Desde lejos

¡Muerte a los "sin papeles"!

Mensaje para los alcaldes y concejales de las ciudades y pueblos de España:

¡Ánimo, señoras y señores! ¿Que tienen ustedes problemas con los inmigrantes irregulares que pululan por sus poblaciones? ¿Que su presencia les obliga a asumir una serie de gastos indeseables, que estarían mucho mejor empleados en gente decente, de esa que tiene carnets y fotos, y buenas casas donde cada persona ocupa su propia cama y no la comparte a ratos con otros, en esa promiscuidad pecaminosa tan propia de toda esa gentuza que viene desde el culo del mundo con el propósito de chupar de nuestros recursos? Pues ya saben, ahí tienen el extraordinario ejemplo de los ayuntamientos de Vic y de Torrejón de Ardoz.

Nada, ustedes niéguense a empadronarlos. Impídanles recibir asistencia médica, prohíban que sus hijos vayan a la escuela, eviten que reciban ayuda de sus servicios sociales, condénenlos a vivir debajo de un puente y a alimentarse de los restos de nuestras basuras. Ignoren su existencia que, al fin y al cabo, como son negros, indígenas o del Este y, en cualquier caso, pobres, tampoco se merecen mucho más (aunque, eso sí, cuando alguien los contrate de manera ilegal, sin ningún derecho y en condiciones de semiesclavitud, háganse los tontos, que para algo servirán).

El éxito está garantizado: conseguirán que no lleguen más tipos y tipas de esos, que se vayan muchos de los que ya están en busca de lugares gobernados por blandengues y que los otros la palmen cualquier día de una enfermedad no curada, de inanición o de frío. Y, con un poco de suerte, hasta se comen entre ellos, que igual resulta que son caníbales. ¡Qué asco de personas!