Opinión · Posos de anarquía

Gobiernos tóxicos para una España contaminada

Un dato absolutamente demoledor: Entre 1990 y 2014, España aumentó sus emisiones un 12%, mientras que el conjunto de la Unión Europea redujo un 24,4%. ¿Qué está sucediendo para que nuestro país se encuentre entre los seis más contaminantes de Europa? Sencillo, que tenemos gobernantes tóxicos que continúan con una mirada cortoplacista, la misma con la que únicamente nos conducen a la destrucción del Planeta, aunque ni ellos ni nosotros viviremos para contarlo, aunque sí sufrirlo.

Cuando llegó al poder, recuerdo cómo Rajoy se hartó de comparar el país con la economía doméstica, ya saben, con aquel discurso de “no se puede gastar más de lo que ingresamos en casa”. Pues siguiendo esa línea argumental, las políticas que ha llevado a cabo el PP ha sido la de arrancar los tablones de la casa para calentarnos en invierno y para cuando quiera darse cuenta, ya no quedará casa, sólo una estufa apagada en la que no tenemos nada que quemar.

Afrontar el problema de la contaminación es, en esencia, cargar contra el modelo capitalista y, precisamente por ello, ningún Gobierno en España ha sido efectivo, ni PSOE ni PP. Ninguno de los dos grandes partidos ha tenido la responsabilidad y el coraje suficientes para plantar cara al modelo energético de este país y, cuando se ha intentado, se ha hecho de un modo tan a la ligera -las famosas primas a las renovables del PSOE que, cuando fueron retiradas, crearon inseguridad jurídica que aún padecemos- que ha sido contraproducente.

Sin embargo y aunque los ciudadanos tengamos en muchos casos la misma mirada cortoplacista que nuestros políticos, deberíamos tener muy presente el respeto por el medio ambiente de cara a los programas electorales de las próximas Generales. Aunque ustedes no vayan a ver el fin del mundo, sí que es posible que vean reducida su esperanza de vida por la contaminación en las grandes ciudades, sí es posible que vean a su alrededor una mayor tasa de cáncer… y eso no es casual.

¿Por qué el Gobierno no penaliza como es debido a la industria que contamina? ¿Por qué seguimos teniendo nada menos que un 600% menos de capacidad fotovoltaica instalada que Alemania, a pesar de ser el país del sol? ¿Por qué estos Gobiernos tóxicos se pliegan a los lobbies energéticos y de la automoción (caso Volkswagen), siendo cómplices de la aniquilación del Planeta?

Cuando acudan el próximo día a las urnas, prioricen el capítulo medio ambiental porque de nada servirán el resto de medidas propuestas si no cuidamos de nuestro entorno. Y, por supuesto, ojalá los periodistas tengamos la profesionalidad suficiente para forzar a los partidos a introducir el medio ambiente en la agenda política, que sea en los debates electorales un punto tan importante  como el empleo o la Sanidad.