Cartas de los lectores

15 de diciembre

Cumbres desastrosas
Otra cumbre más, otra oportunidad perdida. Con la de Durban ya van 17 conferencias internacionales sobre cambio climático y apenas hemos avanzado en la lucha para controlar las emisiones de CO². Hasta la fecha, todas las cumbres –salvo la de Kioto– han consistido en aplazamientos y acuerdos ambiguos de mínimos. Estas cumbres sólo han servido para expiar la mala conciencia del que sabe que está haciendo algo mal. Lamentablemente, en todas ellas siempre se impone el interés económico que, siendo legítimo, no resulta beneficioso a medio ni largo plazo.
Queda patente que no somos capaces de afrontar el gran problema medioambiental que tenemos y que, junto a otros problemas no menos importantes como la superpoblación, los recursos, la economía y la justicia social, representan los grandes retos que tendremos que afrontar si de verdad queremos seguir habitando este planeta.
Pedro Serrano
Valladolid

Los ‘líderes’ europeos nos llevan al abismo
Tras el acuerdo del pacto presupuestario de la cumbre europea del pasado viernes se puede decir que la economía de la UE se encamina al estancamiento y, en el caso de España, a la recesión. Bajo el eufemismo del Pacto del Euro se institucionaliza el control de los presupuestos nacionales para imponer fuertes restricciones del gasto público. Las consecuencias del pacto Merkozy serán la intensificación de los recortes, el debilitamiento del Estado del bienestar y el crecimiento del desempleo que en España puede acercarse al 25%. Nuevamente los estados se someten a los mercados financieros, o mejor dicho, a los especuladores, en perjuicio de los ciudadanos. Mientras tanto, el binomio PPSOE ampara y bendice los designios de Merkel, preocupada por que su país cobre los créditos que tiene concedidos a los "malgastadores" países del Sur.
Roguemos que aparezca en la escena política europea un nuevo Roosevelt que consiga hacer entrar en razón a nuestros gobernantes para reactivar y no estancar la economía. ¿Cuánto puede aguantar el pueblo?
Luis Goñi Stroetgen
Málaga

Inmigrantes formados e indignados
Mi suegra es inmigrante y ahora comprendo que ella también esté indignada. Muchos extranjeros con profesión y titulación deben dejar de lado sus conocimientos y conformarse con trabajos que la sociedad considera de bajo nivel (limpiadoras, camareros...) por falta de oferta y por los prejuicios de algunos. La gente acaba formándose una imagen del inmigrante como una persona inculta y sin estudios, lo que desemboca en marginación y poca valoración. Pero esta situación la forzamos nosotros, por lo tanto nosotros somos quienes creamos esos inmigrantes que criticamos.
Alba Muñoz Robles

Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)

Malos tratos hacia las adolescentes
Aunque sea una crueldad, las cifras de malos tratos a mujeres aumentan. Aun así, tengo la impresión de que el maltrato a adolescentes queda en un segundo término. En la época adolescente es cuando una persona se forma y, de hecho, el perfil maltratador ya empieza a actuar de manera violenta desde joven. Debemos poner especial énfasis en la violencia de género de un chico sobre una chica porque, si se consigue frenar al futuro maltratador a tiempo, puede que los horribles sucesos que vemos disminuyan considerablemente. No sólo se trata de educar a nuestros hijos para que no toleren la violencia, sino de que cuando vean un gesto sin respeto hacia alguna chica de su edad den la voz de alarma para poder ayudarla sin que sea demasiado tarde.
Marta Barrera Grané
Matadepera (Barcelona)

Las prioridades de Esperanza Aguirre
No sabemos las prioridades de Rajoy, pero de Aguirre sí: mermar la defensa del trabajador eliminando liberados e ignorando a los sindicatos, por ejemplo a los de la enseñanza. Promover la lucha de clases en perjuicio de las capas populares, descapitalizando la sanidad y enseñanza públicas mientras se subvenciona la enseñanza privada y concertada y se privatiza la gestión de los hospitales públicos. Crear desigualdades sociales con el Bachillerato público de excelencia, que divide de manera elitista al alumnado y profesorado, en vez de garantizar una educación de excelencia para todos, y dedicar el mejor profesorado a rescatar a los alumnos de las dificultades de su hogar y su barrio. Echar pulsos al Gobierno boicoteando la Ley Antitabaco, la de Dependencia o, ahora, la publicidad de bebidas alcohólicas, sin importarle a quién perjudica.
Maximiliano Lasén Paz
Valdemoro (Madrid)

Al aficionado al cine le toca trasnochar
¿Nadie se pregunta por qué en la programación televisiva las películas empiezan tan tarde? Si consideramos que la media de trabajadores españoles comienza su jornada laboral a las 8 o 9 de la mañana, que para ello debe levantarse mínimo una hora antes y que las horas de sueño recomendadas son siete, ¿por qué el prime time televisivo está tan atrasado?
Las películas pueden comenzar a las 22 o 23 horas. Cierto es que existen otras alternativas para el rato previo a irse a la cama una vez se ha cenado, pero el clásico entretenimiento de ver en familia una película se está volviendo inviable.
Juncal Rodríguez Sierra
Barcelona