Opinion · Con M de

El corazón de la Amazonia resuena en el Congreso de los Diputados

Miembros de la campaña 'Ni una gota más' en el Congreso. Foto: Mídia Índia.
Miembros de la campaña ‘Ni una gota más’ en el Congreso. Foto: Mídia Índia.

Por Alberto Alonso (@AlonsoP_Alberto)

Sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados. Un silbido sobresalta a las casi 200 personas presentes. Lo que hasta el momento era un murmullo de conversaciones desenfadadas se torna en un silencio expectante. Todos giran la cabeza hacia el fondo de sala, desde donde el indígena Elizeu Guarani hace sonar su silbato amazónico. La delegación indígena, ataviada con tocados tradicionales, se encamina hacia el escenario mientras entona un cántico, con una armonía acústica que hace olvidar que este episodio tiene lugar en Madrid y no el corazón del Amazonas.

La delegación de la campaña bajo el lema ‘Sangre indígena: ni una gota más’ aterrizó esta semana en Madrid durante su gira europea para denunciar la destrucción del Amazonas y la situación de los pueblos indígenas en Brasil a causa de la industria agroforestal.

La lideresa indígena Sonia Guajajara encabeza a esta delegación, que en su gira ya ha visitado 12 países y 19 ciudades de toda Europa en 35 días, siendo Madrid su última parada antes de volver a casa. El objetivo de esta gira es denunciar las violaciones del Gobierno brasileño contra los pueblos indígenas y la destrucción del Amazonas, que ha aumentado enormemente desde la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia de Brasil.

“No podemos permitir un modelo económico que destruye”, denuncia la líder indígena, quien además asegura que “no queremos más mártires, sino voces vivas que luchen contra este capitalismo”. Lo dice con rabia. El primero de noviembre fue asesinado su hermano Paulinho Guajajara, también luchador por los derechos de los pueblos indígenas, cuya muerte se suma a la lista de personas que han perdido la vida por denunciar las barbaridades del agronegocio del Amazonas. Con sus políticas, Bolsonaro está provocando “un genocidio, un etnocidio y un ecocidio”, según esta activista.

A pocos días de que comience la Cumbre del Clima, que se celebrará en Madrid, Sonia Guajajara dejó un recado directo a todos los dirigentes mundiales que asistirán: el mundo está muy preocupado con el cambio climático, pero los pueblos indígenas, guardianes de la Amazonía y ejemplo de sostenibilidad, siguen muriendo asesinados. Aunque reconoce que en los tratados contra el cambio climático se nombra a los indígenas, opina que después los dirigentes políticos no entienden sus reivindicaciones. 

Los incendios en la Amazonia han aumentado un 82% entre los meses de enero y agosto en comparación con el mismo periodo del año 2018, según los datos del Instituto de Investigaciones espaciales (INPE) de Brasil. A su vez, la deforestación se incrementó en casi un 30%, lo que supone “la mayor pérdida de vegetación desde el año 2008”, según este organismo oficial.

Los pueblos indígenas están presentes en 92 países y suponen el 5% de la población mundial. “Los indígenas garantizan la biodiversidad del planeta, ya que donde hay indígenas hay bosque”, la activista indígena.

Al finalizar su discurso en el Congreso, Sonia Guajajara manifestó que otro de los objetivos esta gira es “reforestar el corazón de las personas” y concienciar sobre la lucha indígena era una lucha global, ya que la destrucción afecta a todos. Tratados de libre comercio, como el que suscribieron recientemente Mercosur y la Unión Europea, se hacen “en convivencia con el genocidio de los pueblos indígenas”, opina. 

En su periplo por Europa, la delegación brasileña han intentado hacer llegar su mensaje al mayor número de personas y dirigentes políticos. En Madrid, aunque habían invitado a todos los grupos parlamentarios, solo aparecieron los diputados Gerardo Pisarello (Unidas Podemos) y Carolina Telechea (Esquerra Republicana). Ambos mostraron su solidaridad con la lucha indígena y su compromiso a rechazar las “políticas predatorias” y “no normalizar a los ‘Bolsonaros’ de América y de Europa”.

El emotivo discurso de Sonia Guajajara acabó con gran ovación cerrada y todos los asistentes puestos en pie al grito de “Ni uma gota mais”.

Miembros de la campaña 'Ni una gota más' en el Congreso. Foto: Mídia Índia.
Miembros de la campaña ‘Ni una gota más’ en el Congreso. Foto: Mídia Índia.