Opinion · EconoNuestra

Ciudadanos: ¿Una política fiscal de centro?

J. Rodríguez y Antonio Sanabria
Economistas, miembros de econoNuestra

Durante el desarrollo de la operación Rivera, llevada a cabo por las elites y la oligarquía financiera (temerosas ante la crisis del bipartidismo) los grandes medios de su propiedad realizan todo tipo de elogios y se esmeran en realizar comparaciones laudatorias a cada cual más llamativa, y que en algún caso llegan a provocar vergüenza ajena.

Entre los elogios más llamativos están los que señalan que Ciudadanos representa el centro, el sentido común, el “cambio sensato”, y las propuestas realistas y no radicales para cambiar. Dejemos al margen el tema de la definición del término “centro político”, si realmente tal centro político existe, o solo es el discurso que consigue adquirir la hegemonía en un momento histórico dado. Algunos, con estilo hagiográfico, llegan a comparar a Rivera con un nuevo Adolfo Suárez, paradigma e inventor del llamado “centro político”.

Pues bien, para verificar si tal continuidad es cierta, comparemos la propuesta fiscal de Ciudadanos, concretamente la tarifa del IRPF que proponen, y el IRPF vigente desde 1979 durante el Gobierno de la Unión de Centro Democrático (UCD) de Suárez.

Tabla 1

CUADRO 1. Fuente: Cinco Días, 22-04-2015

En primer lugar, en el Cuadro 1 vemos la propuesta de tarifa del IRPF presentada por Ciudadanos el pasado mes de abril. En su propuesta, la tarifa del IRPF se reduce a 3 tramos de imposición, con un tipo impositivo 18% para rentas anuales de hasta 22.500 euros; un tipo del 28% para rentas entre 22.500 y 75.000 euros anuales; y otro del 42% para rentas superiores a 75.000 euros anuales. Respecto a la situación actual de la tarifa del IRPF, la propuesta de Ciudadanos supone una reducción tanto del número de tramos (actualmente tiene 5) y del tipo marginal máximo, desde el vigente situado en el 47%. Toda reducción de los tipos marginales máximos y de los tramos de imposición supone una reducción de la progresividad del IRPF, y por tanto de su equidad, que no olvidemos es un mandato constitucional en España, y muy habitual en los países europeos.

Ahora comparemos la propuesta fiscal de Ciudadanos con la tarifa del IRPF que fijó el gobierno paradigma del centro político en España, el Gobierno de UCD de Adolfo Suárez en 1979, y cuya política económica debería inspirar supuestamente a un partido que se define de “centro” como Ciudadanos.

La tarifa de IRPF del Gobierno Suárez en 1979, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y actualizada a precios del año 2015 se muestra en el Cuadro 2 a continuación. Este recoge un total de 28 tramos y un tipo marginal máximo del 66%. Con un simple vistazo para comparar la propuesta de Ciudadanos con la del Gobierno de UCD, se advierte la muy baja progresividad del IRPF propuesto por Rivera frente al vigente durante citado gobierno de Suárez.

Tabla 2

CUADRO 2. Fuente: BOE, 14-11-1979

En este sentido, la propuesta fiscal de Ciudadanos se alejaría, en términos de progresividad, del IRPF vigente durante el Gobierno de centro Adolfo Suárez, lo que se advierte si analiza la relación entre renta imponible y tipo medio. Esta relación es una de las medidas más usuales del grado de progresividad impositiva. Como se puede ver en el gráfico siguiente, la propuesta fiscal de Ciudadanos acelera su progresividad a partir de los tramos medios de renta, es decir entre 20.000 y 100.000 euros. Al respecto, es necesario recordar que el salario medio en España según el INE se sitúa en algo menos de 23.000 euros, y el salario mediano (es decir, el salario más frecuente) en algo más de 19.000 euros anuales. Mientras, la progresividad del IRPF propuesto por Ciudadanos se desaceleraría en los tramos elevados de renta, a partir de 100.000 euros anuales, y se estancaría en los tramos más elevados de renta, a partir de 300.000 euros. Dicho de otro modo, la propuesta de IRPF propuesta por el equipo de Rivera beneficia a la minoría con rentas más altas.

Figura 1

GRÁFICO 1

Por todo lo anterior, se puede concluir que, en términos comparativos, respecto a IRPF del gobierno de centro de Adolfo Suárez, la reforma del IRPF propuesta por Ciudadanos es escasamente progresiva, por no hablar de claramente neoconservadora. No en vano, la reforma fiscal propuesta por Ciudadanos coincide con los proyectos fiscales de la Fundación FAES de J. M. Aznar, sin que tenga por tanto relación alguna con el IRPF vigente durante el período de UCD.