31 de enero

Un poco de sentido común, por favor
Los laboratorios clínicos son una de las especialidades que no tienen listas de espera. De hecho, todos los ciudadanos de Madrid tienen cubiertas sus necesidades de analíticas con los laboratorios públicos existentes.
La creación de los nuevos hospitales (con laboratorios privados) no aumenta el numero de camas en Madrid. De lo que se trata, más bien, es de un traslado, sacar de un hospital para meter en otro.
¿Por qué cierran algo que funciona?
¿Por qué quitan la actividad de lo público para llevárselo a lo privado?
¿Por qué el ciudadano paga dos veces por el mismo concepto?
¿Qué van a hacer con el personal?
¿Por qué no nos han trasladado a los nuevos hospitales?
A pesar de todo, aún veo la botella medio llena.
Montserrat de Miguel Reyes

Coordinadora del laboratorio del centro de especialidades
de Aranjuez
Madrid

Los peligros de la gestión privada
La crisis económica intenta cambiar la forma de entender los servicios públicos.
Los políticos, salvo excepciones, aceptan su gestión privada, con el falaz argumento de que va a ser más eficiente. El interés privado mercantiliza espacios del Estado, acrecentando diferencias sociales, sin una alternativa que cohesione socialmente. Urge un debate público amplio que valore las consecuencias futuras.
¡Reclamémoslo! Y que se aborde cómo se condicionan la calidad de vida y el empleo, las condiciones laborales de trabajadores del sector público, y cómo pierden un modelo clave de referencia los trabajadores del sector privado.
El modelo de gestión pública de los servicios de protección social es vital, asegura unas reglas de juego limpias frente a la atomización laboral y el “mileurismo”, que se convierten en la única aspiración futura en amplios sectores de nuestro país sin tener asegurada siquiera una red de servicios de calidad y gratuita con una fiscalidad adecuada.
José Angel Guerrero Gutiérrez

Concejal IU El Boalo
Madrid

Los animales no votan
Estamos en época de propuestas electorales: rebaja del IRPF, creación de empleo, subida de pensiones, ley contra la discriminación…
Sin embargo –y como siempre– los animales son ignorados en las propuestas de los partidos mayoritarios.
A pesar de los miles de abandonos, de las leyes insuficientes e insignificantes y de la tortura animal legal (corridas de toros y demás fiestas tradicionales donde se maltrata animales), los partidos progresistas no se dignan en incluir a los animales en sus programas electorales.
Así va pasando el tiempo y las legislaturas y seguimos a años luz respecto a la mayoría de los países europeos. Esto resulta incompresible cuando la mayoría de los españoles queremos que se endurezcan las leyes contra el maltrato animal.
Francisco García Leal

Madrid

Los 400 euros
Quiero creer, y de hecho lo creo, que la declaración de nuestro presidente afirmando que no hay ni un solo español que cambie su voto por 400 euros contiene buena intención e idealismo. El idealismo, a pesar de sus detractores, siempre es necesario.
Quiero creerlo, pero no puedo compartirlo.
No hay palacios en la calle, ni la calle cabe en palacio. Conozco a mucha gente que por esa cantidad cambiaría su opción de voto en cuestión de décimas de segundo. Llamémosle circunstancias, llamémosle incoherencia, pero la realidad es esa. Incluso el Joe Cabana de la película Mi nombre es Joe, de Kean Loach, hombre de principios y amigo de sus amigos, acepta quinientas libras de un gánster para poder regalarle algo a la chica que quiere conquistar. Incluso Joe Cabana.
A esto debemos añadir la poca estima con la que cuenta la figura de un político en nuestro país.
Puede parecer triste, de hecho lo es, pero por 400 euros se hace el pino y dos volteretas mortales. Así esta la calle.
Francisco García Castro

Estepona (Málaga)

Casos Guateque y Lamela
Una vez más, la justicia ha tenido que actuar. Al sumario abierto en el Ayuntamiento de Madrid por presunta corrupción hay que añadir el archivo de la causa del Hospital Severo Ochoa.
En ambos casos se ponen de manifiesto los derechos de los ciudadanos.
En el Ayuntamiento, el derecho al control político de los asuntos públicos.
En la Comunidad de Madrid, los derechos de los médicos (transmito mi solidaridad con los doctores Montes, Inchausti, Frutos del Nogal y resto de médicos anónimos), de los enfermos terminales y de todos aquellos que confiamos en el progreso de la ciencia médica. Parece ser que derechos y derechas que nos gobiernan (¿?) no van de la mano.
José Rafael Gutiérrez Vizuete

Madrid

Energía solar
Por sentirme obligadísimo por la Cumbre de Bali, finalmente me he decidido a instalar energía solar térmica en mi vivienda. Estaba resignado a tener que hacer una larga cola tras los muchos españoles concienciados y convencidos por la energía solar, pero me mosqueé algo al no encontrar tantos anuncios de instaladores solares como de fabricantes de coche.
Más bien no encontré ninguno.
Por fin he pedido presupuesto a dos empresas solares. La obra me sale por unos 3.000 euros. Me lo instalan inmediatamente. No hay cola ni para comprar el material ni para instalarlo. No salgo de mi asombro. Increíble, ni un 1% de los posibles usuarios de energía solar nos hemos puesto en marcha a pesar de Bali.
Estoy ansioso por ducharme disfrutando además porque no gasto electricidad ni combustibles fósiles, y por que me enrolo en la movilización general post-Bali.
Pablo Osés Azcona
Fuengirola (Málaga)