Opinion · Ciudadano autosuficiente

La Tierra es un artículo de segunda mano

tierra

 

¡Feliz día de la Tierra! Todo lo especial tiene un día propio, y nuestro planeta no podía ser menos. A estas horas el Día de la Tierra (#EarthDay, #DiaDeLaTierra) ya debe ser trending topic, el acuerdo de París está a punto de firmarse en la otra punta del globo terráqueo (porque no, no se había firmado todavía) y Donald Trump debe de estar debatiendo con el nuevo staff a cargo de su campaña electoral cómo ser, o aparentar ser, “más presidencial”.

Hoy queremos lanzar una reflexión, y es que si queremos conservar nuestro planeta, nuestra relación con él tiene que cambiar radicalmente. En un día como hoy todavía hay mucha gente que no se ha planteado que nuestro actual modo de vida, fundado sobre las bases de una economía global y basada en la fabricación masiva de toda clase de productos de usar y tirar, los necesitemos o no, es el mayor enemigo de nuestro planeta y que el cambio climático de nuestra era es de origen antropogénico: todos nosotros estamos destrozando el planeta que habitamos y no todos somos conscientes de ello.

Es casi imposible escapar a la globalización y mantenernos al margen de la sociedad. Pero hay mucho que podemos hacer, “desde dentro del sistema”. Podemos participar en economías circulares o colaborativas, dando una segunda vida a nuestros bienes más preciados y contaminantes para, a largo plazo, limitar la fabricación inútil. Es decir, participar en el mercado de segunda mano.

La ropa de segunda mano está de moda desde hace unos años. Que los jóvenes vistamos como nuestros padres lo hacían ha hecho crecer este mercado pero, ¿solo eso? La ropa no es el único producto que se reutiliza. Muebles, electrodomésticos, libros, instrumentos musicales, bicicletas e incluso móviles, se venden, cada vez más, tanto en establecimientos físicos como de forma online. ¿Es solo moda? ¿Es a raíz de la crisis? ¿Es por un cambio de conciencia relacionado con el consumismo y la economía circular?

Cada europeo consume catorce toneladas de materias primas y genera otras cinco de basura al año. Este ritmo insostenible exige abandonar la economía tradicional, basada en el principio de usar y tirar, y apostar por una en la que el ciclo de vida de los productos sea mucho mayor. Cuando se te rompe la tostadora, ¿la tiras o la reparas? ¿Y cuando vas a cambiar los muebles de tu casa? ¿Qué haces cuando te cansas de unos vaqueros?

Reutilizar productos reduce el consumo de materias primas, agua y energía en la producción de nuevos artículos y por ende, el volumen de residuos. Adquirir artículos de segunda mano ayuda al medio ambiente. El mercado de segunda mano cuenta con una serie de ventajas respecto al tradicional: bajos precios, variedad de productos, facilidad para encontrar artículos que ya no se fabrican, recuperación de una parte de tu inversión, o consumo responsable que ayuda al medio ambiente, a tu salud y a tu bolsillo.

La calculadora de la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS), estima las emisiones de CO2 que una persona puede eludir con la suma de cada objeto que reutiliza. El invento muestra que la reutilización de un vaquero evita la emisión de 5,41 Kg de CO2, equivalente al CO2 que absorben 275 árboles en un día o al que emite un coche en 24 horas.

Además de las tiendas de segunda mano, que se están extendiendo rápidamente por toda España, Internet es una gran herramienta para este mercado a través de portales como Segundamano.es (ahora Vibbo), Wallapop, Ebay o Amazon. Vibbo asegura que sus usuarios ahorraron 700.000 toneladas de dióxido de carbono mediante la compraventa de objetos de segunda mano en España en 2015, lo que equivale a eliminar todo el tráfico que soporta Madrid durante 2,5 meses o a producir 2,9 millones de sofás, según el estudio ‘Second Hand Effect’.

La compraventa de objetos de segunda mano representa una enorme contribución a la sostenibilidad. La mayoría de los productos que consumimos pueden tener una ‘’segunda vida’’ útil en otras manos. Lo que necesitas ya está fabricado. Reutilízalo.

Alba Zaragoza De Vincenzo @alba_zdv
Yasmín Tárraga  @YasminTarraga