobre a los seguros médicos privados los gastos de atención médica y quirúrgica prestada a asegurados que tienen voluntariamente una póliza privada.

Con esta sencilla medida, de una legalidad y justicia inatacables, la sanidad pública conseguiría unos ingresos ingentes, que evitarían los recortes de derechos, el deterioro en la asistencia y muy probablemente muchas muertes.
La inmensa mayoría de los que tienen una póliza privada de salud y al mismo tiempo son beneficiarios del sistema público, hacen uso de los servicios de este último cuando les conviene, que suele ser precisamente cuando el problema de salud es más grave y su atención mucho más costosa, lo que permite a los aseguradores privados ahorrar enormes cantidades a cuenta de la sanidad pública.
Por supuesto, esto sirve para toda España. ¿Hace falta que les diga por qué creo yo que ese prestigioso economista que dirige la economía de la Generalitat de Catalunya no se ha percatado de esa solución?
Bernardo Fernández Fernández

La situación del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona
Corren tiempos difíciles para el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). Su director desde 1994, Josep Ramoneda, será destituido. El nuevo director será elegido a dedo por el presidente del centro, Esteve Martorell (CiU), una decisión que no ha gustado nada al sector artístico, que reclama un concurso internacional. Lo que más me ha sorprendido han sido las declaraciones del que ha sido hasta enero el subdirector del centro, Rafael Vilasanjuan, quien aseguró que durante la época del tripartito les plantearon desde la Generalitat que se vinculase la Sardana al Festival Sonar. Quieren inculcarnos la cultura catalana a base de bien y no se dan cuenta de que los catalanes hablamos catalán y fomentamos nuestra lengua como y cuando queremos, no cuando una institución nos lo dice. Es la cultura como arma propagandística. Con esta decisión han dejado claro que les importa poco la imagen que durante años se ha forjado el CCCB: un referente único dentro del panorama museístico catalán. Puedo estar de acuerdo con renovar la dirección del centro, pero que se haga teniendo en cuenta la calidad y su apuesta cultural, no la ideológica.
Jordi Álvarez Blanco
Badalona (Barcelona)

Una propuesta alternativa para el mensaje navideño del rey
¿Y si este año el entrañable mensaje lo hicieran los duques de Palma? Aparte de que tendría una audiencia espectacular, sería muy didáctico. Imagino una puesta en escena llena de gráficos y cifras, al estilo de las que organizaba el Instituto Nóos, en las que la pareja explicaría detalladamente el plan que iban a seguir para capitalizar sus propiedades y donarlas, sin ánimo de lucro, a alguna ONG (de las de verdad).
Miguel Torija
Castellón