Civismos incívicos

La videovigilancia provoca el aumento de los robos de coche

Mi retiro canadiense me permite por fin hacerme eco de los resultados provisionales de la primera evaluación sobre la eficacia de las cámaras de videovigilancia en el espacio público realizada en España, concretamente en el municipio de Málaga, por José Luis Díez Ripollés y Anabel Cerezo, de la Universidad de Málaga.

El equipo de investigación aprovechó la noticia de la instalación de 17 cámaras de videovigilancia en las calles del centro histórico de la ciudad en 2007 para elaborar una metodología que permitiera evaluar el impacto de la vigilancia. Para ello, entrevistaron a más de mil personas, entre ciudadanos y ciudadanas, operadores y policías y comerciantes, en 2006 y 2008. El objetivo era medir tanto "la victimación y percepción de inseguridad de las personas que transitan por esas calles del centro de la ciudad" como evaluar los datos policiales antes y después de la instalación de los dispositivos. Para facilitar la valoración de los datos, la metodología se realizó tanto en el espacio videovigilado como en otro de similares características sin videovigilancia.

Entre los resultados, lo que más llama la atención es que después de la instalación de la videovigilancia en el centro histórico de Málaga, los robos y hurtos siguieron aumentando. Aunque lo hicieron en menor medida (5.4%) en la zona videovigilada, el mayor aumento en la zona sin videovigilancia (12.5%) puede atribuirse al efecto desplazamiento.

En el caso de los robos de coches, éstos disminuyeron en la zona sin videovigilancia (-6.2%) y aumentaron en la zona videovigilada (1.1%).

En realidad, sólo los robos en viviendas disminuyeron en la zona con videovigilancia (-3.2%), pero a costa de provocar un aumento del 6.5% en la adyacente zona sin videovigilancia.

Interesante es también ver el impacto de la videovigilancia en la percepción de inseguridad y delincuencia en Málaga, que es nulo: la gente se sentía en 2008 igual de insegura que en 2006, tanto en la zona videovigilada como en la no videovigilada.

Evidentemente, el título del post es una provocación. Es absurdo afirmar que la videovigilancia provoca el aumento de los robos de coches. Igual de absurdo, con los datos en la mano, que afirmar que tiene efectos disuasorios o que mejora la sensación de seguridad.

.

PD. En 2009, el Ayuntamiento de Málaga aprobó ampliar el sistema con 57 cámaras más, con un coste de 600.000 euros.