Mis rollitos chinos

Funeraria china busca licenciados

dibujo de una tumba publicado en China DailySentados al final del autobús que les lleva de vuelta al campus, Hu Ran y Gao Cheng aprovechan el clásico atasco pekinés para repasar los apuntes y hojear  por encima el China Daily. A ninguno de estos dos universitarios pekineses les apasiona este diario, - el primer  rotativo en inglés del gobierno chino,  lleno de propaganda - , pero les sirve para practicar el idioma. Hoy, sin embargo,  un titular de la sección "nacional" les ha llamado la atención: "la industria funeraria necesita jóvenes universitarios". Los dos se miran y ríen. La noticia habla del éxito de una feria de empleo para estudiantes organizada por  el sector funerario en Shangai el pasado 21 de marzo, a la que asistieron más de 5.000 licenciados. La industria funeraria es uno de los diez sectores más lucrativos de China, según  China Daily, y una buena oportunidad de empleo para los 6,1 millones de licenciados universitarios que este año entraran en el mercado laboral, y que el gobierno teme que se queden en paro.
"Yo, si puedo, intentaré encontrar empleo en una empresa estatal, es mucho más seguro", dice Gao,  ajustándose las gafas. "Ya sabes, con la crisis todo va  a ser mucho más difícil", añade este joven de aspecto empollón, de 23 años. Él y su amiga Hu estudian un máster de Relaciones Internacionales en la Peking University, una de las más prestigiosas de China, pero saben de sobras que ni un título de Máster ni dominar el inglés serán garantía para encontrar trabajo.

Preocupado por el aumento del paro entre los universitarios  ( a los   6,1 millones que se licencian ahora  hay que sumar casi dos millones de universitarios licenciados el año pasado, que aún no han encontrado trabajo),  las autoridades chinas se ha propuesto regularizar y promover  la industria funeraria que, según el Guangming Daily,  genera alrededor de 200.000 millones de yuanes al año (2000 millones de euros). La cifra tiene en cuenta los servicios funerarios  ( desde el maquillaje del cadáver a la organización de la vigilia y la incineración) y la venta de lápidas. 
"Espero que todos los que elegís trabajar aquí estéis preparados. La industria funeraria está considera un sector mórbido", advirtió el portavoz del departamento de crematorios y funerarias del gobierno chino, Wang Hongjie, a los asistentes a la feria de empleo en Shanghai. 

cementerio chino durante el qingming"El sector necesita estrategas, vendedores de servicios funerarios, arquitectos de tumbas y maquilladores profesionales, … ,  para suplir una notable "falta de talento", dijo Wang, según el China Daily.  En la feria se ofrecieron más de 400 empleos, con salarios que oscilan entre los 3.000 y 15000 mensuales. (300-1600 euros mensuales).
 Hasta ahora, el gran problema de la industria funeraria en China es que está monopolizada por empresas y mafias ilegales. La sociedad china es tradicional y muy supersticiosa cuando se trata de sus muertos, y la gente desconfía mucho de las casas mortuorias, acusadas de querer enriquecerse a costa de sus sentimientos y supersticiones.  Gracias a la elevada corrupción de los gobiernos locales, muchos inversores privados han podido comprar terrenos para levantar cementerios a precios ridículos, convirtiendo los cementerios en inversiones incluso más rentables que las inmobiliarias", apunta la agencia oficial china, Xinhua. Los dueños de cementerios se enriquecen vendiendo las lápidas que, según XInhua, pueden costar hasta 10.000 yuanes (1.100 euros), una suma considerable teniendo en cuenta que el sueldo mínimo de un trabajador de fábrica no alcanza los 100 euros.  
 "Mucha gente no se fía de las funerarias, piensan que son ilegales o que les van a timar", explica Vijay, empresario norteamericano, que junto a un par de socios está negociando  la construcción de un columbario en una ciudad del interior de China.  Los columbarios públicos-  una especie de mausoleos que permiten almacenar miles de urnas en nichos vista de un columbarioindividuales, permiten ahorrar el terreno de un cementerio y poder localizar fácilmente las cenizas de un familiar querido durante el festival QingMing, en que millones de chinos acuden a venerar a sus muertos. "Nosotros podemos garantizar que las cenizas de sus seres queridos no serán movidas de lugar", explica Vijay, consciente de la importancia que dan los chinos a "no molestar a los muertos". "Es muy complicado encontrar un terreno con un buen Feng Shui y que no moleste a los vecinos", dice el joven emprendedor, convencido del éxito de los columbarios tendrán en China, siguiendo los pasos de Taiwan y Hong Kong. Se trata de regiones densamente pobladas, de mayoría budista,  y con graves problemas de espacio, como en la mitad Este de China. Además, los intentos del gobierno chino por regular el sector funerario han  llevado a prohibir a las autoridades locales otorgar más licencias para abrir cementerios. 
Pekín también quiere empezar a regular precios máximos de los servicios mortuorios, que pueden costar más de 1000 yuanes (110 euros), incluyendo todo el proceso, desde limpiar y vestir al  cadáver a organizar la vigilia y la cremación. 
"La clave es ofrecer un servicio a buen precio y garantizar seguridad y tranquilidad a la gente", dice Vijay, convencido de que apostar por la industria funeraria en el país más poblado del mundo es una oportunidad de  negocio segura en época de crisis.

Links sobre el tema aparecidos en la prensa china:

http://www.chinadaily.com.cn/cndy/2009-04/09/content_7660103.htm