Desenredando

Por un Black Friday antirracista

Imagen con la que Media Markt anuncia el Black Friday 2021.- MEDIA MARKT

Se acerca esa época del año, previa a la Navidad, en la que se nos empieza a instar a consumir. Las ofertas del Black Friday —que pese a ser históricamente una tradición estadounidense, ya se ha asentado en prácticamente todo el mundo— empiezan cada vez antes y hoy quiero reflexionar contigo sobre el hecho de que el Black Friday también puede ser una oportunidad para la práctica antirracista.

El origen

Se ha especulado mucho sobre el origen de esta tradición. Se ha relacionado con la venta de personas negras esclavizadas, con la mayor caída de la bolsa de Nueva York  a principios del siglo XX y con cuestiones económicas. Pero si te interesa saber, puedes leer este artículo sobre su origen y así no tenemos que detenernos en esto.

Sea cual sea el origen, el Black Friday tiene una tendencia consumista cada vez más marcada. Se nos incita a comprar lo que sea, lo necesitemos o no. Así que, si vas a gastar, esta es una oportunidad para reflexionar sobre en qué inviertes tu dinero. Es una oportunidad para practicar el consumo responsable y, ya que estamos, para fomentar el consumo antirracista.

Consumo antirracista

Decidir en qué inviertes tu dinero también es un acto político. Con tus elecciones de compra puedes seguir perpetuando las desigualdades, la moda rápida la perpetuación de la explotación laboral, el extractivismo en otras latitudes, el impacto mediambiental y otras cuestiones. Así que, como ves, hay mucho en lo que pensar a la hora de consumir.


En este artículo quiero invitarte a invertir tu dinero en proyectos y negocios autogestionados por personas negras africanas y afrodescendientes porque la alianza antirracista también pasa por la reparación económica.

Y para que no saber en quién y qué invertir, cuando se trata de personas negras, y para que no tengas excusa con eso de «es que no conozco ningún proyecto afro», te voy a hacer algunas propuestas.

Productos y servicios

El Black Friday es una buena oportunidad para comprar productos para regalar de cara a las Navidades. Elisabeth Montero es ilustradora afrocaribeña con un gran talento, y su calendario 2022 es un buen regalo para estas fechas.

Si quieres regalar moda, Waissö Clothing, el proyecto de la diseñadora Verónica Bosio, mujer afrodescendiente de origen guineoecuatoriano, tiene diseños de inspiración africana. Kimonos, blusas y camisetas confeccionados con estampados africanos; y bisutería que recupera y revaloriza materiales como los caurís son alternativas interesantes a compras en grandes cadenas y marcas.

Proyectos afrocentrados

Si no te planteas comprar productos, invertir en proyectos afrocentrados es una opción. Cada vez hay más proyectos autogestionados por personas negras africanas y afrodescendientes que necesitan financiación para hacerse realidad.

Participar en la financiación de proyectos afrocentrados también es contribuir a la alianza antirracista. Algunos de esos proyectos afrocentrados se dedican a la creación de espacios para la comunidad, espacios en los que poder llevar a cabo actividades culturales creadas, producidas y gestionadas por y para personas negras, como el espacio de la Cooperativa Periferias Cimarronas, en Barcelona, un espacio que pretende dar cabida a diferentes eventos culturales desde una perspectiva afrofeminista y antirracista. Este colectivo pretende «convertir este espacio en un centro de cultura viva, en un lugar de encuentro, de reconocimientoparticipación e intercambio de haceres y saberes en el que promover el empoderamiento social y la difusión de la cultura, desde el autoempleo, el apoyo mutuo y la lucha contra todo tipo de discriminación». Participar en la recaudación de fondos para que este espacio sea una realidad también es fortalecer la alianza antirracista.

Otro proyecto para el que se están recaudando fondos es «Afro Utopía. Una historia de amor propio». Se trata de un proyecto creado por United Minds Ediciones. Es un cuento ilustrado para todas las edades, inspirado en los cuentos tradicionales para toda la familia. Tal y como dice la descripción del proyecto, «una de las principales intenciones de este libro es romper estereotipos y dar herramientas para el empoderamiento a la infancia, juventud y población afrodescendiente, además de dar a conocer una verdad sobre la complejidad de tener según qué identidades en según qué territorios». La importancia de este proyecto radica en la acuciante necesidad de referentes que tiene la comunidad afrodescendiente en el estado español. Si eres una persona blanca, puede resultar extraño para ti pensar en esa necesidad porque las personas blancas se ven representadas positivamente en todos los espacios; en cambio con las personas negras no pasa lo mismo. Por eso estos recursos son tan importantes, y tú puedes contribuir a que se haga realidad apoyándolo económicamente.

No basta con no ser racista

Estas son solo algunas ideas de proyectos en los que puedes invertir tu presupuesto para Black Friday, pero hay muchas más: otros proyectos de moda, cajas de resistencia, librerías, cursos y formaciones organizados por personas negras, etcétera.

Está muy bien que digas que no eres racista. Otro día, si eso ya hablamos de si lo eres o no lo eres; igual te llevas una sorpresa. Demasiadas personas piensan que por ser de izquierdas ya no son racistas, y en realidad no entienden cómo funciona la opresión racista.  En cualquier caso, ¿qué haces, aparte de considerarte no racista? Ya se ha dicho muchas veces que no basta con no ser racista. Hay que ser antirracista.

Ser antirracista es ir a las manifestaciones contra el racismo que se convocan desde el movimiento antirracista. Sueño con que llegue el día en que todas esas personas blancas que se tienen por no racistas llenen las calles, igual que las llenan el 8 de marzo, igual que las llenan el 28 de junio. Y ser antirracista también es apoyar las iniciativas afrocentradas y autogestionadas. Por lo tanto, no te limites a mirar y a decir que no eres racista. Eso no cambia nada. Eso solo te deja la conciencia tranquila a ti, pero al movimiento antirracista no le sirve de absolutamente nada. Involúcrate y pasa a la acción. Descoloniza tu consumo y aboga por un Black Friday antirracista.