Cartas de los lectores

22 de diciembre

El PSOE quiere remodelarse
Es un tanto irrisorio el hecho de que los mismos dirigentes que han llevado al PSOE a su peor resultado y que han pilotado España durante la crisis ahora pidan una remodelación de su propio partido político. Les ha hecho falta el jarro de agua fría que recibieron el 20-N para darse cuenta de que no lo estaban haciendo bien. Con el título Mucho PSOE por hacer, la hoy exministra Carmen Chacón y miembros de ese mismo Ejecutivo y del partido han formulado un escrito donde proponen un nuevo modelo socialista que rompa con el pasado y que les ayude a resucitar.
En la teoría todo esto está muy bien, pero el problema sigue siendo que el reciclaje lo quieren hacer los mismos que han creado la basura y esto no puede ser. Nadie quiere perder su parcela, nadie le quiere dar paso al desconocido y así, difícilmente, va a llegar la renovación de nada.
Jon García Rodríguez
Bilbao

Un rey y un yerno mimados por la fortuna
Entre los afortunados que se acuerdan estos días de su baraka gracias a la lotería, como Carlos Fabra, o no, creo que es de justicia mencionar al número uno en España en esto como en otras cosas: Juan Carlos de Borbón.
Escogido por el ojo de águila de Franco, reina incluso en lugar de su padre sobre un país que siente un respeto sagrado hacia su jefe supremo. Consiguió una gran fortuna gracias a "prudentes inversiones" (dijo la Casa del Rey) y a regios regalos, incluso con el mismo nombre de "Fortuna". Lástima que sus familiares políticos, al querer imitarle, no tuvieran tanta suerte.
Teresa Herrera Romeo
Madrid

Atracos de la banca a los ciudadanos
Muchas son las películas en las que unos avispados delincuentes planean un asalto a un banco. La realidad supera a la ficción y se repite la historia, pero esta vez puertas adentro. En su última entrega, la banca y la UE se siguen riendo del pueblo. Ahora las entidades financieras cogen dinero público del BCE a tres años para comprar deuda pública de cada Estado. Es decir, cogen dinero del BCE al 1% mientras lo invierten en deuda pública al 2% o al 7%.
La cultura del pelotazo sigue vigente: vuelven a llenarse los bolsillos a costa de la mayoría. Y la mayoría con los bolsillos vueltos del revés, sin un euro. ¿Esto es democracia? Nos dejan introducir un papel en una urna cada cuatro años para seguir jugando con el paro y así abaratar aún más los salarios y mermar a la clase trabajadora. Resulta una desfachatez que los gobiernos europeos sigan permitiendo esta clase de maniobras en la oscuridad y que la mayoría no reaccionemos tomando algún tipo de medida contra estos descalabros.

Hubo promesas, meses atrás, de que el Gobierno español presionaría para que la banca hiciese llegar de forma efectiva estos préstamos estatales a las pymes y autónomos pero, una vez más, las palabras se las lleva el viento. ¿Por dónde andarán ahora esas promesas?
Julio Tapia Yagües
Benalmádena (Málaga)

Rajoy y las pensiones públicas y privadas
En su discurso ambiguo y anodino sigue sin decirnos de dónde recortará el dinero para cumplir con el déficit como ha prometido rodilla en tierra ante Merkel y Sarkozy. Lo que tiene claro, y así lo ha expuesto, son las desventajas que vamos a sufrir todos los españoles gracias a la mayoría que le votó. Confirma que va a potenciar los sistemas complementarios de pensiones, lo que supone la privatización de un pastel jugoso de miles de millones a petición de los bancos.
Lo anterior se consigue fácilmente si para el cálculo de las pensiones se tiene en cuenta toda la vida laboral, pues esto disminuye el importe de la pensión de manera substanciosa y es obvio que esto último nos lleva a la privatización. Recuerdo que el sistema privado de pensiones ya quebró en nuestro país. No hay que olvidar que los fondos de pensiones que actualmente se están comercializando por las entidades financieras, a la hora del rescate, no cumplen con la rentabilidad prometida y, en muchos casos, suponen una pérdida de parte o del total de la inversión de nuestro dinero.
José María Martínez
Madrid

La esperanza china ante el cambio climático
Debemos convencernos todos, en especial EEUU, China e India, de la situación de emergencia por el calentamiento global.Todos somos víctimas de dos grandes errores. Por un lado, EEUU y su postura de no reducir sus emisiones de CO2 mientras no lo haga China. Y el de China e India, que no reducirán emisiones hasta que no se hayan desarrollado como EEUU. ¿Cómo pueden ser tan inconscientes del calentamiento desestabilizador que se nos viene encima a todos? En cambio, el discurso de cada país debería ser: voy a reducir mis emisiones y voy a presionar con la misma intensidad a los demás para que lo hagan también. Todo menos seguir parados hasta 2020 como se ha propuesto ciegamente en Durban, dilapidando el poco tiempo disponible.
Mi esperanza es que China sea capaz de caer en la cuenta de la emergencia global y que pueda llegar a dar el paso de asumir una impopular pausa de años en su crecimiento mientras se controla el CO2.
Pablo Osés
Fuengirola (Málaga)