Salud en positivo

El pianista ingles

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

La violencia contra la infancia y adolescencia o contra las personas menores de 18 años es un gran problema que hay que abordar desde diferentes ámbitos.

La semana pasada el Consejo de Ministros de 9 de junio, después de muchos avatares e interferencias, aprobó  el Anteproyecto de Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y Adolescencia frente a la violencia.

Sobre esta norma se viene trabajando por parte de muchos agentes desde el año 2018, por ello, nos felicitamos que haya visto la luz, aunque ahora solo es Proyecto de Ley. Tendrá que debatirse aun en las Cortes Generales pero confío en que los grupos políticos se pongan de acuerdo y puedan llegar a un consenso aportando, en su caso, mejoras al texto, por el bien de la futura ciudadanía. Decía Olof Palme, Primer Ministro Sueco entre 1927 y 1986, y de actualidad por el descubrimiento de su posible asesino: "Lo único que nos vincula con el futuro es la infancia".

James Rhodes

A este proyecto de ley empiezan a llamarlo la Ley Rhodes y todo tiene su por qué. James Rhodes es un pianista inglés de 42 años que sufrió la violencia cuando era muy pequeño. Una violencia que le hizo caer en el más hondo y como dice él mismo: "es como una mancha que está siempre presente". Con su testimonio, este artista contribuyó mucho en el año 2018 a visibilizar la vulneración de los derechos de las personas menores. Primero contando su calvario y después cogiendo la bandera para que se promulgara una ley que protegiera de forma integral a las víctimas menores de cualquier clase de violencia. Trabajó tanto por ello, que consiguió que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le recibiera en la Moncloa, solicitando que se acelerará la promulgación de la norma.

Siguiendo en el capítulo de reconocimientos, es de justicia recordar a la Ex Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Carmen Montón, en cuyo mandato se lanzó este proyecto y se trabajó arduamente en su elaboración. Ella siempre manifestó una especial preocupación por la infancia y adolescencia en la idea de mejorar su bienestar y calidad de vida y en particular por los menores más vulnerables, como los menores no acompañados (MENAs) procedentes de otros países. En el año 2018 llegaron a España en un número muy considerable. Carmen consiguió que se habilitara un crédito extraordinario de 40 millones de euros para mejorar su atención por parte de las Comunidades Autónomas.

El pasado 5 de junio me gusto oír, en la cadena SER, la mención que se hacía a la Ex Ministra como una de las impulsoras de esta Ley.

No sería justo olvidarme del impulso machacón pero efectivo y bien hecho de las organizaciones dedicadas a la defensa de los derechos de la infancia, entre ellas, La Plataforma de Infancia y muy especialmente Save The Children, que ha colaborado muy estrechamente con la administración en la elaboración y redacción de la norma.

Hablemos ahora de la futura ley

Con esta norma se persigue introducir los cambios necesarios en la legislación española para conseguir la protección de las personas menores contra todo tipo de violencia, estableciendo un sistema de protección uniforme en todo el territorio español, de ahí su gran incidencia normativa y su carácter de ley orgánica, siendo referencia para las Comunidades Autónomas en el desarrollo de sus respectivas competencias legislativas en la materia.

Esta incorpora los compromisos de la Agenda 2030 y las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño realizados de los años 2010 a 2018.

La futura ley trabaja puntos clave como la garantía del derecho fundamental a la integridad física y moral frente a cualquier forma de violencia.

Contempla todos los niveles de protección de violencia (sensibilización, ciudadana, especialización, detección y notificación, restauración de los derechos de las victimas etc.)

Comprende todos los sectores y ámbitos donde se desarrolla el menor: familia, educación, ámbito socio-sanitario, medios de comunicación, judicial, Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado, ocio etc.

Presta especial atención a la infancia y adolescencia vulnerable: MENAs, Menores con discapacidad, LGBT, trata, etc.

Visibiliza la responsabilidad de la ciudadanía ante esta realidad.

Novedades estrellas de la norma

Para la prescripción de los delitos el plazo empezará a contar cuando el menor tenga 30 años de edad. Se elimina el perdón de la persona ofendida como cauda de la extinción de la responsabilidad cuando la víctima sea menor de 18 años.

Otra novedad a destacar es la prueba preconstituida. La  declaración que realice el menor será única, salvo algún caso especial, evitando la distorsión que pueda tener la prueba por el paso del tiempo hasta que se celebre el juicio, impidiendo de esta forma el tener que volver a relatar lo sucedido, evitando  la victimización secundaria.

El deber de toda persona a denunciar cuando observe indicios de violencia, merece una mención destacada, de esta forma nos hacemos todos responsables, colaborando en que la violencia contra los menores sea erradicada de nuestra sociedad y se fomente su rechazo. En este sentido, también destacar el deber de denunciar cuando se observen contenidos en internet y redes sociales que puedan ser susceptibles de violencia.

Se crean nuevos tipos de delitos para quien por medios digitales promuevan el suicidio, la autolesión, los trastornos alimenticios o delitos de naturaleza sexual.

La especialización de los jueces y fiscales y profesionales que actúen dentro del ámbito de las personas menores; la privación de la  patria potestad de los asesinos; la creación de la figura del coordinador en los colegios; los funcionarios como agentes de la autoridad en los servicios sociales; la creación del un Registro Central de información sobre la violencia; la publicidad que pueda ser declarada ilícita,  son otras novedades de este proyecto de ley.

Por último, me llama la atención, en positivo, que se haya utilizado esta ley para tipificar como delitos la aporofobia (odio a los pobres) y la exclusión social.

Resumiendo, se trata de una norma con un enfoque integral e interdisciplinar que contempla tanto aspectos preventivos como de protección, de reintegración de derechos vulnerados y recuperación de las víctimas.

"Señores Diputados y Diputadas": En la lucha contra la violencia a las personas menores debemos comprometernos, tenemos que luchar por su erradicación toda la ciudadanía. "Señorias", no anden en dimes y diretes, aporten para mejorar la norma, pero no la utilicen ni como moneda de cambio, ni electoralmente, las personas menores son los sujetos a proteger.

Me he permitido hacer  uso del nombre la de organización que tanto se ha implicado en este proyecto,

SALVAD  A LOS NIÑOS

FIRMANTES DEL BLOG

  • Teresa Patiño Lafuente, Abogada, Postgrado Patient Avocacy (UIC) Ex Directora General de Familias e Infancia del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.
  • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
  • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
  • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
  • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
  • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
  • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
  • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
  • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
  • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
  • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.
  • Aurelio Duque Valencia. Médico de Familia y Comunitaria y representante sindical. Ha sido presidente de la Sociedad Científica de Medicina Familiar en la Comunitat Valenciana.
  • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar. Ilustradora del Blog Coronavirus en positivo.
  • Juan Domene. Médico Inspector en el servicio de calidad asistencial y seguridad del paciente. Ha sido gerente del departamento de salud Arnau de VilanovaLliria.