Opinión · Posos de anarquía

La marioneta Fernández Díaz sobre los titiriteros

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, calificó de “poco digno” el mensaje de apoyo de Ada Colau a los titiriteros detenidos por la polémica obra en la que se exhibía una pancarta ‘Gora ALKA-ETA’ en los Carnavales de Madrid. ¿Qué validez tiene una valoración sobre la dignidad que procede de alguien que en sí mismo no es digno? Porque usted, el del ángel de la guarda Marcelo, no es digno.

Más allá de lo inapropiado del contenido de la obra para un público nutrido de niños, ¿no se ha sacado la cosa de quicio? Más aún considerando que la detención preventiva es por enaltecimiento del terrorismo, independientemente del público infantil para el que fuera dirigido. En este país parece que es más importante detener a la gente por sus palabras y no por sus actos.

Portada-Charlie-Hebdo¿Qué es más grave, esa obra de titiriteros o que desde 2004 España haya vivido más de 6.600 casos de torturas o malos tratos policiales? ¿Qué es peor, esa pancarta de marioneta o que se asesine a pelotazos de goma a los inmigrantes que intentan llegar exhaustos a la orilla en el Tarajal? ¿Acaso es mucho peor la obra del Carnaval de Madrid que, no sólo el homenaje a la División Azul apoyado por el Gobierno, sino también los premios que otorga a obras de arte que homenajean a estos y otros soldados franquistas?

Las respuestas a todas esas preguntas son claras, como cristalino es el hecho de que tenemos a un ministro del Interior en funciones poco legitimado para hacer juicios de valor sobre lo que es terrorismo. ¿No es él el padre de la Ley Mordaza? ¿Acaso no ha sido él quien ha salido en defensa de la brutalidad policial mitiendo a la ciudadanía, contando versiones contradictorias? ¿No es él quien impide la transparencia en los CIE para no visibilizar el maltrato a inmigrantes o que viola el Derecho Internacional con las devoluciones en caliente?

Fernández Díaz, sí, el mismo que se colgó el cartel de Je Suis Charlie, defendiendo así a la revista satírica Charlie Hebdo y sus portadas como en la que se acribilla a balazos a un musulmán que sostiene un Corán y puede leerse “El Corán es la mierda. Esto no para las balas”… Usted, Fernández Díaz, deje de ser marioneta del ultracatolicismo y la extremaderecha más recalcitrante y, si aún le queda algo de dignidad, aprovéchela para retirarse al Valle de los Caídos, a donde le gusta ir a meditar, y no salga jamás. Qué gran favor nos hará a todos los que respetamos y defendemos los Derechos Humanos.