Salud en positivo

¡Niño deja ya de joder con la pelota!

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

Esa canción de Serrat de "esos locos bajitos" puede que cobre actualidad. "Niño, deja de joder con la pelota, niño que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca …"  ¿Qué podemos hacer para que los niños y niñas además del estado de alarma no tengan que soportar a unos padres presos del hartazgo y la frustración cuando se cumple la primera semana desde la declaración del estado de alarma?

Los niños y niñas no van al colegio y para ellos el quedarse en casa está perdiendo su gracia. Los novillos ya no molan tanto. "Mamá me aburroooooo".  No sabemos cuándo se reanudarán las clases y sus rutinas. Las actividades extraescolares, los partidos de baloncesto, de fútbol o cualquier otro deporte están suspendidos. Y no parece que sea para un periodo breve.

Los adultos andamos enredados en el teletrabajo, o salir y entrar de casa extremando precauciones… además de hacernos cargo de una intendencia cotidiana algo más complicada. Pero esto no debe hacernos perder de vista a los más pequeños de la familia. Nosotros en nuestro mundo de preocupaciones seguimos hacia adelante, a veces sin darnos cuenta que las y los más pequeños, a su manera, están también preocupados.

Los niños y niñas saben que algo está pasando. Notan el clima enrarecido, el miedo, la preocupación… ante la crisis sanitaria por la pandemia.  En este contexto cada uno de ellos y ellas lo expresará a su manera, puede aparecer angustia, ansiedad, estrés, miedo o tristeza, incluso con rabietas o conductas desafiantes, en todo caso diferentes manifestaciones de sufrimiento y preocupación.  En este contexto los castigos están especialmente desaconsejados y es necesaria mayor dosis de diálogo y paciencia. Se trata de fortalecer la resiliencia de los niños y niñas.

Por si son de ayuda se pueden seguir algunos de los siguiente consejos prácticos, claro está, adaptándolos cada cual a su realidad y siendo flexibles.

En primer lugar, hay que explicar qué está pasando. Es bueno compartir que estamos viviendo una situación excepcional, un reto, un desafío crucial y que todos y todas somos parte de la solución. Es importante no trasmitir miedo y aprovechar para insistir en las medidas de higiene como lavado de manos, toser en antebrazo o pañuelo desechable, no tocar cara, boca, nariz y ojos. Enseñarles a protegerse y a ser responsables de su salud.

Podemos aprovechar las horas de convivencia en casa, en vez de sufrirlas, si marcamos pautas y establecemos horarios. Para organizar horarios debemos estar todos de acuerdo, y podemos comenzar por las cosas más sencillas, como hora de levantarse y acostarse y horas de comidas. Después viene el horario de actividades. Estudio, lectura, repaso de tareas escolares o manualidades. El mejor momento es por la mañana cuando todos estamos más frescos y nos concentramos más. Debemos tener presente que el alumnado de primaria necesita más apoyo para llevar a cabo estas tareas, por lo que requiere que le dediquemos algo de tiempo y en la medida de nuestras posibilidades intentar que el aprendizaje sea divertido.

En las rutinas también podemos repartir con los niños y niñas las tareas domésticas. Se puede cocinar con ellos, regar las plantas, ordenar los juguetes, tender la ropa o poner la mesa, lo importante es que se corresponsabilicen del mantenimiento del orden y el bienestar de la familia.

A las horas de trabajo hay que sumarle también tiempo libre. Tiempo para el juego, si algo desean los niños y niñas es que sus padres jueguen con ellos. Es el momento. Se puede organizar una suerte de turno para desempolvar viejos y nuevos juegos y juguetes. Para evitar el abuso de pantallas, incluida la televisión, podemos potenciar la lectura. Si el niño o niña no se tiene costumbre, se le puede leer, escuchar historias y relatos seguro que es algo que les gusta; el típico cuento antes de dormir es algo que también tiene mucho éxito. Y tiempo para mantener contacto virtual con otros niños y niñas a través de llamadas o videollamadas, en grupo son más divertidas, aunque un poco caóticas.

Pero estas semanas además de gestionar la logística familiar, debemos tener en cuenta la gestión de las emociones. Saber dar consuelo y tener conversaciones para tranquilizar el ánimo. Que no comenten sus preocupaciones no significa que no las tengan, preguntarles, hacerlo con preguntas abiertas. Escuchar, dejarles hablar, así sabrás lo que saben. Si no saben nada puedes comenzar por recordarle hábitos de higiene y rutinas para estar en casa. También hay que responder a sus preguntas dando la información que necesitan. Siempre diciendo la verdad de la forma más adecuada a su nivel de madurez. Puede suceder que no tengas todas las respuestas, mejor no inventar ni improvisar, no todo tiene respuesta y se pueden buscar en páginas oficiales conjuntamente. Si son mayores y tienen acceso a redes sociales y WhatsApp es bueno que compartan la información con otro adulto, ya que puede estar bebiendo de fuentes falsas. En conclusión, se trata de no restar importancia a sus preocupaciones, ni evitarlas, si es posible, huir de conflictos innecesarios, y   que reciban el mensaje de que nos importan.

También sirve potenciar la creatividad y la expresión de sus emociones a través del arte con dibujos, carteles que pueden compartir en ventanas o grupos de wasap.  Escuchar música. Y si es posible hasta bailar.

Además, potenciar la positividad, la esperanza y la resiliencia, participando del sentimiento de comunidad, con la búsqueda de referentes positivos, ejemplos de empatía y solidaridad. Para lo que puede ser útil marcar los días en un calendario, escribir un diario, hacer un mural con mensajes positivos o salir a aplaudir por las tardes en los homenajes ciudadanos.

Y para finalizar los consejos, hacer excepciones, muchas, y saltarse  las normas, porque recuerda lo que decía El Principito  "Las personas mayores nunca pueden comprender algo por sí solas y es muy aburrido para los niños tener que darles una y otra vez explicaciones".

Y si quieres escuchar esta entrada:

FIRMANTES DEL BLOG

  • Carmen Montón. Embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos. Ex Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social.
  • Rafael Sotoca. Médico de Familia y ex director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ex Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social
  • Isabel González.  Médico radiólogo. Ex Jefa de Servicio de Radiología. Ex Profesora Asociada de Radiología Universidad Miguel Hernández de Elche. Ex directora Gral. de La Alta Inspección de la C. Valenciana. Ex Gerente de los Departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Pere Herrera de Pablo. Especialista MFYC. Médico SAMU. Exdirector Servicio Emergencias Sanitarias CV
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y Jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ex responsable de la oficina autonómica de salud mental.
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y ex jefe de servicio de enfermedades infecciosas, emergentes e importadas. Ex Profesor Asociado del Departamento de Medicina de la Universidad de Valencia. Ex Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia
  • Ana BonedOmbuena. Técnico Superior de Salud Pública de la Consellería de Sanitat Valenciana. Máster en salud pública por la U. de Harvard y especialista en medicina familiar y comunitaria.
  • José Antonio López Cócera. Enfermero especialista en salud mental miembro de la comisión nacional de la especialidad
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Exdiputada.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina. Especialista en MFYC y en Análisis Clínicos. Ex gerente del Departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria. Expresidente SoVaMFiC
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.
  • Juan Domene. Médico Inspector. Servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ex gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.