Cartas de los lectores

20 de diciembre

El primer pago de Rajoy
Como es evidente, ahora que va a ser investido presidente del Gobierno, Mariano Rajoy tiene que empezar a devolver favores a algunos. El primer pago realizado es al núcleo duro del PP: José María Aznar, Jaime Mayor Oreja, etcétera. Es por ello que Amaiur no tendrá grupo parlamentario propio. Ya está enseñando, no la patita, sino las garras. Ha aprovechado su primera salida al exterior para postrarse de hinojos ante Merkel y Sarkozy prometiendo cumplir a rajatabla las instrucciones del Parlamento Europeo, por cierto, ejecutor de las instrucciones que le dan los "mercados" (a los ricos se les llama ahora así, para despistar). Además, ahora Rajoy pide consensos. ¿Con qué cara los pide cuando él, hace un mes, negaba el pan y la sal al Gobierno?
Nos quedan muchas cosas por ver. Iremos viendo cuántas letras tiene la hipoteca que Rajoy debe pagar.
J.M. Redondo
El Espinar (Segovia)

Salir de la crisis... ¿entre todos?
El presidente del PP, al comprobar ahora que la cosa económica tiene mala pinta y al imaginar que su partido –el mismo que hace un mes parecía disponer de la solución milagrosa– fracasará, ya ha dejado caer que la crisis no se superará si no es entre todos. A eso el refranero castellano contesta: "A buenas horas... mangas verdes", porque hace sólo unas semanas el culpable de todo el desastre era Zapatero y solamente el PP tenía la llave para arreglarlo, dada la "confianza" que generaba.
Rajoy y su partido no tienen ninguna credibilidad y el resto de partidos le podrían pagar con la misma moneda: dejarlos solos frente al problema que han contribuido a generar, primero con la monumental burbuja inmobiliaria y la complicidad con las tramas corruptas gigantescas –Gürtel y las otras– y, después, con el boicot sistemático y despiadado a las medidas que el anterior Gobierno se vio obligado a aplicar por imposición de Merkel y Sarkozy, como usted, señor Rajoy, tendrá que hacer aún más servilmente.
Marc Antoni Adell
Valencia

Qué hacemos con Dolores de Cospedal
No vivo en Castilla-La Mancha. No he votado al PP. Pero no dejo de sentir vergüenza ajena. María Dolores de Cospedal se hace la sorda cuando le preguntamos por qué puede ganar tanto dinero al mes y al mismo tiempo quitar una ayuda social a unas mujeres viudas para llegar al mínimo de la prestación, por qué pretende poner en la calle a tantos funcionarios, por qué no es capaz de generar empleo, por qué ha caído en la tentación de dejar sin subvención los centros de acogida de mujeres maltratadas. Seguro que los manchegos estarán hartos de escuchar que la culpa de todo la tiene el anterior presidente de la comunidad y del Estado. No creo que les convenza porque Cospedal, la niña de Rajoy, está haciendo lo que han callado pero van a aplicar en todas las regiones donde gobierna el PP. Rajoy prioriza el déficit como Merkel, y lo que pasa es que para no gastar lo que no se tiene, hay que aumentar los ingresos sin cargar el peso sobre la mayoría de los ciudadanos, jóvenes, trabajadores, parados y jubilados.
Los que vamos a pagar el pato no evadimos dinero, no somos corruptos y pagamos impuestos. Con Cospedal y compañía volveremos a la penuria y a una situación de pobreza equivalente a la de los años

cuarenta.
Santiago Muñoz

Grandes empresarios y herederos
El gran Cayetano, de los Alba de toda la vida, dice que los jóvenes andaluces no quieren progresar, que no ve en ellos el mismo ánimo que el que tienen en otros territorios de España. Es lo que tiene estar todo el día arriba, montado encima de un caballo: se tiene otra perspectiva.
Creo que la ministra o ministro que Rajoy vaya a designar, debería poner como asignatura obligatoria la equitación, ahora que se van a cargar la de Ciudadanía.
Y es que con el sueldo que cobra un agricultor andaluz (cuarenta y pico euros al día, según dijo el encargado de una de las fincas de los hijos de la duquesa de Alba en el programa Salvados de La Sexta), con ese gran dineral, ¿qué harán los agricultores?
Gastárselo todo en juergas, seguro. Qué país.
Manuel Herrera Badia
Quartell (Valencia)

Un espacio para Occupy Wall Street
Ante las dificultades que el movimiento Occupy Wall Street (OWS) está teniendo para desarrollar sus actividades en parques y plazas públicas, no estaría de más que surgiera una comisión que promoviera el alquiler de un local amplio, sufragado por los miembros del movimiento y por los donantes que pudieran conseguir para la causa. Dicha comisión también podría trabajar como grupo de presión para conseguir, incluso, la compra o alquiler de un gran local por parte de uno de esos multimillonarios filántropos y progresistas que, de vez en cuando, hacen declaraciones sensatas sobre la necesidad de una mayor justicia social. Alguno de estos multimillonarios ganaría credibilidad para sus afirmaciones si a ellas acompañara algún gesto, pues facilitar a OWS un espacio físico donde poder trabajar, ahora que se le cierra el paso en los espacios públicos, permitiría que el movimiento no decayera e, incluso, se convirtiera en un lobby. Mientras tanto, parece que sólo queda la expectativa del trabajo en equipo en internet y en las redes sociales. De momento, ese parece ser su único espacio.
Franci Xavier Muñoz Sánchez
Madrid