Salud en positivo

Cuando la pandemia pase...

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

La humanización de la asistencia sanitaria es clave en la pandemia y cuando pase

En estos días de confinamiento hemos tenido tiempo para reflexionar sobre  muchas cuestiones y situaciones personales y de otros ámbitos. La humanización de la asistencia sanitaria es un tema  importante en esta situación que estamos sufriendo.

La reflexión comencé hacérmela al leer la poesía, «Cuando la tormenta pase», del poeta cubano Alex Valdés que estos meses ha circulado mucho por las redes sociales. Cuándo la Covid-19 esté controlada ¿Qué ocurrirá con la humanización de la asistencia sanitaria?

En la década del 2010 se hizo más patente la preocupación por la humanización de la asistencia sanitaria. El tejido asociativo, escaso en esos días pero fuerte en la reivindicación de los derechos de los pacientes (Foro Español de Pacientes, Alianza de Pacientes), plantea la  participación de los pacientes en el sistema sanitario como un derecho, participación en el diseño de las políticas sanitarias y en los procesos de su propia salud. Quién sabe más de su enfermedad que el que la está padeciendo, quién sabe más sobre el cuidado y la atención que el propio paciente.

Las Administraciones Públicas en esta época empiezan a crear departamentos que entre sus competencias tienen la elaboración de programas sobre la humanización de la asistencia en el ámbito sanitario. Algunos de estos organismos incluso tenían esa denominación; las primeras que se crearon fueron en la Comunidad Autónoma de Madrid y en la de Castilla -La Mancha. Se quería demostrar la intención de trabajar por este tema, que podría levantar ampollas entre el propio personal sanitario.

¿Se había deshumanizado el sistema sanitario?

¿Qué había pasado? ¿El sistema sanitario y su gente se habían deshumanizado?. No, pero había que recuperar ciertos valores que cayeron en el olvido, debido a la gran presión asistencial, a la masificación y cosificación del paciente, a la aplicación de alta tecnología y un trato, en ocasiones, no digno.

Se consiguieron avances importantes con la implementación de actuaciones y programas  en los distintos centros sanitarios de todo el territorio nacional. Se realizaron multitud de jornadas sobre el tema y sobre todo se habló de la necesidad de la humanización con los pacientes; eran actuaciones sencillas, como presentarse la persona que te atendía,  la habilitación de espacios adecuados para la comunicación de noticias, el acondicionamiento de espacios para menores, la apertura de las UCIs y un largo etcétera que produjo un cambio en el nuevo modelo de atención.

"Puedo aceptar que no curen, pero me costaría aceptar que no me cuiden" Albert Jovell, médico y paciente (1962-2013)

Pero llegó el maldito Covid-19 y el personal sanitario demostró de la pasta que estaba hecho, su preocupación por curar no fue en detrimento de su preocupación  por cuidar. Cómo decía Albert Jovell (Médico y paciente, 1962-2013) : " Puedo aceptar que no curen, pero me costaría aceptar que no me cuiden". Los sanitario de este país han demostrado de sobra su humanidad, su cuidado ha sido exquisito volcándose con todos y para todos, poniendo su propia vida en riesgo (50,000 sanitarios han fallecido por el Covid-19), demostrando su solidaridad, sus largas jornadas de trabajo sin importarle su remuneración, su imaginación para  prevenir y protegerse del virus ante  escasez de medios, son héroes y sus actuaciones no tienen parangón.

Y ahora ¿qué?, cuando pase la pandemia, ¿ que pasarán con las medidas de prevención y protección?¿ qué haremos?¿ cuál será nuestra relación con los profesionales sanitarios?  Hay que darse cuenta que esta pandemia nos ha cambiado la vida y la forma de relacionarnos.

En este contexto, y dentro del ámbito sanitario, hay que tener en cuenta  dos cuestiones principales. Por un lado, la relación médico-paciente,  ha  cambiado. Los usuarios de los servicios son ahora más maduros como pacientes, están más informados y quieren tener más participación en el cuidado de su salud. Esta relación está basada en la confianza mutua, la escucha activa por parte del personal sanitario y orientado a satisfacer las necesidades del paciente.

Por otro lado, la tecnología de la información. Las redes sociales e internet han propiciado grandes cambios en las relaciones con el sistema sanitario. El paciente interactúa con el citado sistema y adquiere mayores conocimientos, En este ámbito, no hay que olvidarse del "Paciente 2.0". Resulta evidente que la utilización de las redes será cada vez mayor en los próximos años y la telemedicina es ya una realidad que no tiene vuelta atrás.

El mejor descubrimiento de la tecnología en el siglo XXI

Cuando acabe el periodo de alarma, se suavice el virus y nos relacionemos con el sistema sanitario, se plantean algunas preguntas: ¿Habrá medidas de distanciamiento? ¿ se impondrán las consultas telemáticas?¿ la auscultación será menos frecuente  de lo que es?¿los pacientes participaremos en el sistema sanitario? ¿ tomaremos decisiones sobre nuestra salud o volveremos al sistema patriarcal? ¿se acabará el contacto físico?, Afirma  Pablo Euguin, Neurólogo, que es imposible ser feliz sin el contacto físico y dice que un simple apretón de manos manda al cerebro un mensaje de tranquilidad.

Hay que ser optimista y afirmar que la humanización en el sistema sanitario ha venido para quedarse, que nuestro personal sanitario lo lleva en sus genes y que no solo nos curaran y cuidarán, lo harán con empatía, amabilidad y familiaridad como dice la definición de humanizar. Está claro que tenemos que buscar e investigar nuevas fórmulas para relacionarnos dentro del sistema sanitario ante situaciones graves como la que estamos pasando, pero también estamos aprendiendo y preparándonos para futuras ocasiones. Tengo el convencimiento que haremos efectivo lo que decía Abraham Verghese (Médico, profesor de Stanford), El mejor descubrimiento de tecnología sanitaria para el siglo XXI es la mano humana.

Cuando la tormenta pase
y se amansen los caminos
y seamos supervivientes
de un naufragio colectivo.
Con el corazón lloroso
y el destino bendecido
nos sentiremos dichosos
solo por estar vivos.
Y le daremos un abrazo al primer desconocido…

FIRMANTES DEL BLOG

  • Teresa Patiño Lafuente. Abogada, Posgrado Patient Advocacy (UIC) Ex Directora General de Familias e Infancia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social,
  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria y representante sindical. Ha sido presidente de la Sociedad Científica de Medicina Familiar en la Comunitat Valenciana.
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar. Ilustradora del Blog Coronavirus en positivo.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.