Opinión · Posos de anarquía

Bannon, la piraña en el bidé

Bannon, exdirector de estrategia electoral de Trump.- REUTERS

ABC entrevista a Steve Bannon, el exponente de la extrema-derecha estadounidense que impulsó a Trump a la presidencia. Ahora tiende sus tentáculos en Europa con su Movimiento, haciendo gala de un discurso lleno de contradicciones, en el que al tiempo que rechaza el intervencionismo en países ajenos apuesta por la injerencia de EEUU en Venezuela o su misma influencia en formaciones políticas como Vox.

Ni una sola vez se mencionan en la entrevista los Derechos Humanos (DDHH), las libertades civiles, la igualdad… Y es una pena, porque no se puede hablar de dar poder a la gente común” cuando a buena parte de esa gente común se la menosprecia. Resulta absolutamente incompatible alabar a Bolsonaro en Brasil y, al mismo tiempo, presentar un discurso de salvapatrias. La patria son las personas y políticas como las de Bannon son tóxicas para la ciudadanía.

Cualquiera medianamente informad@ detecta las mentiras y manipulación en las que Bannon se mueve tan cómodo como una piraña en un bidé. Ensalzar a Vox y referirse a sus apoyos como los pocos recursos con los que han contado” es faltar a la verdad. Se le olvidan al estadounidense de extrema-derecha las inversiones millonarias procedentes de Irán y la cuenta en Suiza detrás de Vox, esas que han ocultado a su militancia mientras la prensa libre las desenmascaraba.

En realidad, la entrevista aporta poco nuevo: se trata del mismo discurso transnacional compartido por las variopintas facciones neofascistas, que repiten sus respectivos líderes locales. El ABC de la estrategia de propaganda que alumbró Goebbels, centrándose en pocas ideas, adaptándolas a niveles básicos de comprensión y repitiéndolas incansablemente. Quienes se den un paseo por la entrevista, no hallarán mensajes nuevos.

El tipo presume de populismo y admite que Vox marca la agenda política a la derecha. Mientras, en el PP indican que quieren ser el centro de la derecha -ya no quieren ser el centro, esto es, lo que se ubica entre la derecha y la izquierda-, y en Ciudadanos aseguran que “hablar de ultraderecha está desfasado”, que para referirse a Vox hay que hablar de “populismo” a secas. Llámenlo blanqueamiento, cortinas de humo o como quieran, pero lo cierto es que cuando Bannon afirma que otros comenzarán a competir con Vox con mensajes similares al suyo no le falta razón. Y no les cuesta porque, al fin y al cabo, todos beben de la misma fuente.