Cartas de los lectores

9 de febrero

Democracia o nacionalcatolicismo
Con el juicio a Garzón se ha puesto de manifiesto que la "modélica Transición española" no fue más que un apaño para que aquellos que dieron soporte a 40 años de dictadura pudieran seguir en el poder sin exigirles ninguna responsabilidad. Quien más se libró fue la Iglesia católica, que conserva valores del nacionalcatolicismo con un continuo intento de limitar derechos ciudadanos y discriminar a los colectivos más castigados, en especial a la mujer, a la que tratan como a un ser incapaz de gestionar su cuerpo y su vida. Además, nuestros gobernantes, pareciendo más monaguillos a las ordenes del clero que políticos de inspiración democrática... olvidándose que juraron la Constitución española y no una encíclica papal romana, se dedican a promulgar leyes para limitar los derechos de las mujeres que son puro integrismo católico: limitar los supuestos del aborto, restringir el acceso a la píldora del día después, etcétera.
Antonio Cánaves Martín
Palma de Mallorca

Un convenio laboral para altos cargos
Todos los trabajadores tenemos convenios laborales que fijan nuestros salarios y condiciones. Pero no existe un "convenio laboral de altos cargos" para las grandes empresas, que en realidad sólo son asalariados por cuenta ajena, exactamente igual que el resto. Sin embargo, sus condiciones laborales no tienen nada que ver con las de sus "compañeros de trabajo" porque es precisamente el círculo de dirección quien decide los ingresos y recursos que se van a repartir de la empresa sin que nada ni nadie pueda impedírselo. No sé qué criterios seguirán para considerar que un obrero que suda y produce durante ocho horas al día gane en torno a los mil euros al mes, mientras ellos, que ni sudan, ni producen, ni tienen que fichar, y ni tan siquiera tienen que responsabilizarse de sus errores ya que son otros los que los van a sufrir, ganen millones de euros al año. La consecuencia de todo esto es el modelo tan desequilibrado como injusto de la gran empresa actual donde 30 directivos pueden suponer el mismo gasto que miles de trabajadores. Si las grandes empresas buscan una reforma laboral que alivie sus gastos y mejore sus cuentas de resultados, nada mejor que un buen "convenio laboral de altos cargos" que se rija por las mismas valoraciones de productividad y austeridad que exigen al resto.
José Luis Riquelme Arnedo
Zaragoza

El velo y las diferentes identidades
La mujer musulmana que quiera llevar el velo como símbolo de pertenencia a una cultura o grupo social determinados debería poder hacerlo, siempre y cuando no se le impida acceder a la educación, ser reconocible a efectos de su propia seguridad y la de los demás, cuidar su salud, conseguir autonomía personal...  Si el símbolo es impuesto y la mujer lo siente como tal, debería poder quitárselo, buscar otras pertenencias que considere más convenientes para ella. La libertad de elección personal debe primar frente a la cultura y la religión como precipitados grupales que pretenden imponerse a los individuos y obligan a una pertenencia no elegida. El derecho a la propia cultura no puede transformarse en una obligación. Cabe siempre la conducta de rechazo individual. Otra cosa son los enfrentamientos grupo a grupo, estos casi nunca se resuelven bien; y allí es donde nos quieren llevar algunos, interesados sobre todo en mantener sus situaciones de privilegio y opuestos radicalmente a facilitar el entendimiento en la diversidad de las culturas, de las religiones o del ser humano en particular. Contra los "otros" soy más que siendo uno entre iguales, las identidades contribuyen a mantener sistemas de dominio antidemocráticos.

Luis Fernando Crespo Zorita
Alcalá de Henares (Madrid)

Precisión del embajador de Alemania
En el artículo que firma Daniel Basteiro, publicado en la edición de ayer de su diario, se aseguraba que Alemania no ha retirado a su embajador en Siria. Quiero aclarar que Alemania no ha podido retirar a su embajador en Siria, puesto que este fue trasladado a Berlín hace ya semanas dentro del proceso habitual de traslados y nombramientos.
Por otra parte quiero asimismo insistir en que Alemania apoya todas las medidas políticas acordadas por la Unión Europea en relación con Siria y es partidaria, además, de un proceder más duro contra el régimen sirio.
Reinhard Silberberg
Embajador de la República Federal de Alemania

La ‘insanidad’ de la Comunidad de Madrid
Hace tiempo, la presidenta de Madrid recomendaba a todas las mujeres que se hicieran un chequeo para detectar cualquier problema de sus glándulas mamarias. Pues bien, mi hija se hizo uno hace poco y le detectaron un bultito. Le hicieron una ecografía en una clínica concertada que nunca llegó a su ginecólogo porque se perdió. Después tuvo que volver a la clínica donde le dieron un informe porque la ecografía ya no la tenían, y dicho informe aconsejaba repetir la prueba a los seis meses. A todo esto, ya habían pasado dos meses. Para evitar que se volviera a perder la prueba, su médico le aconsejó que se la hiciera en Puerta de Hierro. Pero no le dieron cita hasta octubre (diez meses que, sumados a los dos esperando los resultados y a los otros dos que había esperado por la cita anterior superan el año). Para que después diga esa señora que no hay listas de espera.
Ema Fondevila García
Madrid