Salud en positivo

Los Tangos de la pandemia

Ilustración: Verónica Montón Alegre
Ilustración: Verónica Montón Alegre

En una de las estrofas del tango Volver se advierte en tono desgarrado: "Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno. Son las mismas que alumbraron con sus pálidos reflejos hondas horas de dolor". Y entonces no podemos dejar de pensar que estamos atrapados en el que parece un eterno retorno a situaciones dramáticas. Provocadas por la pandemia, es cierto, pero también por la necedad de algunos y el atrevimiento de otros.

Quien dijo que la vida es un tango no erraba mucho.

La Sentencia: Tango de canyegue

Un juez ha decidido que, como eso de ser epidemiólogo es un cursillito, y que se sobrevalora a tales especialistas, él por su jerarquía está investido de una mayor capacidad para decidir. Y lo que ha decidido sin asesoramiento es que   las restricciones adoptadas por el gobierno vasco y su equipo técnico son erróneas y deben ser anuladas.

Podemos suponer que se ha visto influenciado  por las teorías negacionistas, o por ese mantra reiteradamente difundido que intenta hacernos creer  que la transmisión es mínima  en los  bares y  establecimientos de  restauración. Pero la Ciencia dice otra cosa. En un estudio de la Universidad de Stanford, en California, publicado en la prestigiosa revista Nature se demostró ya durante la primera ola de la pandemia que la mayoría de los contagios en Estados Unidos provenían de la hostelería. El estudio consistió en el rastreo telefónico para analizar los movimientos de 98 millones de personas de 57.000 barrios de las ciudades de New York, Chicago, Filadelfia y otras siete grandes ciudades de Estados Unidos. Se analizó el movimiento hacia bares, restaurantes, hoteles, iglesias, gimnasios, tiendas, etc. Y se observó que la frecuentación a los bares y restaurantes se correlacionaba con la cantidad de contagios un mes más tarde en cada barrio. La segunda conclusión que proyectaba el estudio es que la restricciones parciales o totales reducirían los contagios.

Salvar la Semana Santa: Tango Milonguero

Algunas comunidades y la significada como "España dentro de España" se han apresurado a iniciar una desescalada de las medidas adoptadas hasta ahora, no sé si con la intención de "salvar la Semana Santa" como antes lo fue salvar la Navidad (con los nefastos resultados que hemos comprobado). Parece que una tasa incidencia de casos acumulada superior 600, la consiguiente mortalidad, el ahogo sanitario y la ocupación de las UCIs, son problemas secundarios. Por tanto, hay que permitir más comensales por mesa, ampliar el horario de establecimientos y levantar los cierres perimetrales entre municipio.

Por el contrario, Alemania han decidido continuar con las restricciones actuales y valorar de nuevo si el siete de marzo la incidencia ha descendido por debajo de los 35 casos. En  Australia, un brote detectado  en un hotel ha supuesto el confinamiento  durante   cinco días de los casi 6,7 millones de habitantes de Victoria, el segundo estado más poblado del país, y  el campeonato de  tenis de   Melbourne ( donde  los  tenistas   han tenido que hacer cuarentena  antes de iniciarse  y son sometidos a PCR  con frecuencia)   ha seguido disputándose,  pero sin público .Pero ya  se sabe  que los  alemanes, son unos cabeza cuadrada, y pocos dados a  la imaginación ,y los australianos  tal para cual.

Por el contrario, la ínclita presidenta de la Comunidad dentro de España, iniciaba una campaña de llamamientos para que se acudiera a Madrid a celebrar el día de San Valentín, fiesta de también indispensable conmemoración. No es extraño que la estén convirtiendo en la capital europea más permisiva y que sea grande el efecto llamada para la gente más insensata del continente.

Mientras, la sanidad pública sigue golpeada; las plantillas, al límite de sus posibilidades físicas y mentales. Y sin medidas para corregir la situación. Muy al contrario, se paga generosamente a la sanidad privada por la atención de los pacientes derivados.

