Ciudadano autosuficiente

El ahorro como nueva forma de vida

Photo by kevin Baquerizo on Unsplash

Nos hemos cansado de ver en las noticias lo cara que está el agua, la luz o el gas pero por más que nos molestamos en ahorrar nunca sabemos realmente lo que gastamos el día a día, hasta que nos llega la factura. Las personas no nos damos cuenta de lo que gastan hasta que lo vemos con grandes números y en rojo. Por ello la implantación de dispositivos de seguimiento de los gastos diarios está teniendo mucho éxito fuera de nuestro país y es una realidad a la que deberíamos acomodarnos.

Un ejemplo práctico:
Mientras nos duchamos no sabemos el gas o la luz que gastamos para calentar el agua o la propia cantidad de la misma. Con un sencillo aparato que se pueda conectar a la ducha, midiendo el caudal y conectado al suministro de luz, al acabar tu ducha se podría saber, vía una aplicación conectada al móvil, cuánto dinero real te ha costado esa ducha.

Si este concepto lo extrapolamos a, tiempo que has estado fregando los platos, el lavavajillas, calefacción, etc. una persona podría controlar mejor los gastos que lleva al día y cuándo se puede permitir cada gasto.

El único inconveniente es que este control por cada cosa que suceda en nuestro hogar puede desencadenar a un seguimiento irracional de algunas personas por ahorrar en todo lo que puedan.

¿Cómo funciona?
Independientemente de la empresa que pueda fabricar estos dispositivos, todos tienen varias cosas en común. El aparato no suele requerir ninguna o casi ninguna instalación técnica por parte del usuario. La mayoría de ellos tienen vinculada una página web o una App que va reflejando en tiempo real del consumo tanto de agua ( si el dispositivo se conecta a cualquier toma de agua, ya sea bien ducha, grifo, etc) como de electricidad si por ejemplo está conectado al termostato de la casa.

Algunas empresas apuestan por la domotización de toda la casa, uniendo varios sistemas y teniendo el control de los mismos al alcance de tu mano con un solo botón.

Centrándonos un poco más en el dispositivo de seguimiento del agua que se gasta en la ducha. El sistema es sencillo; entre la propia ducha y el grifo de la misma, en apenas unos minutos, se coloca un sensor el cual va midiendo tanto el caudal de agua como la temperatura.

Desde que se instala, el aparato ya empieza a muestrear la cantidad de agua y electricidad que se va a consumir en cada ducha. Uno de los dispositivos que comentaremos más adelante lleva integrado en el aparato unas imágenes de un oso polar sobre un casquete de hielo para concienciar y enseñar a los más pequeños de la casa el coste de su ducha, ya que si se alarga demasiado, el casquete se funde y el oso se ahoga.

Lo más interesante de este sistema que acabamos de comentar, es que no necesita baterías externas para la fuente de alimentación que hace que todo funcione, ya extrae la energía de una microturbina que produce la energía necesaria con el propio caudal de la ducha.

¿No deberíamos tener uno instalado?
Ahora habría que plantearse la cuestión: Si esta tecnología es un sistema novedoso que nos ayuda a ahorrar y a ser más conscientes de nuestros gastos a la vez que inculcamos a las nuevas generaciones, como nuestros hijos, sobre el gasto del agua y el impacto que tiene esa "huella hídrica" en el medio ambiente, ¿por qué no hay un aparato de estos instalado en cada una de nuestras casas?

Hay que hacer saber a las personas, en estos tiempos donde la presencia humana en cada uno de los hogares cuenta; de que el hecho de estar aislados y pasar más tiempo en casa supone un gasto mayor de agua y luz del que no somos totalmente conscientes.

Si tuviéramos una pequeña ayuda que nos abriera los ojos a ese derroche continuo, podríamos no sólo tener más dinero en nuestros bolsillos, también contribuiremos a que este confinamiento sea lo más ecológico posible.

Algunos ejemplos de este tipo de dispositivos

rodrigueznagy.es
Esta empresa tiene a disposición una gran variedad de aparatos los cuales permiten un seguimiento del consumo de agua (como el del enlace) pero también existe la posibilidad de domotizar el hogar con un set completo. Permite al usuario ver el gasto de electricidad por medio del propio aparato o por vía de la página web de la empresa.

Amphiro
La empresa Amphiro AG comercializa un sensor de consumo de agua y energía que se puede conectar fácilmente a la ducha.
Se trata de un proyecto europeo en el que participa la empresa Aguas de Alicante, que está testando el dispositivo en viviendas de la ciudad.

Álvaro Pastoriza García-Madrid