Desenredando

Otra vez lo de los disfraces

Se acerca ese momento del año en el que una parte importante del mundo se prepara para vivir varios días de fiesta y algarabía despreocupadas. Muchas personas esperan con ilusión este momento y hay quienes lo viven como un ritual: llega el momento de comprar disfrazes y convertirse, aunque sea tan solo por una noche, en un personaje completamente diferente desplegando toda la creatividad y el ingenio de que se es capaz. Sí, Carnaval está a la vuelta de la esquina.

Y mientras para algunas personas carnaval es un momento de fiesta y diversión, para otras personas se convierte, como cada año, en un momento doloroso. ¿Por qué? Porque hay disfraces que se convierten en una caricatura ofensiva y menospreciable de determinadas identidades culturales.

A pesar de que ya hablé sobre la apropiación cultural hace algún tiempo, la proximidad del carnaval me parece una buena ocasión para recuperar el tema y recordarte que, si vas a salir a disfrazarte, hay algunas cuestiones que deberías tener en cuenta para evitar ofender a otras personas y para evitar que alguien pueda llamarte la atención porque tu disfraz es ofensivo.

Qué es la apropiación cultural

Esta es la eterna pregunta. Es una de las respuestas que más interés suscitan. Te dejo este vídeo en el que hablo brevemente sobre el tema.

La apropiación cultural explica por qué no está bien que te disfraces imitando a personas chinas, mexicanas o de alguna supuesta tribu africana. Disfrazarse usando elementos de otras comunidades es problemático, porque se pasa por alto la importancia cultural, el contexto histórico y las diferencias de poder que forman parte de ese elemento.

Habrá personas, porque esto pasa, que defenderán su derecho a disfrazarse representando a personas de otras culturas justificándose con alguna de las siguientes explicaciones:

    • Tienen derecho a la libertad de expresión
    • Que es "solo" un disfraz
    • Conocen a una persona de esa cultura determinada, o de otra cultura minorizada que no lo ve problemático

Lo problemático de estas justificaciones, por nombrar solo algunas cuestiones es lo siguiente.

Lo que para ti es un disfraz, es un elemento importante otra cultura  por la que una comunidad determinada ha sido castigada o masacrada por los efectos de la colonización. Occidente lleva decidiendo, desde la colonización, qué tiene valor y qué no lo tiene con respecto a otras comunidades.

La colonización se lleva lo que considera que tiene valor (practicando el extractivismo de recursos naturales) y elimina lo que considera que no lo tiene (tradición, religión, formas de organización políticas y comunitarias). Y de lo que no tiene valor, se permite la mofa. Y así es cómo se admite que esas culturas que, en muchos casos están en riesgo de desaparecer, se conviertan en disfraces

Conocer a alguien que forma parte de esa cultura y que te ha dicho que no le ofende que lleves un disfraz que representa a su comunidad no significa nada. Es como si dices que no eres racista porque tienes una amiga negra, o que no eres machista porque quieres mucho a tu madre, a tu mujer y a tu hija.

Determinar si incurres o no en la apropiación cultural no te corresponde a ti, sino a las personas cuyas culturas estás faltando al respeto con tu disfraz. Por lo tanto, tu libertad de expresión y lo que tú consideres que es o no apropiación quedan en un segundo plano.

En el momento en el que tú y tu grupo de amistades os planteéis un disfraz, te propongo que consideres algunos aspectos para evitar la apropiación cultural. Tómate la preparación de tu disfraz como un momento en el que también puedes obtener un aprendizaje y valora las siguientes cuestiones.

Identifica a qué cultura pertenece ese artículo. Conocer los orígenes de una prenda, peinado o complemento es sencillo, y es posible que una búsqueda en Google te dé pistas. Infórmate sobre la situación actual del grupo o comunidad a la que pertenece ese elemento que quieres utilizar. No basta con que sepas identificar a qué comunidad pertenece esa práctica, su origen y su historia. Infórmate de cuál es su situación actual y cómo le afectó la colonización o la esclavitud, porque seguro que lo hizo.

La apropiación cultural y los disfraces son el tema de cada año y me temo que lo seguirán siendo. Afortunadamente cada vez más personas entienden que para salir a pasarlo bien un día bailando, y en algunos casos bebiendo, no tienen por qué ser irrespetuosas con otras comunidades. Porque en carnavalo no todo vale.

Al final, toda esta cuestión de los disfraces y lo irrespetuosos que pueden llegar a ser con personas de otras comunidades se puede resumir de una forma muy rápida: si te genera dudas, no te lo pongas.