Opinion · Posos de anarquía

España para los españoles

El mismo día que se conoce que la Fiscalía investiga a Vox por sus mensajes de odio a las personas migrantes (en concreto a Rocío Monasterio en Sevilla, que cacareó contra los menores extranjeros no acompañados), vamos a analizar el mantra de este partido de extrema-derecha de «España para los españoles».

Más allá de la ausencia del lenguaje inclusivo -que no es casual, pues Vox es un partido eminentemente machista-, ¿está cumpliendo con su máxima el partido neofascista? Y la respuesta es un clamoroso NO. Vox propugna que España sea solo para los españoles pero, entonces y siguiendo esa doctrina, África para l@s african@s, ¿no? Es lo justo, lo honesto, lo honrado… calificativos de complicado encaje en Vox.

Si Vox quiere «España para los españoles» tendrá que dejar de beneficiarse del expolio a que es sometido África. Eso se traduce en que tendrán que privarse de buena parte de sus dispositivos electrónicos, pues la materia prima de muchos de sus componentes proceden de África. Hablamos de la casiterita (que nos trae el estaño), el coltán, el oro, el cobre… Ya no es sólo que se exploten todos estos recursos naturales, sino que se hacen en unas condiciones infrahumanas, sin sistemas de ventilación, sin herramientas apropiadas, con decenas y decenas de muertes por las malas condiciones.. y con menores.

Se calcula que están trabajando dos de cada diez niños subsaharianos de entre 5 y 17 años (unos 60 millones), con varios ellos en tareas peligrosas como la minería. Esos niños y niñas huyen de esa condena de muerte y terminan en países receptores de los minerales que extraen para que una fascista cualquiera los insulte, los desprecie. Una barbaridad. Porque ya no es que España se beneficie de todos esos minerales extraídos, sino que en los últimos años, ya hay empresas de capital español que se explota yacimientos en países como Chad, Sudán…

Si Vox quiere España para los españoles, que cuide mucho cuánto gas y petróleo consume, que la Unión Europea importa la mitad del petróleo que precisa; que mire qué prendas viste, si proceden de los talleres que empresarios Marca España mantienen en régimen de semiesclavitud en Tánger; que tenga en cuenta que la deforestación ilegal de África trae madera barata a nuestro país mientras allí provoca desplazamientos de poblaciones enteras… Las prácticas ilegales, no sólo de esa explotación forestal, sino de la pesca y el comercio de fauna y flora silvestre roban a África cada año unos 30.000 millones de dólares. Es el caso, por ejmplo, del robo de los bancos de pesca del Sáhara Occidental por parte de la flota española… ahí manda más «África para los españoles». Una vergüenza.

«Bueno», dirán las hordas fascistas, «pero nosotros les damos ayuda a la cooperación y el desarrollo». Migajas. Informes de organismos como Global Justice Now destapan cómo a las multinacionales europeas no les basta con robar los recursos naturales mientras explotan a la población, siembran semillas de conflictos armados o envenenan los ríos con cianuro, también manipulan el valor de sus importaciones o exportaciones para pagar menos impuestos… además de operar en paraísos fiscales.

¿España para los españoles? Cuando África para l@s african@s. Mientras no sea así, que al menos les reste un mínimo de responsabilidad a est@s fascistas (quienes ya están en el Congreso y quienes l@s votaron) y sean consecuentes en nuestro país con la situación que propician al otro lado del Estrecho de Gibraltar.