Dominio público

¿Para qué sirven los partidos políticos?

Tomás Alberich

Sociólogo http://tomasalberich.blogspot.com/

Carmena y Errejón responden a esta pregunta: para que hagan lo que yo digo. Y si no lo hacen monto el mío (y punto).

2015: Tania Sánchez destroza IU. La derecha gana las elecciones por la mínima

A finales de 2014 se celebran primarias en IU Comunidad de Madrid para la elección de cabeza de lista a la presidencia regional. Tania Sánchez, a pesar de estar enfrentada a la dirección regional de su partido, gana las primarias con más del 70% de los votos. El resultado es claro, contundente y nadie lo pone en duda.

Apenas un mes después Tania anuncia que se va de IU y crea un nuevo partido, Convocatoria por Madrid. Arrastra con ella a un pequeño grupo de cuadros que se van de IU. A modo de explicación el grupo de Tania comenta que no se le estaba dejando trabajar libremente y que no se le estaba apoyando lo suficiente por parte de la dirección oficial. Es decir (cruda realidad): que no se le dejaba concurrir a las elecciones con el proyecto y la lista electoral que ella quisiera. IU queda descabezada a apenas cuatro meses de las elecciones y, celebradas estas, consigue el 4,2% de los votos. Al no llegar al 5% no consigue representación (por una injusta la Ley electoral). La suma de PSOE y Podemos se queda a la mínima distancia de la mayoría absoluta. En un sistema proporcional puro y sin la barrera del 5% IU hubiera obtenido 4 o 5 diputados y el bloque de las izquierdas hubiera gobernado.

Si Tania no hubiera hecho su operación secesionista, IU hubiera obtenido representación. Tania rompe IU a unos meses de las elecciones y aseguró repetidamente que su intención era para renovar y unir a la izquierda madrileña, cuando lo que hace es justamente lo contrario. Además, ante las preguntas de los periodistas, asegura repetidamente que no se irá a Podemos (en esa época era pareja de Pablo Iglesias). Unos meses después va en la lista de Podemos al Congreso de Diputados y consigue su acta, y ahí se queda.

El que gobierne la derecha, el PP en Madrid, tiene un nombre propio: la mayor responsable se llama Tania Sánchez.

2018. Manuela Carmena rompe Ahora Madrid

Desde 2017 Manuela Carmena asegura que no va a ser de nuevo candidata. A lo largo de 2018 se lanzan rumores desde su entorno de que "se lo está pensando". Que es posible convencerla. Realmente lo que está pasando es que el equipo de Carmena, internamente, están diciendo que solo se presentará con los que ella elija libremente. Que la lista o la hace ella y los suyos o nada. Finalmente anuncia que se presenta pero rompiendo la plataforma unitaria que la ha encumbrado.

¿Cómo y porqué llega Manuela Carmena a la Alcaldía madrileña? ¿quién la conocía un año antes de las elecciones? La historia es conocida, la recuerdo en unas líneas: desde 2013 gente del 15M, de movimientos sociales, de IU, de grupos más a la izquierda y, después, de Podemos, crean primero la plataforma Municipalia, copiando la iniciativa unitaria de Barcelona encabezada por Ada Colau, luego registran Ganemos y, finalmente, Podemos que está dentro y fuera de Ganemos, fuerza un pacto entre iguales y coloca a Carmena de cabeza de lista. Gran acierto táctico, sobre todo para quitarse de encima la imagen de perro flautas, jóvenes radicales, etc.

Conseguida esa imagen de encantadora presidenta, como dice Enric Juliana (La Vanguardia): "Los carmenitas descalzos que asisten a la simpática alcaldesa, una encantadora señora de setenta y cinco años que teje maniobras de lana, mientras se declara ajena a los pasteleos de la política…" Ajena a la política mientras "la política" esté ajena a ella, es decir mientras los partidos y colectivos que la pusieron ahí la dejen en paz y hacer lo que quiera.

