Cartas de los lectores

13 de enero

El papel del presidente del Gobierno
Nos ha costado lo nuestro, pero al final hemos logrado saber cuál va a ser el papel de Rajoy en esta crisis. Su actitud nos recuerda la de un patriarca a quien todos deben pleitesía. El día de la investidura, su discurso fue como su programa, un cero en claridad y compromiso. El poquito tiempo transcurrido nos ha dado la razón, además de hacernos ver una realidad: usted no nos va a decir nunca la verdad salvo que le beneficie. ¿Hace usted lo que su colega balear? ¿Le hacen o escribe sus propios discursos? Si su respuesta es la segunda, el día de la investidura usted ya conocía el déficit de las comunidades autónomas y que iba a subir los impuestos. Si no fuera así, tendría que decir un par de cosas a los presidentes de las comunidades autónomas del PP, por ineptos y por falta de previsión. Los objetivos económicos de Angela Merkel no son los de la UE, donde ya se ha asumido que sólo con austeridad no se crean ni empresas ni empleo.
Jaime Guallart
Madrid

Rajoy: "Donde dije digo, digo Diego"
Todo el mundo rasgándose las vestiduras porque no hablaba. Teníamos la evidencia de que sus palabras eran vanas, engañosas, habiéndole visto hablar en la oposición y durante el periodo electoral. Bueno, pues ya habló para la agencia Efe (y no en una rueda de prensa donde le llovieran preguntas que no quisiera escuchar). Ya dijo por qué no había nombrado un vicepresidente económico (él se basta para dirigir ese área) y que lo va a hacer "dando la cara", sin esconderse. Que no subirá el IVA y que no creará un banco malo. Con los débiles, todo el mundo es fuerte. Él también. Ya puestos, podía crear un "banco bueno" a través del ICO, por ejemplo, o hacer públicos los existentes, o al menos las cajas de ahorros. Así activaría el crédito y, con él, la economía. Pero entonces habría que atacar a los fuertes, y eso es harina de otro costal. Así pues, ¿por qué tanto interés en que hablara? Sus palabras no tienen ningún valor. Ya lo ha demostrado. Sus hechos son lo que cuentan, y esos, desde luego, no los va a adelantar de ninguna manera. No lo hizo nunca.
Vicente Monje Flores
Madrid

La cobardía del PP y lo que han querido sus votantes
Desde la ocultación de su programa real durante la campaña electoral, hasta la "desaparición" de Rajoy hasta esta misma semana, han pasado cosas. Primero mintieron al negar la subida de impuestos, después al asegurar que no dirían que heredan una situación anterior malísima, y siguieron mintiendo en los recortes actuales y futuros que nunca anunciaron por cobardía. Han socializado la miseria y la presión a la clase obrera haciendo caso a sus jefes (los mercados, la CEOE, Merkel, etc.). Zapatero por lo menos tuvo la gallardía de comparecer en el Parlamento en varias ocasiones para decir lo que iba a hacer. En cada Consejo de Ministros la cosa va a peor. Una vez bendecidos por la Iglesia, que de forma sutil mencionó el aborto, matrimonio gay, asignatura de religión etc., esta sigue con sus privilegios. Sube el IBI, pero la Iglesia está exenta (pagaría sobre 1.500 millones de euros), recibe del Estado 7.000 millones de euros al año, cifra que sonrojaría a Jesucristo. Siguen los herederos de Aznar, pero este privatizó todas las joyas de la corona (Telefónica, Iberia, Repsol, etc.). A ver qué nos privatiza Mariano. Sus comunidades son las más endeudadas. Los votantes del PP ya tienen el Gobierno que querían, ¡a disfrutarlo calladitos! Cómo se nota que no conocéis a la derecha española. Caso Sintel, Gürtel, Matas, Naseiro, Construcción de Burgos, Emarsa...

Pedro Campo Rol
Vitoria (Araba)

Evasión fiscal y funcionarios de la Agencia Tributaria
La Agencia Tributaria Española emplea a 27.000 funcionarios. Con 46,08 millones de habitantes en 2010, se obtiene un ratio de un agente por cada 1.707 habitantes. La francesa, con una dotación de 140.000 funcionarios y 65 millones de habitantes (2011) tiene un agente fiscal por cada 465 habitantes, es decir, 3,67 veces más. Huelga decir que esto se podría subsanar rápidamente, lo que podría mejorar la recaudación del Estado. En lugar de los recortes hay otras soluciones, como esta que expongo.
Juan Carlos Salzberg
Barcelona

La escultura de Carlos Fabra en Castellón
Es increíble que a estas alturas se hayan gastado 30 millones en publicitar el aeropuerto de Castellón, un colosal despropósito de Carlos Fabra, donde de momento, y parece que por mucho tiempo, sólo vuelan los halcones. Y por si ello fuera poco, la monumental escultura que pondrá la guinda al aeropuerto sigue construyéndose. Se trata, al parecer, de una colosal figura, en el estilo de las esculturas de rotonda, pero a lo grande, y en este caso inspirada y con el rostro del mismísimo Carlos Fabra. En una situación normal, resultaría patético y ridículo contemplar semejante muestra de vanidad, pero en la situación actual, y teniendo en cuenta que el aeropuerto de Castellón es un ejemplo del despilfarro y de la malversación, se trata de un insulto a la ciudadanía. Para terminar, fíjense bien en la estatua. Parece representar una figura con las manos extendidas hacia delante, ¡en actitud de pedir! Debe tratarse de una sutil ironía, pero puestos a reflejar la realidad deberían haber puesto las manos por detrás y para terminar la escultura sólo faltarán por colocar las esposas.
Sebastian Fernández Izquierdo
Petrer (Alicante)