¿Una calle para Churchill?

XAVI CASINOS

Circula por Internet una convocatoria de concentración, mañana, en Barcelona para reclamar una calle para Winston Churchill. Los promotores son la Fundació Catalunya Oberta y el grupo Hayek, vinculado a la anterior. Dicen que el primer ministro británico durante la
II Guerra Mundial lo merece por su defensa de la paz, la democracia y la libertad, y porque pidió a los londinenses que resistieran los bombardeos alemanes con la misma heroicidad que Barcelona resistió los franquistas.
No se trata de poner en duda el papel histórico desempeñado por Churchill, con quien sin duda Gran Bretaña y buena parte de Europa están en deuda, pero no España, pues fue uno de los más férreos valedores de la continuidad del régimen de Franco tras la guerra mundial. Es decir, fue uno de los culpables de que los aliados frenaran en los Pirineos su avance contra el fascismo.
Churchill pensaba que la España de Franco contribuiría a contener la influencia soviética en la Europa de posguerra.
Por eso sorprende que el promotor de la iniciativa sea la citada fundación, entre cuyos destacados miembros se cuentan relevantes históricos de CiU, como los ex consejeros Joan Guitart, Macià Alavedra y Andreu Mas-Collell, además de gente como Lluís Prenafeta y Arcadi Calzada. Sorprende porque ellos mismos vivieron la represión franquista, por no hablar de su líder, el president Jordi Pujol, que sufrió tortura y cárcel. Hay que ser coherente.