Posos de anarquía

Cinco preguntas sobre el juicio a Rita Maestre

Hoy se ha celebrado el juicio contra Rita Maestre por el asalto a una capilla universitaria en 2011 y, de un lado y otro, hay hechos que, desde mi óptica, son más que cuesitonables y que paso a exponer a continuación:

¿Forma parte este juicio de la persecución política a que está siendo sometido el equipo de Gobierno de Manuela Carmena en Madrid?

Sí. Es innegable que, aún debiendo asumir sus responsabilidades por el asalto a la capilla, el asunto se ha sacado de quicio, tanto política como mediáticamente. Y es una pena, porque incluso los partidarios más acérrimos de Carmena saben que hay otros muchos más frentes con los que se podría hacer una oposición más responsable y, con ello, que todo el pueblo de Madrid saliera beneficiado. Como en la mayoría de las ocasiones, se recurre a lo fácil, incluso, forzando lo racional.

¿Debería dimitir Maestre en caso de ser condenada?

No. Los hechos referidos son anteriores a que ostentara cargo político alguno, por lo que no se le puede atribuir responsabilidad política. Resulta lamentable escuchar a alguien como Jorge Fernández Díaz reclamar el "ejemplo de la dimisión", cuando milita en un partido cuyo presidente de honor (Manuel Fraga) fue miembro de un Gobierno dictatorial, asesino y torturador... y aquí no ha pasado nada. Lamentable.

Por otro lado, yo, personalmente, quiero representantes en las instituciones comprometidos con causas que consideran justas y  la eliminación de las capillas, sean de la confesión que sean, en el ámbito educativo en un país aconfesional me parece que lo es. Realizar un acto transgresor para protestar contra ello, asumiendo sus consecuencias posteriores, me parece muy legítimo.

¿Debe recibir algún tipo de castigo por la protesta?

Sin ser experto en Derecho diría que sí porque, nos guste o no, según el código 525 del Código Penal, las ofensas públicas a "los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa" pueden incurrir en penas de multa de ocho a doce meses.  Maestre cuando se manifestó sabía a lo que se exponía y, a pesar de ello, continuó. Otro debate es si esa pena de hasta doce meses nos parece justa mientras la causa contra Esperanza Aguirre por huir de la policía, derribando una moto en su camino, fue archivada.

¿Está siendo íntegra Maestre en el juicio?

No. Maestre tira de recursos tan rastreros como el "no me acuerdo" o el "yo pasaba por allí" y eso, sencillamente, es lamentable. Sí de veras fuera honesta e íntegra, contaría lo que realmente sucedió, sin marcarse "un infanta Cristina".

A ello se suma, además, no haber querido responder a las preguntas de la acusación, otro de los recursos cobardes a los que estamos más que acostumbrados en los juicios a políticos. ¿Es su derecho? Lo es pero, y de nuevo es una opinión personal, creo que si no tienes nada que ocultar es aberrante no responder a cualquier tipo de pregunta. Por lo menos, a mí, no me inspira confianza.

¿Qué es lo más decepcionate en este proceso?

La persecución política y mediática era de esperar, luego eso no decepciona y cumple expectativas. Sin embargo y valorándola como cargo político que ahora es, yo me siento más decepcionado por la falta de integridad que está destilando Maestre, por ese afán por escurrir el bulto y, en esencia, por su cobardía, que por el asalto en sí. Si hubiera asumido su responsabilidad con la entereza que se le presuponía -la misma que se ve en los vídeos del asalto-, aún condenada, saldría reforzada. De este modo, aún absuelta, perderá enteros. La falta de integridad siempre escuece, pero en una política, lacera.