Opinion · Crónicas insumisas

Armando el conflicto en Oriente Medio

Tica Font, Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

Según informe del Ministerio de Economía y competitividad, España exporta armas por valor de 3.908 millones de euros, de los cuales 1.378 millones de euros, el 35% del total,  tuvieron como destino países que conforman Oriente Medio. En concreto los Emiratos Árabes Unidos compraron 3 aviones de reabastecimiento en vuelo valorados en 717 millones €; Arabia Saudí compró 2 aviones de reabastecimiento en vuelo, repuestos de aeronaves, revólveres y munición de artillería por valor de 406 millones €; Egipto adquirió 5 aviones de transporte, partes y recambios de blindados, componentes electrónicos y pistolas por valor de 127 millones €;  Omán adquirió 3 aviones de transporte, repuestos para cañón, lanzagranadas, y diversas municiones pro valor de 98 millones €; Bahréin compró municiones diversas: morteros lanzagranadas y otros por valor de 24 millones €; Israel adquirió componentes de pistolas y de misiles, vehículos todoterreno y sistemas diversos por valor de 5 millones €; Jordania compró repuestos y componentes de aeronaves por valor de 607 mil € y Catar adquirió recambios de carros de combate y antenas de comunicación por valor de 52 mil €.

Recordemos la conflictividad política en la zona y el elevado grado de violencia armada en la misma. Tengamos presente la extensión de la guerra siriana a Iraq.  Baixar al-Assad está ayudando a al-Maliki, presidente de Iraq, bombardeando a los grupos yihadistas del EIIS en la zona fronteriza entre Siria e Iraq. En una entrevista a la BBC al-Maliki afirma que Rusia le proporcionará en pocos días aviones de combate de segunda mano para combatir el yihadismo sunita; también comento que EEUU se está atrasando en la entrega de 36 aviones de caza con la misma finalidad. En esta ocasión EEUU y Rusia coinciden en ayudar militarmente y en armas al gobierno Iraquí.

En este conflicto EEUU ha estado dando apoyo político, económico y militar al gobierno de Iraq y a la insurgencia moderada siriana y está coincidiendo con su enemigo histórico, el gobierno de Irán, en apoyar al gobierno iraquí aunque Iraq apoye también a al-Assad i Estados Unidos no. La semana pasada Obama pidió al congreso 370 millones de euros para dotar de entrenamiento militar y armas a los rebeldes sirianos, para que se defiendan de los ataques del régimen y para que combatan el extremismo de EIIS. Junto a esta petición cursó otra de 1.000 millones de dólares más para ayudar a estabilizar a los vecinos de la zona.

EEUU también es aliado del gobierno de Catar, aunque este apoye a los palestinos de Hamás que combaten a Israel, que es socio y amigo preferente de EEUU, protege al gobierno de Arabia Saudí que por el contrario está financiando el salafismo y a ciertos grupos yihadistas y coincide con él en el apoyo a la insurgencia siriana. Israel ha ofrecido ayuda a algunos estados árabes, entre ellos Kuwait,  para frenar el islamismo en Iraq y Siria y frenar la influencia Iraniana.

España no se ha mostrado activa políticamente en la zona, pero sí que está dispuesta a hacer negocio proporcionando armas a todos los actores de la región. Las armas se venden a los gobiernos, pero como hemos visto los diversos gobiernos dan apoyo militar y armamentístico a actores diversos, por tanto no es inconcebible pensar que las armas españolas acabaran siendo utilizadas contra la población civil por cualquiera de los actores mencionados.

Ahora bien, para el ministro Morenés, lo que importa es salvar o generar puestos de trabajo en España, independientemente de las consecuencias que ello tenga para la vida de miles de otras personas.