Salud en positivo

Los accidentes domésticos y los niños

Ilustración: Verónica Montón Alegre.
Ilustración: Verónica Montón Alegre.

Después de 42 días de confinamiento ya se han agotado todos los trucos para entretener a los peques junto a los números de la báscula. Porque lo que parece que no tiene fin es la energía de los pequeños encerrados, que a falta de parque han tomado el sofá del salón como tobogán y las macetas del balcón como arenero. A estas alturas no sabemos quién realmente está más harto, si ellos sin salir o nosotros sin que salgan.

Y aunque la semana que viene podremos sacarlos, literalmente, a dar un paseo con reglas más complicadas que en el mus, seguirán pasando 23 horas en casa.

Y ahora que ya hemos asumido con humildad que no podemos llevar el ritmo del cole, viene el peligro de la relajación. Es en ese pacto de no agresión, de aceptación de las fronteras del conflicto doméstico, donde está el riesgo que conlleva el bajar la guardia.

En este tiempo en que no es sensato ir al centro de salud o al hospital por ningún motivo, aparecen los accidentes domésticos como primera causa de atención sanitaria en menores. Y muchos son prevenibles.

En días en que no paramos de hablar de salud y medicina, ten en cuenta uno de los mantras televisivos más antiguos e importantes: mantén los medicamentos fuera del alcance de los niños. Ni el paracetamol, bueno, ojito con el paracetamol. Y quien dice medicamentos, dice todos los productos de limpieza que el constante mantenimiento y desinfección de la casa nos hace tener a mano estos días. Botes que se quedan esperando "para seguir luego" o para "terminar después de la siesta". Esa botella de agua o ese "chuf chuf" de regar las plantas, que hemos rellenado con agua y lejía para desinfectar bien pomos y llaves de la luz. Bajo llave, bajo pestillo, en el alto más alto, pero fuera de su alcance, que es mucho y cada día más.

Con esto del teletrabajo y que el móvil no para ni un segundo entre videollamadas y wasap, los cables y cargadores pueden tendernos una trampa. Por muy de leche que sean los dientes, no es agradable que se partan uno por un mal tropezón.

¿Y cuantos bizcochos llevamos ya en este mes? ¿Aún no han intentado lo de hacer yogur? Pues tocará para mañana o pasado mañana por que ya no queda levadura en el super. El caso es que la cocina se ha convertido en una de las actividades más socorridas. Y está muy bien eso de cocinar en familia. Si, es un desastre de desorden, pero se pasan ratos muy ricos. Aun oigo a mi abuela gritándome: ¡el mango de la sartén hacia adentro! En tiempos de Master Chef atención a los fuegos, al horno caliente y al agua de la pasta y de cocer huevos.  Sin duda puede ser buen momento para enseñar a usar los cuchillos u otros utensilios, pero siempre bajo la atenta mirada que decían antes.

Y teniendo en cuenta que en algún momento de esta primavera el cielo dejará de desplomarse sobre nuestras cabezas y que saldrá el sol. Habrá que cuidarse bien de dejar cerradas las ventanas y puertas de terrazas. Ventilar, mucho, pero sin dejar sillas o muebles delante ni tampoco delante de la tele.

Pensarán, quienes escriben esto son personas obsesivas y sufridoras en anticipación, que ven desgracias en cada esquina, pues va a ser que no. Y es que un día te encuentras poniendo pestillos en los armarios y protectores en enchufes, escaleras y en las esquinas de las mesitas de cristal. Igual que la cantidad de parques que aparecen como por arte de magia en la ciudad y que ni sabías que existían antes de la crianza, o la insufrible ausencia de rampas en las aceras o escalones en los portales que tampoco echaste de menos hasta que te sacaste el carnet de conducir de carritos.

Parece mentira la capacidad que se desarrolla entre los padres para ver peligros donde antes solo se veían objetos, incluso los más hermosos. Como las escaleras de casa pasan a ser de glamurosas a peligrosas en un instante. Como si tu casa pasara a ser el mismísimo Hogwarts en el que todo se puede convertir mágicamente en objetos del mal.

FIRMANTES DEL BLOG

  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia
  • Isabel González. Médico radiólogo. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Ana Boned Ombuena. Técnico Superior de Salud Pública de la Consellería de Sanitat Valenciana. Máster en salud pública por la U. de Harvard y especialista en medicina familiar y comunitaria.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria y representante sindical. Ha sido presidente de la Sociedad Científica de Medicina Familiar en la Comunitat Valenciana.
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar. Ilustradora del Blog Coronavirus en positivo.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.