La gestión de estos casi cuatro años es buena en general, sobre todo si la comparamos con los corruptos gobiernos anteriores. Ahora rompe Ahora Madrid, y plantea la incógnita de quién pasará por el estrecho aro de su nuevo partido, y de si no se estará facilitando, con estas maniobras, que retorne la derecha al gobierno de la capital.

2019. Iñigo Errejón rompe Podemos

La historia se repite con Errejón, y otra vez a cuatro meses de las elecciones.

Los medios. El jueves 17 Errejon-Carmena lanzan su bomba informativa y él sale en todos los medios de comunicación. En la Sexta durante horas, desde un primer especial del Intermedio ¿casualidad? el mismo jueves noche hasta dos especiales el sábado. Es chocante que el sábado 19 Iñigo no asiste a la reunión de las direcciones regionales de Podemos, donde está convocado junto con los candidatos en las CC.AA. y hubiera sido ocasión ideal para dar explicaciones. Pero si tiene tiempo para de nuevo, ser entrevistado y en esta ocasión durante más de una hora en la Sexta Noche, en horario de máxima audiencia. Donde explica, entre otras muchas cosas, que quiere "recuperar el espíritu original de Podemos", el que permitió ganar a Carmena en Madrid. Indica "si fue bueno para la capital ¿no será bueno para la Comunidad madrileña?  Se le olvida el detalle de que la operación actual poco tiene que ver con lo que fue la suma de Ganemos y Podemos en 2015.

Para defender el espíritu original de Podemos crea otro partido diferente y rompe Podemos, y con el que se va a presentar a las elecciones. Y que me echen de Podemos, así los malos son ellos que me expulsan. La historia de siempre. Como Tania. E igual que ahora Llamazares: no se va de IU, quiere presentarse de nuevo por IU en Asturias y a la vez monta otro partido, Actúa, y deja caer que quiere ser, a la vez, cabeza de lista a las elecciones europeas por Actúa. Total solo lleva algo de más de tres décadas viviendo de IU y de la política institucional representando a este partido, para qué le va a ser leal al final de su vida activa.

Confieso que me tragué las largas entrevistas en La Sexta a Errejón, inéditas en su extensión y elogios, continuadas con programas de tipo corazón, cocinando en su pequeño apartamento, me impactaron. Al ver a Errejón, al que siempre he considerado un gran político (ver entradas en este blog), tirar balones fuera constantemente, que no responde a las preguntas directas y que muestra la cara más hipócrita de un joven dirigente.

En las entrevistas trata de convencer de lo imposible: dice que es partidario de que las fuerzas progresistas se unan. Y cita explícitamente a Podemos, IU y Equo. Pero eso no lo plantea para que se haga desde su partido sino que para la sagrada unidad crea otro partido, para decir lo mismo pero desde fuera. Rompe la unidad en nombre de la unidad. Para decir exactamente lo mismo que llevan diciendo, desde hace más de un año, Podemos, IU, Equo, mareas, etc.: que hay que unirse, superar siglas, y concurrir juntos a las elecciones.

El mismo discurso de Tania Sánchez de hace cuatro años. Y ¿que consiguió? Como hemos dicho, romper un trozo de la izquierda y que el PP gobierne en Madrid.

A Errejón se le ha tratado mal en Podemos. Eso es evidente y lo hemos dicho muchos. Pero no puedes aceptar silenciosamente que te aparten de los puestos, a cambio del anuncio de que serás candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y, a pocos meses de las elecciones, decir que no, que no aceptas las reglas del juego. Que no aceptas el resultado de las primarias de tu partido, ni los pactos que está realizando con otros. La carta de Manuela-Iñigo la lanzan solo unos días después del acuerdo de Podemos con IU para que esta fuerza ocupe el nº 2 de la candidatura y el 25% de los puestos ¿Casualidad? O ¿será más bien que Iñigo ha estado tratando hasta el último momento de que la lista fuera la que él quería y, cuando ha visto que no, ha roto?

