La guerra de los espectros

CÍRCULO HOLMES

XAVI CASINOS (Periodista y Escritor)

Hace unos días escuchaba del secretario de Estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, un llamamiento para que las televisiones –en especial locales y regionales– liberen espectro radioeléctrico y pasen a emitir por Internet, aprovechando toda la capacidad interactiva y, de paso, las telefónicas tendrían campo libre para desarrollar nuevos servicios –incluida la TV– para la telefonía móvil.

No puedo estar más de acuerdo con Ros. El problema es que este discurso es magnífico en Holanda, Suecia o Alemania, donde la TV por cable tiene una penetración altísima, todo lo contrario que en España, donde la emisión por ondas terrestres es apabullantemente dominante. Además, los informes dicen que en banda ancha estamos a la cola de Europa, con una penetración de la ADSL de sólo 18 líneas por cada 100 habitantes. De momento, lo de que las televisiones migren a Internet no haría más que evidenciar la dramática fractura digital del país.

Todo esto hay que enmarcarlo en la batalla que telefónicas y televisiones mantienen en Europa por el llamado dividendo digital, el espectro que dejará libre el apagón analógico y el encendido de la TDT. Las primeras dicen que lo necesitan para sus redes de móviles, y las segundas, para desarrollar la televisión de alta definición. Un servidor osa pronosticar que vencerán las telefónicas, que están mejor musculadas financieramente, ganan más dinero y compran participaciones en las cadenas de TV.