Punto de Fisión

El bueno, el feo y el malo

La patata caliente que lanzó Pablo Iglesias a Pdr Snchz ha ido rodando de mano en mano y al final le puede acabar dando en la cara a él. El escenario que quedó tras las elecciones era un frágil sistema de amenazas semejante a esos duelos a tres o a cuatro que Tarantino suele meter en casi todas sus películas. Un pistolero apunta a otro mientras otro le apunta a él y así hasta la fatiga. Unas veces la pistola enfoca a la cara, otras al vientre, otras a los huevos. El resultado siempre es una balacera disparatada, espectacular, con mucha sangre, con muchos gritos, con mucho ruido y pocas nueces.

"No son maneras de hacer las cosas" le dijo Snchz a Iglesias al recibir en público una oferta que más bien sonaba a ultimátum. En la política tradicional este tipo de cosas suelen hacerse en la intimidad, a oscuras y mediante silenciadores. Al encender la luz para que acudieran los taquígrafos, Iglesias dejó la política con las vergüenzas y las cucarachas al aire, incluidas las propias. Reclamar la vicepresidencia en un gobierno del PSOE sonaba un poco raro, como un jedi apuntándose a un cursillo de control de la ira dirigido por Darth Vader. Sí, es cierto que los jedis están ahí para vigilar que a la Casta no se le vaya con la mano con la Estrella de la Muerte, pero todo el mundo sabe lo difícil que es resistirse al poder del lado oscuro. Varoufakis lo ha expresado en términos técnicos: "Cualquier gobierno liderado por el PSOE en que participe Podemos tendrá atadas las manos por la troika y, a corto plazo, socavará la integridad de Podemos".

Teniendo en cuenta que los chavales de morado son expertos en política y juegos de estrategia, y que además han visto un montón de películas y teleseries, hay que suponer que se trataba de un riesgo asumido, una variante que ya habían planteado. Confiaban en que Pdr Snchz no entraría al trapo, puesto que la del viernes era una oferta que no podía no rechazar. Al ponerlo entre la espada y la pared, se pretendía que cayera por un pozo: iniciar su proceso de demolición a base de cuchilladas por la espalda, que son las que más duelen; usurpar el espectro político que ocupa el PSOE, tal como hizo Syriza con el PASOK, que se hundió en las últimas elecciones griegas. La diferencia es que el PASOK se fundó ayer, como quien dice, mientras que el PSOE es el partido más viejo de este país. Tiene casi siglo y medio de existencia y ya se las sabe todas.

El tiempo dirá -y lo va a decir muy pronto- si la maniobra de Podemos ha sido un tiro al aire, un acierto o un enorme error ético, estratégico y estético. En las películas de Tarantino el que dispara primero suele contar con ventaja, pero esto del duelo múltiple se lo copió -como buena parte de su cine- al gran Sergio Leone, que ya trazó un triángulo mortal en el desenlace geométrico de El bueno, el feo y el malo. A veces, el que desenfuda más rápido se pega un balazo en el pie. Si Mariano ha sobrevivido tanto tiempo a estos tiroteos es por su costumbre de permanecer quieto como un muerto esperando que pasen las balas.