Cartas de los lectores

16 de diciembre

Justicia en Argentina y en España
Unos tienen ideas y otros los arrestos para llevarlas a cabo. En Argentina, por recomendación española, se juzga a los golpistas. Los argentinos están dando muestras de su valor ante los participantes en los golpes de Estado. Militares y civiles implicados en las dictaduras están siendo encarcelados y se están esclareciendo la compra y el robo de bebés.
En España ocurre lo contrario, cuando a un juez como Garzón se le ocurre investigar los hechos ocurridos durante el franquismo, resulta que se le denuncia y se le va a juzgar. ¿Dónde están nuestros arrestos? ¿Qué temen aquellos que le han denunciado, qué quieren esconder los que le van a juzgar, por qué se prestan a este juego? Los de siempre (Iglesia-derecha) tienen miedo a la información y en este caso creo que muy justificadamente. Admiro al pueblo argentino, que nos está dando una gran lección democrática.
J. M. Redondo
El Espinar (Segovia)

La Iglesia tiene la última palabra sobre Franco
Cuatro décadas después de la muerte del general Franco, los familiares del dictador y los nostálgicos del régimen represor responsable de más de un millón de muertos quieren que siga enterrado junto a sus víctimas. Y si no fuera suficiente con dicha oposición al traslado a otro lugar elegido por la familia, más acorde con la Memoria Histórica, la comisión que ha estado deliberando sobre este tema nos dice que la última palabra sobre el traslado de los restos la tiene la Iglesia católica, la misma que tantas veces homenajeó al caudillo sacándolo bajo palio en todas las procesiones habidas y por haber de la época.
Hay un refrán que dice que con la Iglesia hemos topado y, por lo anteriormente citado, lo del traslado de los restos de Franco seguirá retrasándose por los siglos de los siglos en nuestro país.
Joaquín García Mayo
Getafe (Madrid)

Tecnócratas y hombres de papel en Europa
En el marco de la crisis, asistimos y sufrimos otras "subcrisis" domésticas con sus propias características, pero altamente relacionadas entre sí: en Europa la crisis del euro, del modelo democrático y de deuda; en España, paro y, cómo no, deuda. Otros países de la UE viven también sus propias crisis internas con más o menos diferencias entre ellas.
Ante esta situación, están surgiendo dos perfiles emergentes en cuanto a liderazgos políticos. Por un lado, los tecnócratas, personajes supuestamente objetivos, neutros y de inmaculada reputación que aplican medidas supuestamente apolíticas. Por el otro, figuras políticas, de corte neoliberal, que no tienen otro plan de ruta que obedecer al dictado de las instituciones europeas, es decir, a los mercados. En esta segunda clasificación, la de los hombres de papel, encontramos el paradigma en territorio español. Con una sólida victoria en las urnas, Rajoy y su equipo están a la expectativa de recibir órdenes de obligado cumplimiento.
Dentro de esta dicotomía encontramos a Merkozy, una pareja de conveniencia que aún no está del todo claro si salvará o condenará el futuro de la Unión Europea.

Sonia Fernández Casas
Barcelona

Adoptar a un animal en lugar de comprarlo
Me gustaría preguntar a las principales autoridades madrileñas cuándo llegará la moratoria en la venta de animales de compañía. Mientras, las protectoras y perreras están abarrotadas de animales abandonados que esperan una segunda oportunidad, que tanto tiempo tarda en llegar (solamente se adopta un 3%), y que en el caso de las perreras, para la mayoría nunca llegará. Creo que sería una medida con mucho sentido común y sensibilidad. En la ciudad de Los Ángeles ya lo han hecho.
Debemos agradecer su labor a los voluntarios que le regalan un poco de su tiempo a todos los animales que tienen la fortuna de ser encontrados por una protectora. Los que no tienen esa suerte, ya sabemos cómo terminarán su maltrecha vida.
Ahora que llegan fechas de regalos, les puedo asegurar por experiencia propia que es una vivencia única hacerse cargo de un animal que iba a ser sacrificado, aunque sea un "chucho". Eso sí, piensen muy bien antes de hacerse cargo de él, porque necesitará atención y mucha responsabilidad por parte de su familia de acogida: no es un juguete ni un objeto al que se pueda dejar tirado por ahí.
Antonio Ruano
Madrid

Marcha atrás del bienestar a cuenta de la crisis
Todo apunta tras las elecciones del 20 de noviembre a que las medidas y ajustes que nos van a aplicar supondrán un retroceso social que nos llevará de forma irreversible hacia las precariedades de hace medio siglo. Parece que vamos a una brutal precariedad en el empleo –tanto en sueldo como en derechos– unida a una pérdida de derechos sociales en la enseñanza, sanidad y dependencia que contribuirán a empobrecer a la clase trabajadora. Van a borrar de un plumazo (o un decretazo, vaya usted a saber) todo lo conseguido tras muchos años de lucha. Es una pena que desaparezca el Estado del bienestar para pagar la factura de cuatro especuladores que han provocado esta depresión.
Estarán bien los de siempre, los que han estado bien antes de, durante y después de esta crisis y de las que vengan después. ¡Descanse en paz nuestro anhelo y nuestra utopía!
Andrés Iniesta López
Alcoy (Alicante)