Opinion · Con M de

Un frente común contra el racismo y la xenofobia

"Fuck Racism", Paul Sableman / CC BY 2.0
«Fuck Racism», Paul Sableman / CC BY 2.0

Talita de Fátima B. Moreira / Poder Migrante (@MigrantePoder)

“Lo que ustedes y yo necesitamos es tratar de olvidar nuestras diferencias. Cuando nos reunimos, no nos reunimos como bautistas ni como metodistas. No vives en un infierno porque seas metodista o bautista, no vives en un infierno porque seas demócrata o republicano, no vives en un infierno porque seas masón o elk, y seguro que tampoco vives en un infierno porque seas norteamericano, porque si fueras norteamericano no vivirías en un infierno. Vives en un infierno porque eres negro. Tú vives en un infierno y todos nosotros vivimos en un infierno por la misma razón.” (Extracto de Mensaje a las bases, discurso público pronunciado por el activista de derechos humanos Malcolm X el 10 de noviembre de 1963). 

Los últimos años han sido muy duros para las personas inmigrantes en Europa y España, dado que somos los nuevos judíos, es decir, el nuevo chivo expiatorio del continente. Sin embargo, debido a que el año 2019 ha sido el año electoral en el cual la extrema derecha ha tenido más espacio que nunca, mientras la izquierda se ha hecho la muda, nuestros cuerpos han recibido una sobrecarga de violencia racista y xenófoba, tanto por parte de los partidos de la derecha y extrema derecha, con sus discursos cargados de odios y mentiras, como por la pasividad y silencio de los partidos de la izquierda blanca española. 

Es imprescindible que TODAS las personas migrantes que residan en el estado español, estén en situación administrativa regular o irregular; tengan la nacionalidad española o no; sean negros, moros, indígenas, chinos, etc.; hayan llegado ayer, o lleven aquí 10, 15 o 30 años, reflexionen sobre todo lo que ha ocurrido estos últimos años. En especial, lo que ha ocurrido este año con la criminalización y marginalización de nuestros menores: agresiones hacia ellos en la calle, un atentado a un centro de menores, toda la violencia que han sufrido nuestros colectivos resultado de los discursos de odio de diferentes partidos de derecha y extrema derecha, con la connivencia de los partidos de izquierdas, que han estado mirando al otro lado durante todo el tiempo mientras repiten como mantra su gastado discurso de «todos somos humanos» o «no veo colores, sólo seres humanos».  

Marcha contra el racismo en Londres, 2017. Tim Dennell / CC BY-NC 2.0
Marcha contra el racismo en Londres, 2017. Tim Dennell / CC BY-NC 2.0

Pido a todas las personas migrantes que dejen de idolatrar a la «izquierda blanca española » y de dividirnos entre nosotros en nombre de este «progresismo blanco europeo» que tanto nos venden y han vendido, pues esto no nos llevará a ningún lado: así como los partidos de las derechas y extrema derecha nos utilizan para ganar votos mientras nos criminalizan, las izquierdas también lo hacen, porque más allá de su condescendencia ninguno de ellos tienen ningún proyecto real antirracista, antixenófobo para nosotros ni nunca lo van a tener. 

Mi llamado es a que nos juntemos y dejemos de lado está división eurocentrista de «derecha» e «izquierda» porque, independiente de nuestra ideología política, seguiremos siendo discriminados y sufriendo todas las violencias xenófobas y racistas de todos los bandos: para ellos somos este regalo horrible de Navidad que la tía Paquita trajo de alguno de sus viajes y no saben dónde meterlo ni qué hacer con él. 

Algunos deben de estar pensando que eso no es posible, y yo les digo que sí lo es: es muy posible que miremos a nuestro objetivo en común, que dejemos de pelear entre nosotros y exponer a los que no son de izquierdas. Se me ocurre que el gran ejemplo de esto es la plataforma Teruel Existe en la que personas de distintas ideologías, con un objetivo en común, han logrado desarrollar un trabajado duro durante años en pro de mejorar la vida en su provincia. 

Juntemos fuerzas entre todas las personas migrantes y enfoquémonos en nuestro objetivo: la lucha contra el racismo, la xenofobia y que se nos reconozcan como ciudadanos de pleno derecho en la sociedad española. 

Talita de Fátima es de Brasil y vive en Zaragoza desde hace 15 años. Ha colaborado con diversas ONG antirracistas como SOS Racismo Aragón y la Plataforma contra el Racismo y la Xenofobia en Zaragoza. Actualmente colabora con ONG migrantes y con el colectivo de trabajadoras del hogar y cuidados de Zaragoza.