Cuarto y mitad

Es el feminismo, tía

La Ministra de Igualdad considera que la manifestación del 8 de marzo fue menos concurrida que años anteriores a causa del Covid-19. Quizá muchas mujeres consideraron que asistir a una congregación multitudinaria era un riesgo evitable y hay que alabar esta disposición cautelosa, considerando lo que vino después.  Es posible, tía, como diría con su desparpajo habitual Irene Montero, a quien disculparemos ese tono informal y un tanto choni debido a su juventud y a su deseo de mostrarse cercana, además de ser declaraciones off the record.

Sin embargo, yo no estoy del todo de acuerdo con esta apreciación, y más me parece que la menor concurrencia a los actos del Día Internacional de las Mujeres se debió fundamentalmente al clima de división que se viene observando en el feminismo en los últimos tiempos, y cuyo barómetro podrían ser los mensajes que circulan por las redes sociales.

Vale que no todo el mundo está presente en Twitter o Facebook, pero las disputas y discrepancias que se manifiestan en las redes sociales de alguna manera acaban llegando al cuerpo social en su totalidad.  Y la verdad es que las posturas son tan irreconciliables que no me extraña que actúen como un factor disuasorio para dejar de participar en un acontecimiento que percibimos confuso.

A mi juicio el mayor peligro que acecha al feminismo es la confusión. La primera cuestión que debería tener clara el personal es de qué estamos hablando cuando hablamos de feminismo. Porque cada grupo, sector, entidad, asociación o individuo está utilizando el término sin aclarar a qué se está refiriendo ni lo que entiende por feminismo. Se reclaman feministas las animalistas, las ecologistas, las antirracistas, las capacitistas, las anticapitalistas, las anticolonialistas, las islamistas, las soberanistas.  ¿Quizá consideran que el feminismo es todo este batiburrillo al mismo tiempo?  ¿Cuál es la definición que hacen todos estos grupos de lo que es feminismo? La verdad es que me gustaría saberlo.

También me gustaría saber qué idea de feminismo sostiene por ejemplo la ristra de letras que conforman el colectivo LGTBIQ+.  ¿Cuál es la perspectiva teórica desde la que actúan? ¿Cuáles son los temas fundamentales que defienden? ¿Están todos estos subgrupos que se cobijan bajo este paraguas de acuerdo? ¿Cuáles son sus puntos en común? ¿Cuáles sus discrepancias?  ¿Cuál es según estos grupos la agenda que debe defender el movimiento feminista?

También quisiera tener clara la idea de feminismo que hace suya el actual Ministerio de Igualdad, o la definición que sobre este movimiento proponen los grupos regulacionistas de la prostitución, o las que defienden los vientres de alquiler. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos de feminismo?

Creo que es urgente clarificar este tema porque la multitud de definiciones y tendencias que están proliferando puede tener un efecto demoledor en las próximas manifestaciones post-covid, si es que se pueden retomar en el futuro. La confusión genera una actitud de desafección, de aversión o de animosidad.  Para salir a la calle a manifestarse la gente tiene que saber por qué, tía