Dominio público

TVE: además, machista

José Manuel Martín Medem

Miembro de la Comisión Ejecutiva del Sindicato de Periodistas de Madrid

José Manuel Martín Medem
Miembro de la Comisión Ejecutiva del Sindicato de Periodistas de Madrid

Con la información gubernamentalizada. Mal gestionada. Sin un presupuesto suficiente y garantizado. Castigando a los profesionales no incondicionales. Y además machista.

La TVE del Partido Popular eligió como primer cantante de 2017, inmediatamente después de las campanadas, a Maluma, acusado de machista por una canción cuyo estribillo dice lo siguiente: Estoy enamorado de cuatro babys. Siempre me dan lo que quiero. Chingan cuando yo les digo. Ninguna me pone pero.

Cuando comprobamos casi a diario que el machismo mata, ¿por qué el servicio público estatal elige para iniciar el año precisamente a ese cantante que ensucia la dignidad de las mujeres?

El Parlamento debería incluir en su agenda de cuestiones urgentes la democratización de RTVE para recuperar un servicio público de calidad que la Unión Europea considera imprescindible en una buena democracia.

Lo que sucede con la televisión estatal del PP y con la andaluza del PSOE confirma que el bipartidismo nunca se ha preocupado de verdad por garantizar un auténtico servicio público. Y la intervención de Ciudadanos en la reforma de la madrileña demuestra que el partido de la supuesta regeneración se ha instalado en la misma sintonía.

Los que reclamamos un Pacto de Estado para garantizar un servicio público de calidad, desde que la UCD y el PSOE impusieron en 1980 el pésimo Estatuto de la Radio y de la Televisión, no vemos en el tripartito la necesaria voluntad política para que ahora se pueda conseguir. Pero sin que todas las voces tengan las mismas oportunidades no hay posibilidad de competir en democracia.

Sólo queda la apelación a los ciudadanos para que entiendan la importancia de la radiotelevisión pública y exijan el pacto para un modelo estable y democrático.