Monte Verde

ORÍGENES // JOSÉ MARÍA BERMÚDEZ DE CASTRO

* Director del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana, Burgos

Me resulta muy curiosa esta tendencia que tenemos los científicos a considerar que nuestros logros son mucho más importantes que los logrados por nuestros predecesores del mismo ámbito científico. Hace pocas semanas, el arqueólogo norteamericano Michael Waters y su equipo publicaron en la revista Science sus datos sobre la antigüedad del yacimiento tejano de Debra L. Friedkin, en el valle de Buttermilk Cree, donde han aparecido miles de herramientas de piedra. Esa antigüedad se cifra entre 13.200 y 15.500 años, que es anterior a la denominada cultura Clovis.

Los cazadores y recolectores de la cultura Clovis han sido considerados por la mayoría de los prehistoriadores como los primeros colonizadores del continente americano. Su antigüedad se ha fechado en unos 12.000 años antes del presente. Estos colonos habrían atravesado el puente helado entre Siberia y Alaska durante la última gran glaciación y se habrían expandido muy rápidamente por todo el continente. Esa rapidez ha sorprendido siempre a los expertos, por lo que no se ha dejado de buscar en yacimientos más antiguos.

En 2001, la propia revista Science hacía un balance de los cinco yacimientos más importantes con dataciones anteriores a la cultura Clovis. En Yukon, el yacimiento de Bluefish llega a los 16.500 años, mientras que el de Meadowcroft en Pennsylvania alcanza los 19.000 años; es decir, con datos muy anteriores a la cifra que manejan Michael Waters y su equipo en Buttermilk Creek.

Pero no tenemos que ir necesariamente a Estados Unidos para recibir lecciones de arqueología. El yacimiento de Monte Verde, próximo a la ciudad de Puerto Montt, en Chile, se ha datado en 14.800 años. En este sitio se han conservado herramientas fabricadas en hueso, piedra y madera y sus características son, por descontado, diferentes a las de la cultura Clovis. Monte Verde se conoce desde 1976 y ya en los años 1990 parecía haber terminado con el debate de la primera colonización americana. Pero sin duda no fue así. Es evidente que la primera entrada de cazadores por Siberia hacia Alaska tuvo que producirse mucho antes, y las cifras de Buttermilk Creek quedarán superadas pronto, por científicos que presumirán de haber batido un nuevo registro de antigüedad. Así somos los humanos.

Como dato de interés, comentaré que el yacimiento de Monte Verde y la ciudad de Puerto Montt están hermanados con los yacimientos y la pequeña localidad de Atapuerca, donde también se encuentran los vestigios de los primeros europeos.