Opinión · Posos de anarquía

Problemas y soluciones

Hoy ha sido el último día de Público. Mañana no saldrá más. No salen las cuentas. Podemos hablar de pluralidad, de un pedazo de equipo de profesionales, de un diario que cuenta cosas que no cuentan otros y, además, que no cae en la tentación del ingreso fácil con anuncios relax… Podemos hablar de todo eso. Pero no salen las cuentas… al menos, sus cuentas, las de los empresarios.

Y la solución es el cierre. Es el despido de 160 empleados y una pila de colaboradores que también nos quedamos colgados. Su solución, en realidad, es nuestro problema. Y viceversa… porque el paro, el despido, no es un problema… no nos engañemos. Es una solución… la de los empresarios, la de la CEOE y sus apoyos políticos.

Y que nadie ose proponer otra solución. Porque las nuestras, nuestras soluciones, entonces se convierten en sus problemas… en los problemas de los empresarios, de la CEOE y sus apoyos políticos… Y entonces, pasan cosas como las de Valencia, las de Sol o de Plaza de Catalunya… y se llenan las redes sociales de vídeos que, por ahora, son interferencias… distorsiones… pero no llegan a problemas…

Tranquilos… que estamos llegando a una solución y, entonces, ellos tendrán problemas… sí, los empresarios, la CEOE y sus apoyos políticos…

Pero hoy, maldita sea, hoy, no salen las cuentas.
Sus cuentas.