Cartas de los lectores

12 de agosto

Bush en la parrilla
No veo la televisión, así que no estoy al corriente de la vigente programación o, como se dice ahora, parrilla. Así que no sé si se sigue emitiendo el interesante programa Tengo una pregunta para usted. De ser así, me gustaría hacer un par de sugerencias. La primera, que se abra la posibilidad de invitar al programa a personajes extranjeros. La segunda, que el primer personaje extranjero invitado sea George W. Bush.
Tengo muchas preguntas interesantes que hacerle y supongo que los guionistas del programa también. Por ejemplo, le preguntaría si se siente responsable de las cientos de miles de muertes provocadas por su particular manera de entender la política internacional y si estaría dispuesto a someterse al juicio de un tribunal internacional. Para quitarle un poco de hierro al asunto, cambiaría de tema y pasaría a interrogarle sobre su amistad con nuestro héroe de Perejil, don José María Aznar López: "¿Es verdad que son buenos amigos? ¿Se siguen viendo frecuentemente en el rancho Crawford?". Después, cambiaría de tema y le preguntaría por otra de sus más entrañables amistades, la familia Bin Laden: "¿Por qué sólo a ellos se les dejó salir en avión de los Estados Unidos el 11-S?".
Son muchas más las preguntas que se le podrían formular, tantas que no cabrían ni en esta carta, ni en el guión del programa ni, muy probablemente, en la famosa parrilla. Pero para acabar el programa, no estaría mal preguntarle si la crisis económica a la que con toda probabilidad nos ha llevado su mandato es algo premeditado o le salió de churro.
Mario L. Sellés / Madrid

Fauna humana de playa
La mayoría de la gente va a la playa en verano con el único objetivo de descansar, bañarse y tomar el sol. Pero, las playas ofrecen un espectáculo más variado que muchas pistas de circo. Hay distintos especímenes frecuentes en nuestros litorales veraniegos.
En primer lugar, están los "conquistadores", gentes madrugadoras que plantan todo tipo de cachivaches para tomar posesión de sus tierras. Su esforzada labor matutina queda desvirtuada por el segundo colectivo, los "vanguardistas". Estos llegan tarde, pero son capaces de encontrar esa "primera línea de playa" por delante de la anterior. Entre tanto, llegan los "palistas", gente que le da a la pala en medio del agua… y del resto de sus congéneres. Estos gremios contrastan con los "carbonizados", bultos dormidos o semimuertos que permanecen inmóviles sobre su toalla, achicharrándose.
También encontramos a los "sembradores de arena", esos niños incontrolados que te garantizan arena en los ojos; a las "gastadoras de playa", mujeres caminantes compulsivas de distinta edad que marchan a gran velocidad, yendo y volviendo, no se sabe si para rebajar peso o para producir más arena. Tampoco es difícil detectar a los "autistas del móvil", que con esta excusa y a voz en grito nos deleitan con sus penas. Sin agotar el elenco de especies playeras, no podemos dejar de recoger a los "minimalistas", que en el espacio comprendido entre un parasol y la nevera portátil son capaces de concentrar a tres generaciones de una misma familia, y a todos sus amigos y parientes. Parece increíble el poder de tortillas y gaseosas, que –aliadas con un sol de justicia– producen el perfecto modelo de "familia unida" en un solo metro cuadrado de sombra.
Mikel Agirregabiria Agirre / Getxo (Bizkaia)

Olimpiadas filosóficas en Seúl
Hoy el músculo atrae más que la inteligencia. Las Olimpiadas del músculo, las de la fuerza, la rapidez y la agilidad, se celebran cada cuatro años con un enorme despliegue mediático. Las del pensamiento, las filosóficas, acontecen cada cinco, con una repercusión modesta: el Congreso Mundial de Filosofía, auspiciado por la Federación Internacional de Asociaciones Filosóficas y la Unesco. Desde 1900, es la mayor reunión de filósofos. Este año, del 30 de julio al 5 de agosto, Asia ha sido por fin sede de estos "juegos" del pensamiento. Seúl ha acogido a más de dos mil filósofos de 88 países en torno al motivo genérico de "Repensar la Filosofía hoy". Entre las 54 secciones temáticas también hubo un puente con el olimpismo físico: la filosofía del deporte. La filosofía lo piensa todo, piensa el todo. Sin ella la persona y la sociedad carecen de sentido global.
En estas "Naciones Unidas" del pensamiento la representación española fue de las más numerosas de las europeas. No todo va a ser Eurocopa, tour y Nadal. Hubo incluso un seminario en torno al pensador español Raimundo Panikkar. De iniciativa española fueron dos mesas redondas: sobre la profunda racionalidad de las religiones y sobre el respeto a toda vida humana. En cinco años nos volvemos a ver en Atenas.
Pablo López López / Valladolid

Racimos de cadáveres
Se ha presentado en el Congreso un informe que avala el crecimiento de nuestra boyante industria armamentística.
El negocio de la muerte sigue siendo una fuente de abundantes ingresos para las arcas de la nación. Con un criterio mercantil (no exento de un peculiar espíritu democratizante) proporcionamos armas, de igual forma, a tirios que a troyanos. EEUU, Rusia, Irán... son solo algunos de los clientes a los que abastecemos de artilugios diseñados para acabar con las vidas de muchos seres humanos.
¿Podemos permitirnos el lujo de esta esquizofrenia que impulsa a nuestros políticos a vomitar discursos sobre la paz y el entendimiento entre los pueblos a la vez que trapicheamos y nos enriquecemos con la guerra? La ciudadanía, con motivo de la guerra de Irak, habló claro para manifestarse en contra de las actitudes belicistas. El Gobierno de Zapatero debería recordar, pues, que gran parte de su triunfo electoral emana directamente de las aspiraciones pacifistas de la población. Vivimos tiempos de crisis que impulsan a incentivar los negocios lucrativos, pero deberíamos ser más escrupulosos en nuestro culto al dinero y dejar de adornar sus altares con racimos de cadáveres.
Ana Cuevas Pascual / Zaragoza