Posos de anarquía

Comunismo malo, malo

  • "Es a lo que se llega con estos regímenes ideales del comunismo. Mucho tanque y mucho barco para 'sujetar' el régimen y la población se muere de hambre..."
  • "Paraíso socialista, hambre ruina y muchas armas, centrales nucleares de pésima calidad que luego revientan solas. Todos los experimentos comunistas han acabado igual. En países democráticos la izquierda lo primero que reclama es lo contrario de lo que hay en sus experimentos, exigen cerrar centrales nucleares"
  • "Otro gran triunfo del comunismo y de la izquierda en general!!..."
  • "El 'amado líder' tiene a su pueblo muerto de hambre , un gran logro del comunismo que aplaude nuestra izquierda progresista"

Todos son comentarios de lectores en referencia a la noticia de que Corea del Norte paraliza su programa nuclear a cambio de alimentos de EEUU, que volverá a sacar pecho por su defensa de los DDHH. Los dos primeros comentarios son de este mismo diario, los últimos de periódicos conservadores. Cortados por el mismo patrón. ¿Qué patrón? El de la incultura. Y lo peor de todo es que no se lo podemos reprochar demasiado, porque la mayor parte de la culpa de su situación la encontramos en los gobernantes que tenemos.

Vayamos por partes. ¿Por qué se comete el error de base de identificar 'comunismo' y 'democracia' como términos opuestos? Que encontremos ejemplos a lo largo de la historia en los que el comunismo ha generado tiranos no es razón suficiente para demonizar una fórmula que, quizás, sea la que nos salve de la actual crisis. 'Comunismo', en todo caso, es antónimo de 'capitalismo', incluso podríamos decir que es su freno natural, pero no de 'democracia'. De hecho, si por algo se caracteriza el socialismo es por llevar a la práctica la máxima de Platón -heredada siglos después por el mismo Robespierre- de que "gobiernen las leyes y no los hombres"... algo que en la actual dictadura capitalista, de esos "mercados" tan nombrados, parece imposible.

Así las cosas, vayamos a nuestra sociedad donde, no se equivoquen los autores de los comentarios de arriba, no tenemos un régimen democrático, sino capitalista. ¿Cuáles son sus logros? Bueno, si miramos a EEUU, ese gran defensor de los DDHH, 49 millones de pobres. Si miramos a España, 11,5 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social . Si miramos a Alemania, la tan elogiada locomotora alemana: el 25% de la Población Económicamente Activa sufre contratos temporales -mini jobs- de tan sólo 230 euros al mes y el 10% de los más ricos acapara una
cuarta parte del total de los ingresos del país. Y pesar de estos clamorosos fracasos, nadie se atreve a decir hay que acabar con estos regímenes... bueno... sí hay alguien, muchos, y se les tacha de 'antisistemas'.

¿Por qué la gente sigue cayendo en estos errores? ¿Por qué se critica a los 'mercados' y no se arremete contra el 'capitalismo'? En definitiva, ¿por qué se razona tan poco? Bueno, porque la propia estructura capitalista nos lo impide y aplaudimos el hecho de que el capitalismo se quiera curar con más capitalismo. Porque la escuela, la universidad y las bibliotecas hace tiempo que dejaron de formar ciudadanos para fabricar consumidores. Aquí, en EEUU y en Alemania... y si no, ¿cómo es posible que Merkel goce justo ahora de un récord de popularidad?

Si aplicáramos al capitalismo, aunque fuera mínimamente, la condena al comunismo de esos que se pretenden grandes demócratas, hace mucho tiempo que deberíamos haber zanjado este régimen. Y entonces, quizás, podríamos descansar en lugar de crecer por crecer. Quizás, podríamos ser felices y tener la cultura y la sabiduría suficientes para ser conscientes de ello.