¿La crisis como oportunidad?

Pere Vilanova
Catedrático de Ciencia Política

La UE se está inventando sobre la marcha (de la crisis) una peculiar modalidad de “control político del Gobierno”, que como sabe todo estudiante de Ciencia Política o de Derecho Constitucional, es una de las tareas que compete al Parlamento, además de legislar. Ya sabemos que, salvo excepciones, la democracia representativa (al menos europeo-continental) ha derivado en sentido contrario: normalmente, la mayoría parlamentaria garantiza al Gobierno un apoyo mecánico y matemático. Cuando tiene mayoría absoluta esa regla no tiene excepciones; cuando esa mayoría es relativa, dependerá de la habilidad del gobernante al establecer coaliciones estables o puntuales.

Pero todo esto no viene al caso porque no tiene nada que ver con esa nueva variante según la cual “Bruselas” (esa especie de Objeto Constitutivo Volante No Identificado u OVCNI) decide que Berlusconi o Papandreu deben ser cambiados por otros. Lo más interesante del caso es que las opiniones públicas griega, italiana y a muchos de nosotros, eso nos parece razonable o como mucho nos parece inevitable y “a lo mejor funciona”. Puede que sí y puede que no. La variable en cuestión incluye que “Bruselas”, o “los mercados” (o algún otro OVCNI) impongan no sólo grandes orientaciones macroeconómicas, sino un manual de instrucciones muy detallado de cómo recortar, de modo que el objetivo es cero deuda y cero déficit.

Colapsado el consumo, cerrado el crédito a todos los niveles, y mandando al paro a más y más gente (es decir, transfiriendo más carga social al ya maltratado esqueleto del Estado social), ¿funcionará el manual? Puede que sí y puede que no. Resultado: cero autonomía política para los gobiernos de la UE fuera de esos márgenes tan rígidos. Ahorremos pues, pero… resulta que en Grecia, los gastos de Defensa en sus partidas “contribución a la Alianza Atlántica” (continuación de la compra del carísimo avión Eurofighter, piezas para carros de combate, gastos corrientes en adquisición de material, etc.) no sólo no disminuyen en 2012, sino que en algún caso aumentan (un 18 %). Pero resulta, manual de instrucciones OVCNI al margen, que los dos países de la UE que compran más material militar y defensa a Alemania son… Portugal y Grecia. La crisis como oportunidad.