Cartas de los lectores

5 de enero

Por Público
Si algún periódico de tirada nacional, modesto en sus recursos financieros, se ha destacado durante los últimos años en la denuncia sistemática de la corrupción política, ha sido (y es) Público. Si algún medio escrito viene reivindicando con valentía los derechos civiles conquistados, ese es Público. ¿Cuántas veces habrá revelado la vulneración de la Ley de la Memoria Histórica saliendo en defensa de las víctimas del franquismo? ¿En cuántas ocasiones ofreció alternativas serias y rigurosas a la actual crisis económica y señaló a los verdaderos culpables? Ningún rotativo como Público se ha hecho eco con tanta profusión y entusiasmo de las protestas nacidas del 15-M. Por el bien de todos los que demandamos una voz impresa que defienda la decencia política, la supremacía de lo público sobre lo privado y los valores de la izquierda democrática, espero y confío en que Público siga vivo: la sociedad necesita la frescura de sus páginas.
Enrique Chicote Serna
Arganda del Rey (Madrid)

Adelante por el bien de la ciencia
El 26 de septiembre de 2007 nació un nuevo diario. Le gustaba ir bien aseado, su cara estaba limpia de cualquier publicidad. Su rostro colorido daba una imagen sana, viva y alegre. Como a todo recién llegado, al principio pocos le conocían, pero con el tiempo se ganó 238.000 incondicionales. Junto a la finura de sus noticias, todos los días nos hablaba de cultura y sobre todo de algo que muy pocos ofrecen a diario, actualidad científica. Touché en este aspecto.
Nunca nos paramos a pensar sobre la trascendencia que tiene la ciencia. Si por algo se nos denominó sapiens es porque fuimos capaces de considerar la doctrina científica. Quizás se referiría Einstein a Público cuando dijo: "La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general, pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos."
Ahora nuestro amigo se ve azotado por las adversidades que implica una recesión económica y, limpio como el primer día, no abandona su estilo a pesar de las inclemencias, por eso más que nunca se merece nuestro apoyo.
Iván Corredera Romero
Valverde del Fresno (Cáceres)

Los coches caros y Hacienda
Hay que reconocer que los datos sobre la venta de automóviles durante el año 2011 han producido una noticia impactante: "La venta de coches ha caído un 18%, pero el segmento de lujo ha subido un 83%", si profundizamos, nos damos cuenta de que no es tan escandaloso, ya que únicamente se han vendido 2.456 vehículos de la gama más alta, esta cantidad tan sólo representa el 0,3 del total de ventas. Dicho esto, si yo fuera ministro de Hacienda, crearía una brigada de inspectores que comprobara las últimas declaraciones de renta de esos 2.456 compradores, para saber si los ingresos declarados permiten la adquisición de esos vehículos, y dado que actualmente son las empresas las que compran más coches (52%) también las analizaría para saber si un particular utiliza su empresa para poder adquirir un vehículo de esa gama.
Pedro Morante Gutiérrez

Elche (Alicante)

Recortes, impuestos y financiación de la Iglesia
No sé si lo habrán pensado o será una consecuencia indeseada, pero de los recientes recortes y subidas de impuestos, la Iglesia católica sale bien parada. No es sólo que por estar exenta del IBI se libre de su incremento, sino que puesto que su financiación a través del IRPF se calcula sobre la cuota íntegra, la subida de tipos eleva dicha cuota y, con ella, sus ingresos. Por ello me siento doblemente indignado. Me suben los impuestos para cubrir los desmanes bancarios y de paso, quiera o no, mi aportación va destinada a la financiación de la Iglesia. Rajoy anunciaba que gobernaría como dios manda. Y dios manda por boca de Rouco.
Pedro García Castrillo
Zaragoza

Rajoy se olvidóde los buenos propósitos
En la campaña orquestada por el nuevo Gobierno que les valió la mayoría absoluta aseguraban que no subirían los impuestos, ya que el consumo descendería y no habría forma humana de alejarnos de la temida recesión. Pero pocas semanas después, aquellos buenos propósitos parecen haberlos olvidado. A la vez que suben el IVA y el IBI, entre otros impuestos, repercutiendo sobre los de siempre, nos anuncian que vendrán más subidas extraordinarias. Menos incumplir promesas y demostrar falta de valor e imaginación y más atacar las bolsas del fraude y de la corrupción, porque como reza aquel sabio y popular refrán, el único que no olvida es el olvidado.
Mar Sánchez Ramos
Zaragoza

El incremento de los precios públicos
En menos de un mes, la retahíla de intenciones de Rajoy queda convertida en ataques puros y duros a las economías de los españoles. En mi localidad, los precios públicos han subido en torno al 10% y se ha creado una tasa de basuras de 90 euros para los hogares, sin tener en cuenta si se trata de una familia grande o pequeña o su condición socioeconómica. El motivo de tanta estrechez que acongoja al personal harto de tanto terror mediático es el cacofónico 8% de déficit, que dicen oculto en las comunidades autónomas. ¿A dónde nos llevan? Entretanto, Rajoy sigue desaparecido sin liderar a su pueblo a la tierra prometida del crecimiento económico.
Maximiliano Lasén Paz
Madrid