El proyecto Iñigo-Carmena: los partidos no sirven, yo sí

En el mismo proceso y estilo que Carmena, Iñigo viene a decir que las bases de los partidos no pintan nada. Que la acción colectiva no sirve. Que las organizaciones están obsoletas y que los nuevos caudillos mediáticos deben tener las manos libres para hacer lo que quieran.

Las estructuras de los partidos, los aparatos y sus jerarquías no caen bien a casi nadie. Pero la solución es más y mejor democracia interna. No que los encumbrados por las organizaciones a los puestos institucionales rompan con ellas porque consideran que, con el apoyo de algunos medios de comunicación y mensajes en las redes sociales, ya tienen bastante.

Antes los afiliados de base y "militantes" de los partidos se quejaban de que solo se les usaba para pegar carteles. Ahora se les usa para mover mensajes en las redes.

Así el discurso de Carmena y ahora el de Errejón, repetido machaconamente, es: yo trabajo para los madrileños. Lo importante es Madrid. Hay que superar a los partidos ¿Quién decide la relación entre el "pueblo", entre Madrid y su Presidente o alcaldesa?: yo, yo decido lo que hago y cómo lo hago. Por favor partidos: no molesten, estamos trabajando por su bienestar. Calladitos están más guapos.

Los partidos son una pesadez: burocracia , aparatos, normas, estatutos,… mejor ir por libre. Pero la acción colectiva, el consenso, la negociación, el pacto y el acuerdo ¿no son necesarios para transformar democráticamente la sociedad? Los estatutos y las normas son un royo pero, sin normas de funcionamiento y burocracia ¿existe acción colectiva democrática o solo líderes carismáticos supremos?

Y, finalmente, los factores económicos pesan. Y hay que explicarlos

¿Qué pasó cuando el concejal Carlos Sánchez-Mato quiso enfrentarse al ministro Montoro? Que pasó cuando seguramente el mejor concejal de Economía y Hacienda que ha tenido Madrid, que bajó enormemente la deuda, pero que el PP de Montoro no dejaba gastar el superávit en políticas sociales: pasó que Carmena le destituyó fulminantemente, para no tener que enfrentarse al Gobierno del PP.

¿Qué ha pasado con la operación especulativa de Chamartín? Que Carmena la ha firmado, a espaldas de todas las organizaciones de Ahora Madrid. ¿Por qué no la han sometido a referéndum si es la operación urbanística madrileña más importante de este siglo? Y sí permiten la participación directa en las cosas pequeñas ¿Qué opina Errejón sobre la operación Chamartín? No sabe no contesta. Quien si sabe es el BBVA que sacará en la operación cientos de millones de euros de beneficio (seguramente me quedo corto). ¿Por qué los poderes fácticos y grandes medios de comunicación (Prisa, El País, la Sexta…), han ido girando y apoyando cada vez más a ambos?

Carmena-Errejón son la cara amable del cambio, asumible por el sistema. La historia nos dice don van las escisiones por la izquierda. Las de IU: han acabado en el PSOE. Las de ahora casi seguro a la órbita del PSOE, empezando por Llamazares y su Actúa, el resto ¿A dónde irán?

Carmena-Errejón (y otras estrellas, Llamazares…) son gigantes con pies de barro. Sin un partido o plataforma de partidos que les sustente no podrán mantenerse en pie, salvo el breve tiempo mediático. Hace bastantes años, cuando el PSOE fichó a Cristina Almeida la puso de cabeza de lista a la Comunidad de Madrid y se justificó diciendo que es que "se salía en las encuestas". Resultado: el PSOE obtuvo los mismos resultados que en anteriores comicios. Simplemente había que agradecerle los servicios prestados, de haber roto un trozo de la IU de Anguita, entregando Nueva Izquierda a los socialistas. Ahora ¿la historia se repetirá?