Posos de anarquía

La Marcha Saharaui contra el bloqueo mediático

La Marcha Saharaui durante una de sus numerosas etapas. - Marcha Saharaui

Todo el Sáhara Occidental está ocupado por Marruecos... ¿Todo? ¡No! Unos campamentos poblados por irreductibles saharauis resisten, todavía y como siempre, al invasor. Trasladando el principio de los populares libros de Asterix a la que fuera la Provincia 53 de España, no cabe más que expresar admiración por el pueblo saharaui y su resiliencia, término que ahora se ha puesto de moda y que este pueblo lleva practicando desde hace más de 40 años. Y hoy, además, una admiración que extiendo hacia el movimiento solidario español que se plasma en la primera Marcha por la Libertad del Pueblo Saharaui. que mañana llega a Madrid.

Desde hace siete meses se libra una guerra en el Sáhara Occidental, tras de la ruptura de un alto el fuego de tres décadas por parte de Marruecos. Precisamente durante esta contienda, el tan nombrado líder del Frente Polisario y presidente de la RASD (República Árabe Saharaui Democrática), Brahim Ghali, sufrió un intento de asesinato con un drone, ordenado por Rabat y con el apoyo tecnológico de Israel.

De manera paralela a este enfrentamiento, la represión a la población saharaui en los Territorios Ocupados por parte de policías y militares marroquíes se ha vuelto absolutamente insoportable, habiendo llegado, incluso, a violar impunemente a activistas saharauis.  Poco o nada habrán leído al respecto debido al bloqueo informativo del que es cómplice la mayor parte de la prensa española -con honrosas excepciones como las de este medio- y que, precisamente esa Marcha Saharaui trata de romper.

Mañana llegan a Madrid las diferentes columnas que desde el pasado 20 de mayo han recorrido más de 3.000 kilómetros por toda España. Son centenares de personas que de norte a sur y de este a oeste, de manera absolutamente desinteresada, han trabajado duro para organizar y participar en esta iniciativa histórica en toda España. La logística de una marcha de esta naturaleza no es sencilla, la gestión de los permisos, de los alojamientos, de los encuentros con las distintas autoridades... de los más de 100 encuentros culturales realizados durante este mes por toda la geografía española... todo ello con el condicionante de la pandemia sin dejar de poner las cosas aún más difíciles.


Nada de eso ha hecho desfallecer a l@s marchantes, a pie de carretera y en sus hogares, pegados a los teléfonos móviles y ordenadores prestando ese apoyo logísitico. Mientras, en términos generales, la prensa nacional ha optado por ignorar la Marcha Saharaui, la prensa local sí ha cumplido con su razón de ser y ha cubierto las diferentes etapas de las distintas columnas. En realidad, es un fiel reflejo de lo que lleva sucediendo desde hace cuatro décadas con el conflicto del Sáhara Occidental: del mismo modo que el Gobierno de España falta a su deber y es el pueblo español el que sí acepta su responsabilidad histórica, la prensa nacional se alinea con el silencio y la local rompe el bloque informativo. El cambio vendrá de abajo a arriba y no a la inversa.

Programación de este 'fin de semana saharaui' en Madrid. - Marcha Saharaui

Este fin de semana, el cansancio de un mes de caminata se esfumará para transformarse en ilusión, en esperanza, en un gran abrazo solidario hispano-saharaui de personas que llevan semanas trabajando codo con codo en la distancia y convergerán en la capital. Mañana viernes, a las 13:00 horas todas las columnas se dirigirán al ministerio de Asuntos Exteriores y entregarán las decenas de miles de firmas recogidas exigiendo un Sáhara Libre y que, sumadas a la campaña anterior supera el medio millón.

Será el prólogo de un sábado en el que por la mañana la marcha se estirará algo más de un kilómetro adicional, desde la Plaza de España a la Puerta del Sol, a la que no sólo se sumarán las columnas llegadas a Madrid, sino gente de todo el país en los autobuses que se han fletado. A la tarde y como broche, la gala solidaria de cierre, cuyas entradas ya están a la venta (incluida Fila 0), servirá de prueba irrefutable de cómo la cultura, los versos y los acordes suenan más que los bombardeos y el terror que quiere imponer Mohamed VI. Igual que a l@s marchantes les resta un último esfuerzo hasta llegar mañana a Madrid, falta un empujón a la venta de entradas de esa gala, de esa muestra final de apoyo a la iniciativa, en la que actuarán artistas saharauis como Aziza Brahim e Yslem Hijo del Desierto y los españoles Muerdo y Pedro Pastor.


Hace unos días, Tesh Sidi, portavoz de la Asociación Saharaui Comunidad de Madrid, me describía emocionada la expectación generada por todo cuanto sucederá este fin de semana en Madrid. Ella fue la que me dijo que  "será un día de encuentro de emociones y personas que llevan mucho tiempo colaborando en esta lucha compartida y al fin podrán verse en persona". Toda mi admiración y mi aplauso por todas esas personas que, como el pueblo saharaui, se mantienen irreductibles, todavía y como siempre, al invasor... y a sus cómplices que silencian.