Dominio público

¡¡¡Elecciones!!!

Tomás Alberich

Sociólogo

Entrevista a Pedro Sánchez (en La Sexta): repite más de diez veces que Unidas Podemos quería tener "un gobierno dentro del gobierno", quería que "hubiera dos gobiernos en el mismo gobierno", lo repite y lo vuelve a repetir… y que si se hacía gobierno de coalición le quitaría el sueño. Que ya no podría dormir. Pobrecito.

Pero ¿de dónde saca esto? ¿Aporta alguna prueba? Más bien parece una mentira bien urdida ¿Hay algo que demuestre que Unidas Podemos quería tener su propio gobierno dentro del gobierno? ¿En algún momento UP ha dicho algo de esto, explícita o al menos implícitamente?

Que UP diga que no se fía del PSOE no es una prueba. ¿A alguien le sorprendería que el PSOE no se fie de UP?: A NADIE. Se da por hecho.

Los partidos no nacen para fiarse unos de otros, los partidos nacen precisamente porque hay un número suficiente de gente que, colectivamente, no se fía de lo que existe, de lo que dicen los partidos existentes, y decide dar el paso a crear una nueva organización política. Lo importante no es "fiarse", como si de un grupo de amigos se tratara, lo importante son los acuerdos y las garantías para cumplir los acuerdos. Si no se cumplen, o una de las partes así lo considera, los pactos se rompen. Y por eso no se hunde el país. No me imagino a Angela Merkel diciendo que no pacta con el partido socialdemócrata porque no se fía de él. Ni a ningún otro dirigente europeo.

El partido de Errejón: Más España, Más País o mejor, directamente ¿Más Psoe

Errejón, el mayor responsable de que la derecha ultra siga gobernando en Madrid por partida doble (Comunidad y Ayto.) ha decidió presentarse con su partido, másyomismo le podríamos llamar, es gracioso si no fuera por las graves consecuencias políticas, económicas y sociales que tiene fragmentar aún más a la izquierda. Lo hizo Tania Sanchez, rompiendo IU hace casi cinco años, consecuencia: gobierno de la derecha en la Comunidad de Madrid. Le emuló Errejón con Podemos, después de ser elegido candidato te vas. Tania ahora va con él y es diputa en el grupo parlamentario regional.

Aunque al PSOE le pueda quitar algunos votos, apoya directamente la operación de Errejón, ya que su objetivo principal es dividir a todo lo que se mueva. En muchas provincias la presentación de Más País supone que ni ellos ni Unidas Podemos sacarán escaño y, por la Ley D’Hondt, los votos irán al partido más votado en la mayoría de los casos, es decir al Psoe , principal beneficiario.  Además, en las provincias con poca población, muchos votantes de izquierda saben esto y preferirán apostar por el voto útil, es decir votar al que seguro va a salir con diputados frente a la "derecha" o sea al PSOE de siempre.

Dicen los de Errejón que solo se presentarán en provincias grandes. No me lo creo. Después del amor solo hay un sentimiento humano igual de poderoso: el odio. Cuando la enemistad y el odio vienen después del desamor, sobre el mismo objeto amado que se siente traicionado y ahora torna en odiado, el sentimiento se multiplica. No es un problema personal, son dos colectivos de cuadros y dirigentes que ahora se odian mutuamente y sus egos les empujan a enfrentarse y a querer quedar por encima del otro. Pero es que además:

El PSOE tratará de convencer o de comprar a Errejón y a sus seguidores. Hará como en otras ocasiones históricas hizo: con Nueva Izquierda, escisión de IU, todos fueron al PSOE, antes lo hizo con Carrillo y su mesa de la unidad, todos acabaron en esa gran máquina centrípeta, la casa común. El PSOE es como el mismo capitalismo que tan bien defiende: gran polo de atracción, se lo traga todo. Es capaz de comer y vender cualquier cosa. Si una multinacional vende más diciendo que su nuevo modelo es "revolucionario" lo dirá, si cree que la imagen del Ché o del 15M vende la utilizará. Si es lo ecologista pintará de verde todos sus productos. El PSOE ensalza ahora a Errejón y quiso fichar a Manuela Carmena, a los que denostaba hace unos años.

Cuando hay poder, la tarta a repartir es grande y es fácil llegar a acuerdos. No como en los partidos a su izquierda, expertos en peleas y discutir por la ideología.

Y, además, Más País es una operación político-mediática, la izquierda domesticada, mimada por el poder y potenciada por un par de grandes grupos de comunicación que, a diario, nos repiten la importancia de Errejón, sus bondades, etc. y así seguirán hasta el 10N. Y si luego tienen que crucificarle le crucificarán como hicieron con otros.

No nos dirán que Errejón es experto en perder: perdió frente a Iglesias, repetidas veces. Perdió en la Comunidad de Madrid, pasando de posible Presidente a encabezar un grupo parlamentario de la oposición ¿Ha triunfado Errejón alguna vez, en algo?

Porqué Compromís prefiere ir con Errejón en vez de con UP: ha optado por ser cabeza de ratón en vez de cola de león.

Es decir, Compromís ha exigido que sus candidatos sean cabeza de lista en la comunidad valenciana y solo Errejón está por aceptarlo sin discusión y que, en la práctica, Compromís sea su referente en el país valenciano. Podemos e Izquierda Unida, que han tenido diputados regionales desde que se presentan, no estaban por regalar protagonismos: con Compromís el debate era en pie de igualdad, de tu a tu. Pero Compromís con Errejón el debate es sobre la base de que el nuevo partido no tiene aún existencia en Valencia.

Algo parecido puede ocurrir en Asturias con el partido Actúa de Gaspar Llamazares. Como otros antes Llamazares intentó romper Izquierda Unida pero la escisión fue escasa. Concurrió a las generales con gran alarde de medios (la mitad de la comunidad madrileña llena de farolas con sus carteles ¿quién lo pagó?) y sacó cero diputados.

Llamazares (y su Actúa a la que le quedan dos telediarios), Tania Sánchez, Errejón, Sabanés y muchos otros, tienen otras cosas en común para ir juntos a las próximas elecciones. Por ejemplo, llevan toda la vida, larga o corta según los casos, viviendo de la política, como representantes institucionales de sus sucesivos partidos. Y ahí quieren seguir hasta la jubilación. Si han pisado alguna vez una empresa de fuera ha sido el cero coma por ciento de su vida profesional.

Todo esto no quita citar que los errores de Unidas Podemos, y especialmente de la cúpula de Pablo Iglesias, hayan sido clamorosos. No los vamos a repetir aquí. Los hemos citado muchas veces en este blog y nos lo recuerdan a diario en los medios. El último más grave, rechazar la oferta del PSOE de gobierno conjunto, o darle motivos para que no exista. Iglesias los comete a cada poco y, desde luego, si el resultado del 10N no es bueno para UP debería de retirarse, ponerse a un lado al menos, de forma inmediata.

Pero una cosa es cometer errores políticos y otra muy distinta es cumplir la función de rompe-partidos, venderse y tratar de hundir a la izquierda.