Asaltavacunas: Tango de Salón

Esta modalidad la bailamos al son de la clásica lacra española del enchufismo, la picaresca y la demostración de poderío: "lo hago porque puedo y además lo hago saber a mi entorno". Una serie de alcaldes, funcionarios públicos, políticos y eclesiásticos se han vacunado sin que fuera su momento. Algunos han dimitido, o les han hecho dimitir; pero hay quien ni se lo plantea. Siempre existe alguna excusa, como que eran dosis sobrantes que si no acabarían en la basura y yo pasaba por allí en aquel momento… etc. El clero de más alto nivel también ha pecado y varios obispos han sido descubiertos. Uno, haciéndose pasar por capellán de una residencia de ancianos; otro, el de mi tierra, invitando también a su hermana y a su cuñado a esa ronda, como si fuera a una paella. A estos santos padres no los veo con ánimo de dimitir, pero en el dudoso caso de que reconozcan su falta pedirán el perdón a Dios y se quedarán tan beatíficamente tranquilos.

¿Tú te has hecho la PCR? El tango fantasía

En la campaña de las elecciones en Cataluña, con una población fracturada en bloques, pero necesitada de que se aúnen esfuerzos para aprovechar con rigor los fondos europeos ... Con el azote de la pandemia y haciendo tanta falta que se gobierne con mayúsculas…los partidos se enzarzan en una discusión acerca de si uno de los candidatos se ha vacunado o no, y en un acto demostrativo de sublime ignorancia es atacado porque no se hace la prueba PCR, que según dicen quienes no saben demostraría si se ha vacunado o no.

En apoyo a su candidato catalán la lideresa madrileña llegó a lamentar que no esté abierta la hostelería, "con el buen tiempo que hace aquí". Claro que días atrás, en el parlamento autonómico, había anunciado que el idioma vehicular en Madrid sería el castellano, vaya novedad. Mientras, su jefe, el líder de la oposición, protagonizaba la hazaña de quitar nieve vaciando la pala a la vertiginosa distancia de…  20 centímetros.

Como lamenta Cambalache, de 1934: "¡Qué falta de respeto, qué atropello a la razón..."!  Difícil de bailar, pero el tango no pasa de moda.

Firma del Post:

      • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.

Forman el Foro Ágora Salud:

      • Carmen Montón es embajadora observadora permanente ante la Organización de los Estados Americanos y ha sido Ministra de Sanidad, consumo y bienestar social y Consellera de Sanidad.
      • Ricardo Campos. Médico Oftalmólogo. Ha sido Secretario General del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y subsecretario autonómico de sanidad.
      • Rafael Sotoca. Médico de familia y activista sanitario. Fue director general de asistencia sanitaria de la Comunidad Valenciana.
      • Begoña Frades García. Psiquiatra y jefa del área de salud mental del Hospital Pare Jofre. Ha sido coordinadora autonómica de salud mental.
      • José Antonio López Cócera es enfermero especialista en salud mental y miembro de la comisión nacional de la especialidad.
      • Isabel González. Médica radióloga. Fue jefa de servicio y profesora asociada de radiología en la Universidad Miguel Hernández de Elche así como Directora Gral. de la Alta Inspección y gerente de los departamentos de salud de San Juan de Alicante y La Ribera (Alzira)
      • Enrique Ortega. Médico especialista en enfermedades infecciosas y jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas, Emergentes e Importadas. Ha sido profesor asociado de de medicina de la Universidad de Valencia y Director Gerente del Departamento de Salud Hospital General de Valencia.
      • Antonia García Valls. Asesora coordinadora en la Vicepresidencia Cuarta, Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Ha sido diputada en el congreso de los diputados.
      • Pere Herrera de Pablo. Medico de familia y médico SAMU. Ha ejercido como director del Servicio Emergencias Sanitarias de la Comunitat Valenciana.
      • Roser Falip Barangué. Doctora en Medicina y especialista en medicina de familia y en análisis clínicos. Ha sido gerente del departamento de salud de Alcoy.

Ilustra el blog:

      • Verónica Montón Alegre. Artista interdisciplinar.