Opinion · Ciudadano autosuficiente

Combate el síndrome posvacacional con estos nueve retos

Quien dice síndrome posvacacional también puede decir euforia posvacacional (de vuelta a la rutina diaria, ya no tienes que estar todo el día intentando relajarte y desconectar, ni compartir paellas a todas horas, ni rebozarte en la arena pringado de crema solar). Sea una cosa u otra, aquí tienes nueve ideas para prolongar la parte indiscutiblemente buena de tus vacaciones, es decir la vida sana, los gazpachos, vestir de cualquier manera, cocinar cuando te apetece, ir en bici, regar las plantas, caminar, ver revolotear a los insectos y otros animalillos, etc., etc. Ahí van los nueve retos:

Poco a poco vamos a conseguirlo: erradicar el plástico desechable.

La variedad de frutas, verduras, legumbres y cereales es enorme. Necesitarías toda una vida para probarlas todas.

Necesitas solamente un buen recetario de cocina y algo de tiempo para ir al mercado.

De los patinetes a los cochazos de tipo Tesla. Con una, dos, tres o cuatro ruedas.

Un solo tiesto es mejor que ningún tiesto. Y las plantas de la región casi no necesitan agua.

Calcula unos 10 minutos por kilómetro. Si tienes una hora disponible, tendrás toda la ciudad a tu alcance.

Lo de separar los residuos se termina convirtiendo en un vicio. Y lo de no producirlos, también.

Hay toda clase de seres vivos, visibles e invisibles, compartiendo su casa contigo. Pacta algunas reglas de convivencia y disfruta de su compañía.

A no ser que seas realmente fashionista, puedes relajarte mucho con la ropa, y gastar mucho menos dinero.

 

Únete a los miles de personas que ya han medido su huella ecológica… y aprendido cómo hacerla más pequeña. Haz clic en este enlace, no te llevará más de un minuto.