La ciencia es la única noticia

Biomagnetismo médico

CIENCIA DE PEGA // MIGUEL ÁNGEL SABADELL

¿Sabía que puede curar el sida con un par de imanes? El médico mexicano Isaac Góiz se lo puede explicar, entre otras cosas, en un cursito de tres días que le costará 1.200 euros. Dice que es capaz de tratar el sida "mediante la aplicación de imanes en el par timo-recto. En el par positivo-ácido (recto) se aloja el virus VIH y con él hace resonancia la bacteria E. coli presente en el polo negativo-alcalino (timo)". No se rían porque ahora viene lo mejor: ¿por qué se hace así? Porque "entre ambos focos de virus y bacterias se establece una comunicación a distancia, en forma de ondas electromagnéticas, lo que permite la retroalimentación energética entre dichos microorganismos". Claro que la pega es encontrar el par biomagnético, que sólo se puede hacer de manera indirecta. ¿Cómo? Pónganse cómodos porque es una técnica merecedora del Club de la Comedia.

Para rastrear los polos biomagnéticos (la enfermedad) se coloca al paciente en decúbito supino sobre una mesa de madera u otro material aislante "para evitar interferencias con los imanes". El paciente, tomen nota, debe dejarse puestos los zapatos "ya que éstos permiten valorar el acortamiento o la elongación del miembro inferior derecho". El rastreo se realiza con el polo negativo de un imán y se comprueba en cada ocasión "si las piernas tienen la misma longitud o una parece más corta que la otra". ¿Cómo se hace? "Se toman los talones del paciente y se levantan las piernas unos 30°. Si la pierna derecha parece más corta que la otra es que ese punto está alterado". ¡Atentos! la diferencia puede oscilar ¡entre 1 y 5 centímetros!

Ya está todo. Goiz sostiene que "al inducir a los virus campos magnéticos superiores a 1.000 gauss pierden su capacidad patógena".

Y lo mejor de todo es que este individuo dice que tiene un doctorado en Medicina, obtenido en la Oxford International University (nótese el jugoso juego de palabras), hoy Bircham International University. En 12 meses y por 7.000 euros, usted también puede conseguirlo.