Con negritas

La pesada losa de la deuda de NH

Antes incluso de sentarse con los bancos, el presidente de NH, GABRIELE BURGIO, ha hecho público su deseo de renegociar el crédito sindicado que en agosto de 2007 le concedió un pool de 35 bancos capitaneado por el BBVA. Su importe inicial era de 650 millones con vencimiento a cinco años y estaba destinado en parte a financiar la expansión del grupo hotelero, que la crisis económica desencadenada poco después se encargó de frenar en seco. Desde entonces, las cuentas de NH han cambiado de signo, a tal punto que sus últimos resultados conocidos, correspondientes a los nueve primeros meses de 2010, arrojan unas pérdidas de 45,2 millones, frente a los 49,8 que ganó en el mismo periodo de aquel ejercicio.

El crédito sindicado que Burgio pretende renegociar representa algo más del 60% de los 1.082,1 millones de euros que el grupo debía a 30 de septiembre, cifra equivalente a 15 veces el resultado bruto de explotación (ebitda) de 2009. Tan alto nivel de endeudamiento ha obligado a NH a poner en marcha un fuerte plan de desinversiones, cuyo objetivo para este año era obtener del orden de 300 millones, con el propósito de darle oxígeno a su situación financiera. A día de hoy, sin embargo, el plan está lejos de cumplirse: sólo se han vendido tres hoteles en México, uno en Reino Unido, uno en Italia y uno en Suiza, por un montante inferior a los 170 millones.

Burgio se ha comprometido públicamente a completar la enajenación de activos en los primeros meses de 2010, pero ni eso ni la suave mejoría de las perspectivas del negocio parecen suficientes para que NH haga frente al crédito sindicado en los términos previstos. De ahí la necesidad de pedir árnica a sus acreedores, que el pasado verano recibieron 32,5 millones de euros y esperan como agua de mayo los 162,5 millones que el grupo tiene que pagarles en 2011 y los 455 millones de 2012, intereses aparte. El problema estriba en que la banca podría exigir a cambio un esfuerzo adicional a los accionistas, que a mediados de 2009 ya tuvieron que cubrir una importante ampliación de capital (225 millones de euros), de la que muchos de ellos salieron exhaustos.

El meollo societario

En el accionariado de NH están presentes con participaciones significativas Caja Madrid, Bancaja, Ibercaja y la Kutxa, que suman alrededor del 30% del capital. El socio principal es el Grupo Inversor Hesperia (25%), propietario de la cadena hotelera del mismo nombre y controlado por JOSÉ ANTONIO CASTRO. A través de la sociedad patrimonial Pontagadea, tiene un porcentaje de NH ligeramente superior al 5% el fundador de Inditex, AMANCIO ORTEGA.