Dominio público

Un Gobierno municipalista

Pedro Casares Hontañón

Portavoz de Economía del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso, diputado por Cantabria, y Secretario de Ordenación Territorial, Vivienda, Infraestructuras y Transportes del PSOE

Hay muchas formas de afrontar un reto, una crisis o una situación excepcional, como la que España atraviesa desde hace justo un año cuando se declaró la pandemia de la COVID19 por parte de la OMS y el Gobierno estableció el primer estado de alarma y el confinamiento de toda la población. Con la forma en la que se afrontan se evidencian los retos que se persiguen.

Estos días hemos conocido que el Gobierno de Pedro Sánchez ha puesto en marcha el mecanismo para compensar a las entidades locales por la caída de ingresos en el transporte público.

Un primer paso para activar un fondo para los entes locales por la caída de ingresos en el transporte, incluyéndose a los ayuntamientos, las diputaciones provinciales, los consejos y cabildos insulares, las mancomunidades y comarcas, así como las diputaciones forales, que prestan habitualmente el servicio regular de transporte público urbano o interurbano, con independencia de la modalidad de gestión del mismo. Una decisión que también se afronta con esa perspectiva de hacer frente al reto demográfico con la que el Gobierno quiere atender las necesidades de todos los rincones de nuestro país, siendo parte activa de la búsqueda de soluciones frente al éxodo de las zonas rurales.

Una inversión directa del Gobierno en las ciudades para cubrir el déficit del transporte urbano; y una demostración más de que estamos ante el primer Gobierno municipalista de estos cuarenta y dos años de democracia, que se ha marcado que de esta crisis sanitaria, económica y social quiere salir de la mano de todas las administraciones en ese objetivo compartido de no dejar a nadie atrás.

Pero no es la primera vez que este Gobierno demuestra que está comprometido con el diálogo y la interlocución permanente como instrumentos para la resolución de los problemas y para afrontar todos los retos del país de forma colectiva. El Gobierno ha permitido que los ayuntamientos usen sus remanentes sin límite y se ha prorrogado el uso del superávit para inversiones sostenibles, propuestas todas ellas acordadas con la Federación Española de Municipios y Provincias.

Y también ahora los entes locales están llamados a jugar un papel clave en la gestión de los Fondos Europeos, siendo protagonistas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Así, asumirán por ejemplo la gestión directa de fondos que se destinarán a proyectos de transición ecológica, movilidad, agenda urbana, reto demográfico, transporte, turismo, cultura y digitalización, porque el Gobierno de Pedro Sánchez entiende que son actores claves para la vertebración y cohesión social, y también para la gestión de determinados servicios públicos, en los que queremos avanzar en sostenibilidad. De esta forma, los ayuntamientos van a asumir la gestión de estos fondos en uno de los ejes clave para la recuperación como es la transición hacia un modelo de sociedad más sostenible.

Los ayuntamientos han demostrado durante la pandemia que son una de las primeras líneas de actuación para protegernos en cada rincón, y por tanto ahora más que nunca van a tener recursos para avanzar desde lo local en la reconstrucción, reactivación y recuperación económica y social del país. En esa tarea, van a contar siempre, como se está demostrando con hechos, con el apoyo del Gobierno de España.