Crónicas insumisas

Vacaciones subvencionadas para militares

Tica Font

Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

Ingenuos lectores, no se piensen que ustedes pueden optar a una subvención para el apartamento en la playa de este verano. No empiecen a leer pensando que les voy a indicar a donde dirigirse para obtener un buen precio en el alquiler del apartamento. A este privilegio solamente pueden tener acceso los militares.

El 20 de marzo, el BOE publicó un anuncio de una licitación pública por parte del ministerio de Defensa. El objeto de la contratación es alquilar apartamentos para miembros del Ejército de Tierra. El valor del contrato asciende a 210.602 €. Se trata de contratar el alquiler de 88 apartamentos en Asturias, Coruña, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Granada, Málaga, Cádiz y Huelva. En un periodo que va del 1 de junio al 30 de septiembre a razón de quincenas, en apartamentos con capacidad para 4-5 personas.

Es evidente que dado el volumen de dicha contratación el precio por apartamento y quincena tiene que ser inferior al precio de mercado, alquilar 88 apartamentos para ocho quincenas representa que un total de 704 familias serán beneficiadas con una subvención. El Ministerio de Defensa no solamente dedica recursos a gestionar las vacaciones de oficiales y tropa, sino que también subvencionan el coste del alquiler. Cada alquiler está subvencionado entre el 45-50% del coste. Estas ayudas públicas para el veraneo de militares están imputadas en la partida "Acción Social y gastos sociales de personal" del presupuesto anual.

Esta práctica no es nueva, el Ejército de Tierra en el 2013 ya destinó 135.828 € en el alquiler de 58 apartamento y en el 2012 destinó 455.000 €. La crisis ha afectado al veraneo militar en dos sentidos, al número de apartamentos que se alquilan que al parecer ha disminuido y al porcentaje de subvención destinado a los mismos, mientras que ahora la subvención por apartamento ronda el 45-50% en años anteriores rondaba el 50-60%. Ufff ¡ los militares deben de llevarlo fatal.

La Armada dispone de residencias de descanso, propiedad del Ministerio de Defensa que rondan los 10-20 €, pero para aquellos que prefieren el apartamento también presta el servicio de alquiler y subvenciona el mismo. En el 2014 destinará la misma cantidad que el 2013, 225.000€ para alquilar 133 apartamentos, subvencionando el 50% del alquiler.

La Guardia Civil ha sido la que se ha visto más afectada por la crisis, en el 2013 renunció a aplicar la partida de alquiler de apartamentos de verano, en ese año estaba previsto alquilar 4.482 apartamentos por un valor de 2,6 millones de euros, lo que representa que 35.865 familias de guardiaciviles tuvieron acceso a apartamentos subvencionados para pasar el verano.

¿Se podría proponer lo mismo para las familias con menos recursos o con rentas bajas? Se podría proponer a los servicios sociales que negociaran contratos de alquiler a precios módicos para familias con pocos recursos económicos. ¿Podríamos soñar con que los servicios sociales llegaran a subvencionar el alquiler de los apartamentos de verano?, algo similar a lo que hace el Inserso con los jubilados. Eso sí que sería acción social. No soñemos ni especulemos. Seguro que el ministro Montoro o de Guindos se niegan a pensar en dicha posibilidad. Seguro de aducen que la maltrecha economía española no se lo puede permitir, pero por lo visto el Ministerio de Defensa sí que se lo puede permitir.

Si los militares pueden disponer de apartamentos para el verano, ¿Por qué razón el resto de funcionarios no? ¿Qué razones hay para ello?

Todas aquellas reivindicaciones que no pueden ser universales, todas aquellas demandas que no pueden  disfrutar todos los seres humanos del planeta, no forman parte del cuerpo de los derechos, simplemente son privilegios.